Burt Reynolds, el actor mejor pagado de su época, también fue el más promiscuo
  1. Celebrities
falleció a los 82 años

Burt Reynolds, el actor mejor pagado de su época, también fue el más promiscuo

La leyenda del cine batió todos los récords posibles a finales de los 70. Aunque tuvo una larga lista de amantes, nunca se recuperó de la ruptura con Sally Field, el gran amor de su vida

placeholder Foto: Burt Reynolds, en 1972. (Getty)
Burt Reynolds, en 1972. (Getty)

Burt Reynolds inventó el bigote tal y como se conoce en la actualidad; es algo innegable. Podemos decir que fue el primer ‘hipster’ en recortarse la barba y hacer viral el mostacho. También inventó el prototipo de ‘machote’ de la gran pantalla que tanto calaría en los años venideros. Y ahora estaba a punto de inventar la reinvención profesional a los 82 años, gracias al esperado filme ‘Once Upon a Time in Hollywood’, de Quentin Tarantino, de donde la leyenda iba a formar parte.

Por desgracia moría ayer, en Jupiter (Florida), de un paro cardíaco. Venía acarreando dolencias de corazón desde hace cerca de una década. Un tiempo en el que había alcanzado la estabilidad por sí mismo, algo que nunca consiguió de joven, ya que su lista de amantes supera a la de cualquier casanova actual. Su primer affaire mediático tuvo lugar en 1960, cuando se comprometió con la bellísima Lori Nelson, modelo y actriz americana que no tardó en darle calabazas cuando descubrió su espíritu mujeriego.

[Lea aquí: Muere el actor Burt Reynolds a los 82 años de edad]

La que sí cayó en sus redes amorosas fue Judy Carne, primera esposa del intérprete, con quien vivió durante dos años (1963-1965). Fue su primer amor, pero sin duda uno de los menos relevantes. Más tarde vendría Inger Stevens, una estrella de la época con quien tuvo un amor pasajero en 1970; decimos pasajero porque ella acabó por suicidarse en la cumbre de su carrera ese mismo año.

placeholder Reynolds en 2017, durante el Tribeca Film Festival. (Getty)
Reynolds en 2017, durante el Tribeca Film Festival. (Getty)

Reynolds, que no sabía de pesares, no tardó en rehacer su vida con algunos fugaces pero archiconocidos rolletes: Mamie Van Doren en 1971 (la actriz y cantante inventó el look Marilyn Monroe), Sarah Miles en 1972 o Lorna Luft en 1974, esta última hija de la mítica Judy Garland y hermanastra de Liza Minnelli. Todo un partidazo para aumentar su inminente popularidad.

Y llegó el amor de su vida

Reynolds no tenía vergüenza a nada, demostrado quedó en la portada de la revista ‘Cosmopolitan’ cuando realizó su desnudo integral en 1972, algo excepcional entre los varones de la época. Recientemente, el presentador Mario López le rendiría tributo desnudándose en otra famosa publicación -sin tanta repercusión, claro está-. Fue este espíritu caradura quizás el que engatusó a Dinah Sore, famosísima cantante de los 70 con la que la cosa no cuajó como con Chris Evert, con quien se le relacionó en 1977, año de su meteórica ascensión.

placeholder Burt y Sally, una pareja mediática de la época. (Cortesía)
Burt y Sally, una pareja mediática de la época. (Cortesía)

Eso sí, antes de llegar a la cima, llegó al lecho de Tammy Wynette, quien lo acompañó en su primer gran taquillazo con ‘Dos pícaros con suerte’ (1977), donde compartió cartel junto a Sally Field, el gran amor de su vida. Fueron pareja desde 1977 hasta 1981, aunque él la recordó hasta el día de su muerte, como reconocía recientemente en una entrevista en el programa ‘Today’ de la NBC. La recordó durante 40 años, mientras reconocía que había sido un estúpido perdiéndola, un sentimiento de culpabilidad que nunca se pudo quitar del todo. Hace solo dos años reconoció a ‘Daily Mail’ que la seguía echando de menos, aunque Field no quiso contestar nunca en público a este tremendo halago.

Ella lo abandonó

Ella lo abandonó y él encontró refugio en Tawny Little, Miss América y personalidad televisiva que sirvió como entretenimiento para el actor que todavía vendía todo lo que tocaba. Se enamoró de él hasta las trancas, como se puede leer en la hemeroteca, aunque también suponemos que resultaba atractiva la etiqueta de ‘actor mejor pagado’ desde 1978 a 1983, título que más tarde le valió el idilio con la famosísima Loni Anderson, con quien se casó por segunda vez. Dicho amorío, el más longevo de su juventud, duró desde 1983 hasta 1994, cuando se divorciaban ya sin repercusión social o interés popular. Así, se dejaría querer por Kate Edelman Johnson desde 2003 hasta 2005, cuando su abarrotado currículum paró hasta la fecha.

placeholder Burt Reynolds y Lori Nelson. (Getty)
Burt Reynolds y Lori Nelson. (Getty)

Sus orgullos profesionales fueron las películas ‘Deliverance', 'Los caraduras' y 'Boogie Nights’; por esta última estuvo nominado al Oscar, premio que se le resistió y que la Academia le debe a día de hoy. No sería extraño que en la próxima edición le dieran un galardón póstumo, aunque el verdadero reconocimiento es el de haber pasado a la historia como el mayor picaflor del séptimo arte y no haber cargado el sambenito. Suponemos que se benefició de lo machista que era la industria cuando él era el rey.

Hollywood
El redactor recomienda