Logo El Confidencial
ARTE

Banksy, el grafitero misterioso, critica el consumismo en su primer documental

El siempre polémico graffiti vuelve a ser noticia. Amadas para algunos y odiadas para otros, lo cierto es que algo hay de arte detrás de las

El siempre polémico graffiti vuelve a ser noticia. Amadas para algunos y odiadas para otros, lo cierto es que algo hay de arte detrás de las pinturas callejeras. Ahora, un documental trata de mostrar esta realidad desde el particular punto de vista de Banksy, el nombre por el que se conoce al enigmático y más prolífico artista ‘guerrillero’ de todos los tiempos. Todo un gurú del street art que ha decidido ponerse detrás de la cámara para rodar, en sus propias palabras, “una película desastrosa sobre arte callejero”. Sin embargo, Exit Through the Gift Shop (título que hace alusión irónica a esos carteles que se encuentran en los museos y que nos obligan a atravesar la tienda de regalos antes de marcharnos) ha tenido una acogida extraordinaria en Sundance y en Berlín, calificándola como una astuta sátira sobre las celebrities, el consumismo y el mundo del arte. En España tendremos que esperar hasta el mes de octubre para sacar nuestras propias conclusiones sobre el debut cinematográfico de Banksy.
“La invisibilidad es una especie de superpoder”
El más famoso y cotizado artista callejero del mundo. El más admirado, y también criticado y perseguido. Misterioso, escurridizo, silencioso… Todo tipo de calificativos para una misma persona de la que conocemos poco más que su pseudónimo. ¿Quién se esconde tras la figura de este provocador artista que ha traspasado todas las fronteras posibles? La respuesta nadie la conoce. Lo único que se sabe sobre él es que se trata de un varón de raza blanca nacido en Bristol. Todo lo demás son meras conjeturas.
 
Y es que a pesar de gozar de una fama mundial, su identidad es posiblemente el secreto mejor guardado del arte británico. Desde 1992, su arte urbano, compuesto por interesantes piezas satíricas sobre política, cultura pop, moralidad y etnias, se extiende por muchas ciudades del mundo, desde Nueva Orleans hasta el muro de Cisjordania que separa Israel de Palestina, aunque la mayoría de sus obras se concentran en Londres. Sin embargo, debido a su obsesión por preservar su identidad en el mayor de los anonimatos, hasta el momento Banksy había rechazado todas las ofertas para llevar su vida a la gran pantalla. Ahora es él quien nos la muestra… a su manera.
 
“La sensación de no tener ni idea de cómo hacer una película fue lo que me llevó a afrontar ese reto”
 
Narrada por el actor galés Rhys Ifans (el desastroso colega de Hugh Grant en Notting Hill), amigo del artista, Exit Through the Gift Shop es la historia de Thierry Guetta, un excéntrico comerciante francés afincado en Los Angeles, aficionado a grabar todo lo que ocurre a su alrededor. Un día decide ponerse tras la cámara para realizar una película sobre el arte urbano y algunos de los más célebres artistas del street art, entre los que además de Banksy se encuentran el parisino Space Invader (conocido por sus mosaicos de marcianitos) o el estadounidense Shephard Fairey (famoso por sus pegatinas para la campaña de Obama).
En medio de la grabación, Banksy decide darle la vuelta a la cámara y grabar a Guetta, quien alentado por el primero se adentra en el fascinante mundo del arte urbano con el alias de Mr. Brainwash. La película contiene imágenes exclusivas de algunos de los más importantes grafiteros del momento. Se trata de mucho más que una película sobre el mundo del graffiti, ya que aborda una interesante reflexión sobre el mercantilismo del arte en nuestros días.
 
En una entrevista vía email para Time Out, Banksy defiende que no piensa en las críticas ni en la taquilla, sino que “simplemente quería hacer una película con la que los idiotas de mis amigos disfrutaran”, así como los motivos que le instaron a llevar a cabo el proyecto: “Se trataba de un nuevo tipo de arte que estaba emergiendo, un verdadero movimiento global que necesitaba ser grabado para que, años después, pueda ser recordado con precisión. Y ésa es la película que yo no he hecho”, comenta con sarcasmo.
 
Aunque la polémica esté más que servida, este documental será sin duda una cita imprescindible para conocer un poco más la obra de este genio de la escritura con graffiti y los stencils con plantilla que, además de decorar muros y fachadas de edificios con sus imágenes anticapitalistas y de protesta contra las injusticias sociales, ha conseguido que algunas de sus obras hayan sido expuestas en lugares como el MOMA o la Tate Modern Gallery, colgándolas él mismo de forma clandestina.
 
 “El modo más rápido de cargarse las ideas de un hombre es convirtiéndolo en un icono de moda”
 
Desde que salió a la luz que famosos como Brad Pitt o Angelina Jolie habían comprado algunas de sus obras, su arte se ha revalorizado mucho, y actualmente se vende por decenas de miles de euros en galerías y casas de subastas.
 
Así, diez de sus obras se adjudicaron por un total de medio millón de libras en la casa de subastas Bonhams. Según Gareth Williams, de dicha casa de subastas, "lo más increíble del 'fenómeno Banksy' no es su ascenso meteórico, ni las importantes sumas que se pagan ya por sus obras, sino el hecho de que el mismo establishment al que satiriza, le haya acogido entusiasmado".
El arte como moneda de cambio es una de las duras críticas que el artista denuncia habitualmente en sus obras, y ahora gana fuerza en Exit Through the Gift Shop. “Estoy pensando en abandonar el mundo del arte. Quiero hacer algo que sea un poco más creativo”, ironiza el propio Banksy en la misma entrevista para Time Out. Con todo y con eso, sólo queda preguntarse dónde irá a parar el dinero que se recaude con las entradas del que parece será el documental imprescindible del año.
Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios