Logo El Confidencial
SEVILLA Y OLÉ

Así se gestó el diseño de los cuatro vestidos de flamenca de Máxima y sus hijas

Si hace unos días las protagonistas eran las políticas autóctonas, ahora le toca el turno a la realeza. ¿La española? No, la holandesa

Foto: Las cuatro posan con el rey Guillermo. (Lagencia Grosby)
Las cuatro posan con el rey Guillermo. (Lagencia Grosby)

La Feria de Abril 2019 está batiendo récord de asistencia celebrity. Si hace unos días las protagonistas eran las políticas autóctonas, ahora le toca el turno a la realeza. ¿La española? No, la holandesa.

Sí, sí, como leen. Máxima de Holanda posó ayer junto a su marido, el rey Guillermo, y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane, en el Real de Sevilla perfectamente vestidas de gitana. Una estampa inédita y que pasará a la posteridad. En Sevilla se conocieron y enamoraron curiosamente Máxima y Guillermo de Holanda hace 20 años y ahora han querido celebrar por todo lo alto su larga y consolidada trayectoria en el amor.

Los cuatro vestidos, perfectamente armonizados. (Lagencia Grosby)
Los cuatro vestidos, perfectamente armonizados. (Lagencia Grosby)

Vestidos con historia

Y claro, los trajes no podían ser más perfectos, entre otras cosas porque ha sido en un taller hispalense, Fabiola 1987, donde se han diseñado y confeccionado estos cuatro trajes que darán la vuelta al mundo de portada en portada. Pero ¿cómo se gestó todo esto?

Según ha publicado la prensa local, Fabiola García Liñán, diseñadora de moda flamenca, recibió hace unos meses una visita de lo más inesperada cuya repercusión nunca podría haber imaginado. La señora elegantísima que entró ese día en su tienda era ni más ni menos que una enviada de la corte de los Países Bajos.

Incluso pasearon en coche de caballos por el Real. (Lagencia Grosby)
Incluso pasearon en coche de caballos por el Real. (Lagencia Grosby)

Días después recibió la llamada que le cambiaría la vida: la reina Máxima y sus hijas le encargaron cuatro vestidos, un encargo lleno de emoción y responsabilidad a partes iguales. Y es que sumado a la ilusión de vestir a una mujer como Máxima, estaba el hecho de no poder probarlas ya que todo se hizo sin que ninguna se pusiera un vestido hasta el día de hoy.

Desde luego, el resultado fue inmejorable, porque hasta cromáticamente estaban combinadas entre ellas. Según ha desvelado la diseñadora, el objetivo era que juntas recreasen los jardines de Andalucía o los patios cordobeses con sus colores. Y dicho y hecho.

Un color para cada una

Máxima se decantó por un vestido ‘royal blue’ en crepé de seda. Ligero, ajustado y combinado con un mantoncillo bordado en tono fresa y colores del mismo color que el vestido que contrastaba con el de su hija y heredera, la princesa Amalia, que lució un precioso vestido amarillo liso con el forro de los volantes de lunares color buganvilla. Sin duda, uno de los colores de moda de la Feria de este año.

La familia real holandesa al completo en Sevilla. (Lagencia Grosby)
La familia real holandesa al completo en Sevilla. (Lagencia Grosby)

Alexia y Ariane escogieron tonalidades verdes. Mientras la segunda hija de los reyes de Holanda se decantó por un traje de flamenca color verde agua liso, su hermana pequeña lució el único vestido estampado de las cuatro, con unos lunares en coral de lo más tradicional.

Cuatro vestidos de colores vibrantes y fuertes pero perfectamente armonizados entre sí que ha puesto en el mapa internacional este pequeño taller de Sevilla que sin duda se convertirá en uno de los más buscados de cara al año que viene.

¿Se animará alguna royal más?

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios