Logo El Confidencial
un bulto en el pecho le ha cambiado la vida

Olvido Hormigos: "He renunciado al sexo. No me hacía feliz"

La exconcejala ha decidido dejar el placer fuera de su vida después de un susto que le ha hecho replantearse lo que es importante o no en su vida

Foto: Olvido Hormigos en una imagen de archivo (Gtres)
Olvido Hormigos en una imagen de archivo (Gtres)

Olvido Hormigos ha cambiado. Al menos de filosofía de vida. La exconcejala sociales de los Yébenes reconvertida en 'carne de reality' ha concedido una entrevista para la revista 'Lecturas' para comentar las últimas novedades en su vida, entre las que destaca el hecho de que ha renunciado al sexo como vía para hallar la felicidad tras el susto que le ha provocado el hecho de que le detectasen un bulto en el pecho que, finalmente, ha resultado ser benigno: “Estoy muy bien, muy tranquila, Este susto tan grande me ha hecho reflexionar sobre lo que es importante en mi vida. Ya lo sabía, pero esto me ha reafirmado que mi familia es lo primero”.

Portada de la revista 'Lecturas'
Portada de la revista 'Lecturas'

Esta nueva filosofía de vida pasa por dejar los placeres de la vida, que antes le endulzaban el día a día, a un lado: “No me reconozco en la mujer que fui. Pienso que cómo se me fue tanto la cabeza, el sexo no me daba la felicidad. Pienso en mis hijos y veo que no es normal lo que he hecho (...) He renunciado al sexo. Puedo pasar sin ello perfectamente. Pasé una etapa súperloca, cada vez que lo pienso digo: ¡Madre mía! No me hacía feliz, era solo sexo. Ahora me da igual, prefiero evitarlo. A la larga dices: ¿Para qué?”, confiesa Hormigos, que vive una etapa más feliz con su marido a pesar de que reconoce que su situación matrimonial ha cambiado muy poco y que en ocasiones piensa que es mejor que su marido se enamore de otra: “Si yo me enamorara locamente, contra el amor no se puede luchar, pero ahora no me hace falta la pasión, puedo vivir sin esas cosquillas en la tripa”.

Además, confiesa que ha aprovechado su paso por quirófano para sustituir las prótesis mamarias que se colocó hace una década: “Tengo un pecho nuevo. Este me lo han puesto detrás del músculo. Aún lo llevo muy mal porque tengo que dormir boca arriba y me cuesta mucho, me duele mucho la espalda. La primera vez que me lo operé fue hace unos diez años. Después de dar de mamar a mi segundo hijo, se me quedó un pezón invertido. Tenía mucho complejo, me metí en quirófano para sacarme el pezón y de paso me pusieron una prótesis chiquitita. Hace foco fui a ver a Ángel Martín, mi cirujano, y me dijo que una de las prótesis la tenía muy encapsulada y que me la tenía que cambiar”. Y así ha hecho y está orgullosa de presumir de nuevo escote y una vida más tranquila.  

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios