activa tu mañana

La mejor forma de quemar grasa en menos tiempo

Si te da pereza pasar horas y horas en el gimnasio pero quieres un entrenamiento rápido y efectivo el HIIT es perfecto para ti

El mundo del deporte y del fitness han reconvertido sus teorías tradicionales en los últimos años. ¿Cuántas veces has oído que para bajar de peso tenías que hacer, por lo menos, una hora de ejercicio cardiovascular al día? Pues debes saber que esta teoría ya está pasada de moda, y aunque ningún experto va a negar que no sea de ayuda, investigaciones y estudios han probado que hay otro tipo de ejercicios que, con menos tiempo, te harán perder más grasa.

¿Qué es el ejercicio de alta intensidad?

 

Una de estas corrientes es el entrenamiento de alta intensidad o HIIT ('High Intensive Interval Training'). Consiste en una serie de ejercicios aeróbicos que aceleran nuestras pulsaciones mucho más que el cardio tradicional. Se caracteriza por tener una corta duración, como máximo de 30 minutos, aunque hay rutinas que pueden durar menos de 10. La peculiaridad es que se realizan varios intervalos al máximo rendimiento, dejando pausas entre ellos.

Puesto que la exigencia en este entrenamiento es máxima, prestar atención a la ejecución es muy importante, además de adaptarlo al nivel físico de cada uno. Lógicamente, una persona con una vida activa tendrá una capacidad mayor para realizar el entrenamiento que una persona sedentaria. Si tu caso es este último, la clave es comenzar con un nivel sencillo y 'escuchar' bien a tu cuerpo para saber hasta dónde puedes llegar.

Aprovecha tus mañanas

Acabas de despertarte y después de toda la noche en la cama, tu cuerpo está relajado y tus pulsaciones son más bajas. La efectividad del HIIT por la mañana se multiplica, ya que vas a poner tus pulsaciones al 90% desde su mínima expresión. El contraste será mayor y el resto del día seguirás quemando calorías, incluso sentada en la silla de tu oficina.

Si ya te has concienciado y has sido capaz de levantarte (sabemos que acostumbrarse puede resultar duro al principio), lo que necesitas ahora es concentración y mucha energía. Todo el mundo sabe que el café nos ayuda a despertarnos, pero muchos deportistas lo utilizan también para mejorar su rendimiento físico. Tan sólo necesitas entre 15 y 45 minutos para que pase a tu torrente sanguíneo y puedas aprovechar sus propiedades.

El café, entre otras propiedades estimula la secreción de adrenalina, que también, aumenta el ritmo cardiaco, por lo que nuestros músculos se oxigenan mejor y se pueden realizar mejores esfuerzos. Además aumenta más el ritmo respiratorio lo que nos va a ayudar en la ejecución de nuestro circuito de alta intensidad.

Para afrontar tu mañana cargada de intensidad, la variedad Envivo Lungo de Nespresso puede ser una buena opción: largo, lo puedes combinar con leche, y con notas densas que recuerdan a maderas aromáticas y a galletas de jengibre.

 

 

Una rutina intensa necesita una música animada. Nuestra selección para tu circuito HIIT te dará un plus de energía. Pulsa aquí para escucharla.

 

Beneficios de las rutinas de alta intensidad

 

  • Mejoras en el consumo de oxígeno y la capacidad pulmonar: hay muchos estudios que demuestran la eficiencia pulmonar después de varias semanas practicando un entrenamiento de alta intensidad.
  • Quema de grasa: con este entrenamiento conseguirás quemar más grasa en menos tiempo que con el cardio tradicional. Esto se debe a que el metabolismo no está acostumbrado a este tipo de esfuerzos y utiliza los ácidos grasos como fuente de energía. Además, la aceleración del metabolismo que produce el entrenamiento HIIT, permite que el cuerpo siga quemando calorías 24 horas después de su ejecución, debido al Consumo de Oxígeno Postejercicio.
  • Facilita la pérdida de peso pero no de masa muscular: este entrenamiento se ha convertido un ejercicio perfecto para todos los culturistas y aficionados a las pesas. El trabajo cardiovascular tradicional, al ser más continuado favorece la pérdida de grasa pero también de masa muscular, mientras que el HIIT, al tratarse de un ejercicio explosivo más corto en el tiempo mantiene, e incluso favorece la construcción muscular.
  • Mejora de la resistencia a la insulina: permite que la glucosa que hay en el cuerpo se consuma como combustible rápidamente y no se almacena en los tejidos adiposos. Además, esta resistencia permite mejorar la capacidad de recuperación y de contracción muscular del cuerpo.

El desayuno perfecto

 

Después de un ejercicio intenso lo más importante es darle al cuerpo los nutrientes que necesita para recuperarse. Además, el desayuno es la comida más importante del día, de hecho, debe suponer aproximadamente un 25% de las calorías totales. 

Lo más importante de un desayuno completo es que contenga todos los macronutrientes, así que olvídate de la idea de tomar dos galletas. Además de aportarte una gran parte de vitaminas y minerales, desayunar te ayuda a mantener un peso más bajo, ya que te mantiene saciada y llegarás a la siguiente comida con menos hambre. 

Los ingredientes fundamentales para la primera comida del día son:

Hidratos de carbono: después de un ejercicio tan intenso, los hidratos son fundamentales para recuperar. Aleja la bollería industrial de tu despensa y opta por cereales completos que te aportarán fibra y te mantendrán saciado más tiempo.

 

 

 

Proteínas: en el caso del desayuno es muy típico el consumo de lácteos que contienen una importante cantidad de proteínas, ya sea leche, yogur, queso fresco… Además son una de las fuentes principales de calcio. Los huevos también se postulan como una buena alternativa para un desayuno salado, acompañados de jamón o pavo.

 

 

Grasas saludables: son tan necesarias como el resto de nutrientes, sobre todo por su aporte de Omega 3, que al contrario de lo que pueda parecer, ayuda a reducir la grasa corporal. Puedes incluir aceite de oliva o untar unas tostadas de pan integral con aguacate.

 

Especiales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios