Celebra San Patricio con la negra más atractiva de Dublín en los mejores pubs
  1. Gastronomía
Pubs, cerveza y gastronomía

Celebra San Patricio con la negra más atractiva de Dublín en los mejores pubs

Irlandeses en todo el mundo celebran el día de San Patricio. Un homenaje al santo patrón de la ciudad de Dublín. Toda celebración pasa por disfrutar con su negra más atractiva

Foto: Celebra San Patricio con la negra más atractiva de Dublín en los mejores pubs
Celebra San Patricio con la negra más atractiva de Dublín en los mejores pubs

Desde Boston a Dubáiy de Sidney a CapeTown, irlandeses en todo el mundo celebran el día de San Patricio. Un homenaje al santo patrón de la ciudad de Dublín. Toda celebración pasa por disfrutar con la negra más atractiva de Dublín, una buena pinta de Guinness en la mano. Los pubs (acrónimo de public houses) de la ciudad, que nacieron como centros donde reunirse a beber y charlar, son el escenario al que acuden los dublineses en peregrinaje para festejar la mayor celebración de origen religioso en el mundo, tras la Navidad.

Son literalmente miles los pubs que inundan la ciudad. Unos nacieron al albor del esplendor victoriano de finales del XIX, con mostradores y barras de maderatallada, suelos de mosaicos y cristaleras de vidrio ‘eclesial’, yotros, más acogedores, que alumbraron la creatividad de escritores y poetas que se inspiraron con una pinta en la mesa para crear obras universales. El protagonista del Ulyses de Jayme Joyce, ese libro intrincado y complejo, ya nos advertía del peligro de pasear por Dublín: “Qué bien estaría poder atravesar Dublín sin parar en alguna de sus barras”.

Un recorrido por los pubs más emblemáticos de la ciudad nos lleva entre otros a visitar:

The Brazen Head. El pub más antiguo de la ciudad y supongo que del mundo, ya que dicen que lleva abierto desde el siglo XII. Su menú: alitas de pollo picantes y un buen T-Bone de auténtica carne irlandesa.

Toners. Abierto desde 1818, su actual dueño, Rory Guinness, afirma que en este local se sirven las mejores pintas de Guinness de la ciudad. No en vano es el único descendiente del fundador de la cervecera. Un conversador interesantísimo y animado con el que pasar horas charlando sobre rugby en el jardín trasero del pub.

The Temple Bar. El mítico pub de música irlandesa en directo, un lugar único. Su propuesta ostras ‘bañadas’ previamente en cerveza Guinness. Un gran salmón salvaje o estupendos y deliciosos sándwiches de varios pisos con un chupito de whisky.

Mulligans. Abierto desde 1782, ha sido uno de los pubs favoritos de periodistas y escritores durante años. Joyce era un asiduo, y de hecho, lo citó en el Ulyses.

The Stag’s Head. Desde 1770, uno de los mejores ejemplos de estilo victoriano y favorito de estudiantes del cercano Trinity College.

The Swan.Sirvió como refugio a los dublineses que se sublevaron contra las tropas inglesas y de cuya violencia aún hay vestigios en su interior. Conserva la barra y las tallas de madera originales de la época. Sean Lynch, su dueño, fue capitán de la selección irlandesa en el año 71, y se convirtió en ídolo al participar en la única derrota infringida a los 'kiwis' de Nueva Zelanda en la historia. Hoy aquí se sigue rindiendo tributo al rugby y es uno de los escenarios donde con mayor pasión se viven los partidos de este deporte de caballeros jugado por villanos.

Oneils.Es más que un pub, cuenta incluso con un pequeño hotel con unas pocas habitaciones donde alojarse. Sus salones son elegantes. Su propuesta, las consabidas pintas de Guinness, cremas del día y los tradicionales fish and chips.

The Gravity bar.No es un pub al uso, pero tiene las mejores vistas sobre toda la ciudad. Una pecera 360º en lo alto de la fábrica de Guinness, donde disfrutar desde la mítica y primera Porter hasta la tradicional Stout y algunos de sus originales aperitivos.

Cerveza
El redactor recomienda