Jimmy Giménez Arnau se casa en 'secreto' para salvar la exclusiva
  1. Noticias
NOTICIAS

Jimmy Giménez Arnau se casa en 'secreto' para salvar la exclusiva

La diferencia de edad no ha sido un impedimento. Contra todo pronóstico, el escritor Jimmy Giménez Arnau, de 69 años, poco dado a los ceremoniales, ha

Foto: Jimmy Giménez Arnau se casa en 'secreto' para salvar la exclusiva
Jimmy Giménez Arnau se casa en 'secreto' para salvar la exclusiva

La diferencia de edad no ha sido un impedimento. Contra todo pronóstico, el escritor Jimmy Giménez Arnau, de 69 años, poco dado a los ceremoniales, ha contraído matrimonio con la periodista Sandra Salgado, de 34, el pasado jueves 11 de abril. A las doce de la mañana, el popular colaborador de televisión y su pareja accedían al interior de la Junta Municipal del distrito de Fuencarral (Madrid) donde, acompañados de dos testigos, se convirtieron en marido y mujer. Una ceremonia íntima, a la que tan sólo los amigos y familiares más cercanos de la pareja fueron invitados.

Las imágenes del enlace serán publicadas el próximo miércoles en la portada de una conocida revista del corazón. Los novios hicieron todo lo posible por salvaguardar la exclusiva. Los dos llegaron juntos en el mismo coche acompañados del fotógrafo encargado de hacer el reportaje. Cuando se percataron de que había reporteros esperando en la puerta, improvisaron una estrategia de despiste: entraron por la puerta de atrás. Primero lo hizo Sandra y después Jimmy. Conseguir una foto de los dos juntos fue casi imposible, lo evitaron por todos los medios. Hasta el juez tuvo que esperar, porque con tanto jaleo todo se retrasó.

A pesar del secretismo con el que se ha intentado celebrar la boda, Vanitatis ha podido conocer algunos de los detalles y hacerse con una de las fotos del enlace. El secreto mejor guardado suele ser el vestido de la novia. El traje elegido por Sandra para darse el ‘sí, quiero’ era de color beige, por debajo de la rodilla, con escote en pico y corte clásico. Este modelo era similar al que llevaba la madre de Sandra, que a la par hacía las veces de testigo, y que eligió el negro como color para la ocasión. Jimmy, fiel a su estilo, lució un traje oscuro combinado con una corbata de tonalidad clara.

Primeros pasos de un ‘velado’ romance

La pareja se conoció en el año 2006. En esa época, Sandra, que trabajaba para el programa de Telecinco Dolce Vita, fue la encargada de entrevistar a Jimmy Giménez Arnau días antes de que el tertuliano acudiese como invitado al plató. El flechazo entre el escritor y la joven periodista fue instantáneo y desde entonces no se han separado. El carácter discreto de Sandra hizo posible que poco trascendiese de esta relación hasta que, meses después, la prensa les ‘cazó’ juntos tomando el sol durante unas vacaciones.

No fue hasta marzo de 2011 cuando el escritor declaró públicamente sus sentimientos por la que a día de hoy es ya su esposa: “El amor de mi vida es Sandra Salgado. Es la mujer que más me he querido y la que más me  ha querido en toda mi vida. La pena es que la he conocido hace cuatro años, porque si la hubiese conocido hace veinticinco seguiría con ella. Me emociono al verla. Es inteligente, práctica, sería, responsable. Todo lo que no soy yo. Yo también soy el amor de su vida; ella encontró en mí cosas que no tenía en su vida”, confesaba en el plató de Sálvame Deluxe. Dos años después de estas declaraciones, Jimmy y Sandra son marido y mujer.

Segunda boda, segunda exclusiva

Esta segunda ceremonia dista mucho de la que protagonizó Jimmy el 3 de agosto de 1977 en el Pazo de Meirás, cuando se casaba con Marry Martínez Bordiú, hija de los Marqueses de Villaverde y nieta de Franco. Una unión que sólo duró dos años y fruto de la cual nació Leticia, una hija con la que el polémico colaborador de televisión  no mantiene ninguna relación desde hace años.

En esta ocasión, ni pompa, ni boato, ni ilustres invitados. Pero sí que existe un denominador común entre las dos bodas: la exclusiva. Si en 1977, un entonces jovencísimo Jimmy Giménez Arnau se embolsó un millón de pesetas (6.000 euros) al vender su enlace matrimonial, en esta ocasión la crisis y el perfil discreto de la novia harán difícil duplicar esa cifra.