Logo El Confidencial
este sábado

El hijo de Jorge Verstrynge y María Vidaurreta se casa en Sevilla

Tras cuatro años de relación, Eric Verstrynge y Carmen Ruiz pasan pasan por el altar de en la iglesia de San Jorge de la Santa Caridad de la ciudad hispalense

Foto: Jorge verstrynge, en una imagen de archivo (i.c.)
Jorge verstrynge, en una imagen de archivo (i.c.)

El próximo sábado, boda en Sevilla. Se casa Eric, el hijo pequeño del contertulio televisivo y cofundador de Alianza Popular –actual Partido Popular– Jorge Verstrynge. La madre, María Vidaurreta, fue una de las musas de los años ochenta, que se diferenciaba de Isabel Preysler y similares porque era licenciada y ejercía como profesora en la universidad. Tenía también la vertiente frívola y fue elegida lady España, un titulo que se otorgaba a las “señoras elegante” en vez del de miss “que era más ordinario”, según la alta sociedad de la época. La duquesa de Alba, Marta Chávarri y Carmen Cervera lo fueron también. Era un símbolo de distinción que invento Rafael Lozano, jefe de prensa de Julio Iglesias. La boda sevillana será el pretexto para que Verstrynge y Vidaurreta se vuelvan a ver, ya que la expareja no mantiene apenas contacto desde que se divorciaron.

Eric, de 32 años, es un abogado de éxito que trabaja en una entidad francesa. Realizo una doble licenciatura en la Universidad Complutense y en la Sorbona. Conoció a Carmen Ruiz, su novia, con la que mantiene una relación de cuatro años, en Marbella, donde ambos veranean. La novia es consultora financiera y reside en Madrid, aunque la familia es de Sevilla. Y de ahí que la liturgia nupcial se oficie en la iglesia de San Jorge de la Santa Caridad de la ciudad hispalense. Carmen irá vestida con un diseño de Elena Mareque, Eric de chaqué y Vidaurreta de Valentino. Todo muy tradicional; incluso los regalos de pedida. Un Rolex para él y una sortija con diamantes para ella.

El convite es en el Club Pineda, donde Marta Talegón, la amiga de la duquesa de Alba, se encargará del catering. Sus mesas de postres son espectaculares, como pudieron comprobar los amigos y familiares que acudieron en mayo pasado a la boda del hijo del marques de la Motilla y Carmen Tello. Habrá vals, flamenco y un saxofonista en el apartado musical. En cuanto a los invitados, ningún político en ejercicio, mucha gente joven, como Ramón Hermosilla y Borja Fraile, y los amigos de toda la vida de María Vidaurreta. Jorge, que va por libre, no se acompañará de ningún colega televisivo.

María Vidaurreta fue pionera en unir comercio con lo que ahora llaman glamour. Abrió una tienda de ropa en la madrileña calle Jorge Juan que se convirtió en centro de reunión social, con champán a granel. Allí hacían sus deberes sus hijos Sigfrido y Eric, a los que no afectaba el bullicio de la boutique en su concentración escolar.

Eran dos chicos educados que nunca quisieron tener presencia mediática. Ni cuando eran menores de edad ni después, con la mayoría. Tampoco hubo durante aquellos años reportajes familiares de los que tanto gustaban a Manuel Fraga como imagen de partido. Ni Verstrynge ni Vidaurreta entraron en ese juego. Su divorcio resultó complicado, pero lo resolvieron enseguida y cada uno hizo su vida. María con sus clases y temporadas en África y el exmarido de polemista ilustrado en programas de televisión.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios