Logo El Confidencial
marivent está en el aire frente a cabo de gata

La incógnita sobre las vacaciones de los Reyes: ¿Mallorca o Almería?

Todavía se desconoce dónde pasaran las vacaciones los Reyes de España. Algunas informaciones apuntan a Almería mientras que otras Palma de Mallorca.

Foto: Don Felipe y Doña Letizia en una imagen de archivo (Gtres)
Don Felipe y Doña Letizia en una imagen de archivo (Gtres)

Este martes, el diario digital La Voz de Almería publicaba que los Reyes de España estarían valorando pasar su primer verano como soberanos en el Parque Natural de Cabo de Gata. Según esa información, varios miembros de la Casa Real habrían estado buscando la residencia que ocuparía la familia Borbón-Ortiz en el mes de agosto. Los datos van más allá y el diario digital se aventura a decir que, tras pasar el puente de Todos los Santos visitando algunas ciudades de Andalucía, Don Felipe y Doña Letizia se habrían quedado prendados de Almería, y fue entonces cuando nació su deseo de veranear en el lugar.

Vanitatis se ha puesto en contacto con Zarzuela para corroborar la información. Sin embargo, desde la institución se niegan tales datos, aseguran que ha sido la Diputación de Almería la que ha hecho ese ofrecimiento, pero que ellos no han contestado, y añaden que todavía se sabe poco de lo que van a hacer los Reyes este verano, que seguro será muy movido. A pesar de que los viajes introductorios a las monarquías de otros países se dejarán para después de agosto, Felipe y Letizia ya cuentan en su agenda con un gran número de actos. Durante estos meses, los soberanos terminarán sus visitas programadas a los países vecinos –Portugal, Marruecos y Francia– y se centrarán en desplazarse hasta las 17 comunidades autónomas que forman España para presentarse como nuevos reyes. Asimismo, el 4 de agosto viajarán hasta la ciudad belga de Lieja, donde asistirán al acto conmemorativo del centenario del comienzo de la I Guerra Mundial.

Mallorca, un gran problema

Todavía se desconoce si Don Felipe y Doña Letizia pasarán algunos días en Palma de Mallorca este año. Por todos es sabido que a la nueva Reina no le acaba de gustar el ambiente que se respira en la isla. Así lo demostró el año pasado, cuando tan sólo pasó seis días en la capital balear. Doña Letizia llegó el 2 de agosto y el 7 ya estaba de vuelta en Madrid dejando al Rey y a sus hijas en la isla.

Los Reyes de España paseando por Mallorca con sus hijas (Gtres)
Los Reyes de España paseando por Mallorca con sus hijas (Gtres)

Felipe VI y su esposa solían perderse durante las dos últimas semanas de agosto cuando eran Príncipes de Asturias. Sin embargo, ahora que son Reyes no está claro si podrán seguir haciendo esto pues, teóricamente, tanto el presidente como los miembros del Gobierno deberían conocer exactamente el paradero de los soberanos. 

Fuentes cercanas a Zarzuela aseguran a este medio que si los nuevos Reyes tienen intención de romper el acuerdo tácito firmado entre la Casa Real y las autoridades y empresarios baleares, los cuales costearon el Fortuna, embarcación que ahora se intenta vender y por la que se habría interesado Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo, tal y como adelantó Vanitatis, este es el momento para hacerlo. "Si Felipe y Letizia pasan su primer verano como soberanos en Baleares se dará por sentado que esa especie de acuerdo, tan provechoso para los intereses turísticos de las islas, sigue vigente. Por tanto, es el momento preciso para cambiar". 

La duda es si, ahora que los empresarios y el Gobierno balear se encuentran molestos por cómo se ha gestado el abandono definitivo del Fortuna, los Reyes se atreverán a abrir el 'melón' de Mallorca, algo que a Letizia le apetecería más que a nadie. Cuando el Rey devolvió el Fortuna a patrimonio, los empresarios de la isla que lo habían financiado en el año 2000 se lo tomaron bastante mal y solicitaron, con el apoyo del Gobierno balear liderado por José Ramón Bauzá, que se les devolviera la embarcación, aduciendo que era "para el uso y disfrute de su Majestad el Rey y de los miembros de la Familia Real", es decir, que se trató de una "donación modal y finalista". El Fortuna se les devolvió, pero aquello se interpretó como un desaire. 

El regalo envenenado de Marivent

Vista de Marivent (Gtres)
Vista de Marivent (Gtres)

Además del Fortuna, el Gobierno balear también ha asumido siempre el coste de mantenimiento del palacio de Marivent, que ronda los dos millones de euros al año. Este palacio fue un regalo que la Diputación Provincial de Baleares hizo a los entonces Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, para que disfrutaran allí sus veranos, un claro reclamo para el turismo de la isla. Durante más de tres décadas, la Familia Real pasó el mes de agosto en Marivent, siendo esta la mejor campaña de publicidad posible para la comunidad.

Sin embargo, desde la llegada de Doña Letizia algo fue cambiando. A la Reina no le gustaba Mallorca y así lo hacía ver escapándose, junto a Don Felipe, fuera de nuestras fronteras cada verano. El resto de la familia también se fue dispersando. Don Juan Carlos cada vez pasaba menos tiempo en el palacio y la explosión del caso Nóos provocó que la infanta Cristina no volviera a pisar suelo mallorquín. La única que realmente disfruta de Marivent es la Reina Sofía. Ella, casi siempre acompañada por su hermana Irene, es quien pasa la mayor parte de sus vacaciones en Mallorca.

El conjunto de Marivent consta de 33.000 metros cuadrados. La segunda y la tercera planta están dedicadas a los Reyes y a los posibles invitados. Cuando entrar allí no era una ‘misión imposible’, en los años de la Transición, los fotógrafos pudieron captar con sus cámaras una decoración constituida por piezas de carácter mallorquín, un comedor y una sala de estar en los que hay un retrato del matrimonio Saridakis, primeros habitantes del palacio. También dos escalinatas que van a dar directamente al mar. Toda la decoración era bastante austera a finales de los 70, cuando la reina Doña Sofía llegó a elegir, incluso, sillas blancas de plástico para las terrazas.

Si las paredes del palacio de Marivent pudiesen hablar, podrían contar muchas anécdotas sobre los Borbones, aunque la historia de esas paredes viene de muy atrás. Fue construido a pie de mar en 1925 por el artista Juan de Saridakis y su fama posterior se debe a la estancia de la Familia Real allí cada verano. Supuso un encargo al arquitecto Guillem Forteza Pinya, que fue quien lo diseñó. Marivent no pertenece al conjunto de residencias de la Familia Real española, que gestiona Patrimonio Nacional. El palacio fue una especie de 'regalo' del Gobierno balear. La duda es si Doña Letizia se atreverá a desafiar el statu quo y plantar su sombrilla en el sur de España. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios