Logo El Confidencial
sufre arritmia cardíaca

El delicado estado de salud de la 'dolce' Paola de Bélgica

La madre del rey Felipe sufre arritmia cardíaca, un trastorno que le impide llevar una vida normal. De momento, se encuentra haciendo reposo en el palacio de Belvedere

Foto: Paola de Bélgica durante su juventud (CP)
Paola de Bélgica durante su juventud (CP)

No son buenos tiempos para la familia real belga. Cuando se está a punto de celebrar el primer aniversario del fallecimiento de la reina Fabiola, ha saltado a la luz que la reina Paola no se encuentra demasiado bien de salud. Fue en agosto de este año cuando la Casa Real de Bélgica comunicó que la madre del actual rey debería permanecer en reposo por unos meses. Dada la escasa información proporcionada desde la Corona, las teorías sobre el estado de salud de Paola empezaron a surgir. Apoplejía, ciática o un infarto cerebral fueron algunas de las enfermedades que explicaban por qué la reina estaba atrapada en la cama.

La reina Paola en una de sus últimas apariciones públicas (Gtres)
La reina Paola en una de sus últimas apariciones públicas (Gtres)

No ha sido hasta esta semana cuando, harto de rumores y conjeturas, el rey Felipe ha hecho público mediante un comunicado el verdadero diagnóstico de su madre. “Su Majestad la reina Paola sufre de arritmia cardíaca, se encuentra actualmente bajo tratamiento y monitoreo para determinar la terapia adecuada”, explicaba el escueto anuncio. Desde el mes de agosto, la reina se encuentra en el palacio de Belvedere, la residencia que ocupa desde que su esposo, el rey Alberto II, abdicó en favor de su primogénito. Tal y como comentan los principales medios del país, es posible que este reposo absoluto dure hasta las Navidades.

A causa de esta enfermedad, la reina Paola, y también el rey Alberto, ha cancelado todos las actos oficiales que tenía previstos para estos meses. Aunque su actividad institucional es muy inferior desde que su hijo accedió al trono, la italiana seguía asistiendo a algún que otro evento relacionado con su fundación. Para disculparse por su ausencia, la reina madre ya ha escrito cartas a todos aquellos que la esperaban con la intención de que la excusasen. Asimismo, Paola ya no podrá realizar los viajes por Italia y Francia que meses antes de su enfermedad solía llevar a cabo junto a su esposo.

El declive de la 'dolce' Paola

Desde que su marido abdicó el trono, la reina Paola sufrió un declive tanto personal como en popularidad. Los belgas todavía no le han perdonado que estando su hijo pequeño, el príncipe Laurent, en coma, decidiera irse de viaje a Italia. Por si eso fuera poco, mientras su vástago estaba ingresado en el hospital, Paola hizo público un comunicado sin el permiso del rey Felipe en el que aseguraba que Laurent “me da mucha pena porque es muy vulnerable”. Estas palabras no sentaron nada bien ni a Laurent ni al resto de los ciudadanos belgas, quienes no entendían que una madre pudiera actuar de esa manera.

La reina Paola, en una imagen de archivo (Gtres)
La reina Paola, en una imagen de archivo (Gtres)

Desde ese episodio, la popularidad de Paola cayó en picado y actualmente es uno de los miembros de la familia real belga menos querido. Esta perdida de popularidad supuso un duro golpe para Paola, quien en sus últimos años de reinado había conseguido ser vista como una buena reina. La madre del rey Felipe luchó mucho para que sus súbditos la respetaran como monarca, ya que su escandaloso pasado siempre estaba en mente de todos. Durante sus primeros años de matrimonio, Paola 'pasaba' de la institución y se dedicaba a vivir la 'dolce vita'. Con su pelo rubio como el oro y sus ojos azules, Paola causaba sensación entre los hombres y tuvo algún que otro escarceo. El rey Alberto no se quedaba corto y tuvo también varias amantes.

Eso provocó que su matrimonio se sumiese en una profunda crisis que ni los consejos religiosos de Balduino y Fabiola conseguían solucionar. Quienes más sufrieron la situación fueron los tres hijos de la pareja, Felipe, Astrid y Laurent, quienes veían cómo sus padres no se hacían cargo de ellos porque preferían irse de fiesta. Cuando Alberto accedió al trono tras la repentina muerte de su hermano Balduino, la relación entre ellos mejoró y ha sido en la vejez cuando han aprendido a vivir juntos y felices.

Paola y Albert en 2013 (Gtres)
Paola y Albert en 2013 (Gtres)

 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios