La última cena del rey Juan Carlos en Mallorca: dónde, con quién y por qué
  1. Casas Reales
LA BUENA MESA

La última cena del rey Juan Carlos en Mallorca: dónde, con quién y por qué

Antes de abandonar la isla, y después de la buena sintonía demostrada con la reina Sofía, el emérito se reunió con algunos viejos amigos

Foto: El rey Juan Carlos, en una boda en Granada. (Getty)
El rey Juan Carlos, en una boda en Granada. (Getty)

Don Juan Carlos ha pasado el tiempo justo en Mallorca. Apareció el viernes pasado con la reina Sofía y la infanta Elena. El martes retomaba su vida de jubilado real y volaba a Finlandia para compartir con Pedro Campos y el resto de la tripulación del Bribón los entrenamientos para la Copa del Mundo de barcos clásicos 6M.

Estos cuatro días han sido suficientes para mostrar la aparente buena sintonía con doña Sofía que ha sorprendido públicamente. Acudieron los dos al club de tenis de Rafa Nadal, se fotografiaron con la familia del campeón (abuelas, padres, sobrinos y novia) y después, cada uno a lo suyo. Doña Sofía de vuelta al palacio de Marivent, donde se encontraba la infanta Elena y la princesa Irene, mientras que el monarca jubilado prefirió el ambiente de amigos y se fue a cenar con el grupo de cercanos que le quedan en la isla: Miguel Arias y Manolo Piñera.

El lugar elegido, como no podía ser otro, fue el restaurante Flanigan en Portals, propiedad de Miguel Arias. El motivo del encuentro era celebrar el cumpleaños de Isabel, la mujer de Arias. A esta última cena, antes de desaparecer de la isla, se unieron Sara y Miguel (hijos de los anfitriones) y Manuel Piñera Gil-Delgado. Este empresario suele ser el acompañante habitual de don Juan Carlos en las ferias taurinas, ya sea en Madrid o en cualquier ciudad de España. A veces se le ha confundido por su aspecto físico con José Manuel Romero, conde de Fontao y asesor jurídico de la Casa Real, que aconsejó a Iñaki Urdangarin que abandonara Nóos.

El Rey y sus amistades cenaron en la terraza, un lugar muy visible que sirvió para que los conocidos, que también habían elegido Flanigan, se acercaran a saludarlo. Cristina Macaya, la dama más influyente de Mallorca, y la condesa del Asalto Teresa Domecq fueron algunas de las personas que quisieron homenajear a don Juan Carlos.

Rey Don Juan Carlos