Eugenia Martínez de Irujo, al borde del embargo por una deuda de 25.000 euros
  1. Noticias
NOTICIAS

Eugenia Martínez de Irujo, al borde del embargo por una deuda de 25.000 euros

En los próximos días, las cuentas de Eugenia Martínez de Irujo podrían ser embargadas. La batalla judicial que perdió contra el periodista Diego Arrabal y su

Foto: Eugenia Martínez de Irujo, al borde del embargo por una deuda de 25.000 euros
Eugenia Martínez de Irujo, al borde del embargo por una deuda de 25.000 euros

En los próximos días, las cuentas de Eugenia Martínez de Irujo podrían ser embargadas. La batalla judicial que perdió contra el periodista Diego Arrabal y su contumaz negativa a ingresar los 25.000 euros de las costas del proceso, han llevado al juzgado a requerir a la duquesa de Montoro el pago de dicha cantidad, bajo el apercibimiento de que en caso de no hacerlo se iniciará la vía de apremio que podría conducir al embargo de sus bienes. Citada el pasado 21 de septiembre, la duquesa no apareció por el juzgado, por lo que se ha ordenado que se le notifique el requerimiento personal de pago en su domicilio.

La hija de la Duquesa de Alba no evaluó los riesgos que corría cuando decidió querellarse contra Diego Arrabal por una entrevista publicada en la revista Diez Minutos en septiembre de 2004. Según contaba entonces la duquesa de Montoro, el periodista se habría hecho pasar por otra persona, en concreto por Javier Osborne, subdirector de la revista Hola, con quien la familia Alba tiene unas excepcionales relaciones. El periodista habría conseguido mediante este engaño grabar una conversación en la que ella confesaba su malestar por el romance que mantenía en ese momento su exmarido, Francisco Rivera, con Carla Goyanes.

Las suculentas declaraciones se publicaron bajo el titular: “Eugenia rompe su silencio”. Tuvieron repercusión en todos los medios de comunicación. Mientras Diego Arrabal no daba crédito a lo sencillo que le había resultado obtener la entrevista, Eugenia acudía a los juzgados para interponer una querella contra el periodista, para el que pedía tres años y medio de cárcel.

Derrotada en los juzgados

El 4 de mayo del 2009, la hija de la Duquesa de Alba y Diego Arrabal, acusado por un supuesto delito de descubrimiento y revelación de secretos, se veían las caras en el juzgado de lo penal número 30 de Madrid. Eugenia esgrimió sus argumentos, pero la sentencia dio la razón al periodista. Según el fallo, al que ha podido tener acceso Vanitatis, “la querellante concedió una entrevista a un periodista, este legítimamente grabó la conversación y las declaraciones así obtenidas se reprodujeron con fidelidad en una revista". La transcripción de la grabación demuestra que se solicitó autorización para la publicación".

Se condenó a la hija de la Duquesa de Alba a pagar los gastos y las costas procesales ocasionadas por su acción judicial. “Debe pechar con los gastos y perjuicios ocasionados a los acusados [Diego Arrabal y la revista Diez Minutos] con tan injustificada actuación, sometiéndoles no solo a la incertidumbre y angustia de ser acusados en un proceso penal, sino también a unos gastos que no es justo que corran de su cuenta”, escribió la juez.

Eugenia contraatacó interponiendo un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. En esta ocasión, la defensa de la duquesa de Montoro cuestionó la imparcialidad de la juez, pero de nada sirvió y en Enero del 2010 una nueva sentencia desestimaba íntegramente sus peticiones.

Eugenia no se presentó en el juzgado para abonar la deuda

Dos años después, el 9 de abril de 2012, Diego Arrabal solicitaba judicialmente un decreto de firmeza de la tasación de costas por el juicio celebrado. El periodista quería recuperar el dinero que se había gastado en abogados y procuradores durante el tiempo que duraron los procesos, tal y como había ordenado la juez. La diligencia, a la que ha tenido acceso este portal, ordenaba a Eugenia a depositar en una cuenta de consignaciones del juzgado "la cantidad de 12.874,87 euros, correpsondientes a la tasación de costas practicada el 4-03-2011 y 12.150,91 euros, correspondiente a la tasación de costas practicada el 26-01-2012". La duquesa de Montoro tenía quince días para efectuar el ingreso, pero ni depositó ese dinero ni utilizó la única vía legal que le quedaba: interponer un recurso.

Ante la negativa o el descuido por parte de Eugenia Martínez de Irujo de realizar el ingreso, el Juzgado de Ejecuciones Penales número 32 de Madrid ordenó requerir personalmente a la pequeña de los Alba el pago de dichas cantidades bajo apercibimiento de iniciar la vía de apremio contra la misma. Para ello debía presentarse el 21 de septiembre de este año, pero una vez más no lo hizo. A la Duquesa de Montoro ya no le quedaban ni recursos ni apelaciones posibles. Esta actitud ha provocado que el pasado 14 de octubre se acordase realizar el requerimiento de pago en su domicilio y, con su resultado, se acordará respecto del embargo de bienes solicitado por el periodista.

Si no paga, en los próximos días la juez podría acordar el embargo de sus cuentas o de su patrimonio a fin de saldar los 25.000 euros que debe al periodista que logró la exclusiva.