Logo El Confidencial
DEJÓ LA MODA PARA CONVERTIRSE EN PRINCESA

La nuera de Aga Khan se salta las 'normas' y vuelve a posar como modelo en Miami

Renunció a su carrera como modelo para convertirse en princesa. También se convirtió al Islam. Ahora, vuelve a posar ante las cámaras en playas de Miami

El pasado mes de septiembre, la modelo Kendra Spears pasó a ser la princesa Salwa Aga Khan, tras contraer matrimonio con el príncipe Rahim, segundo hijo del líder espiritual de los musulmanes ismaelitas nazaríes y amigo personal del Rey don Juan Carlos. Su nueva condición real le obligaba no sólo a convertirse al Islam por amor, sino también a bajarse de las pasarelas para ocuparse a partir de ese momento de las fundaciones de la familia, que luchan por acabar con la pobreza en el mundo. No obstante, este fin de semana joven de 26 años ha sido ‘pillada’ posando ante las cámaras en Miami, retomando así su carrera como modelo.

Kendra en la portada de una revista de Tokyo
Kendra en la portada de una revista de Tokyo

Unas imágenes de la princesa Salwa en medio de una sesión fotográfica en las playas de Miami, South Beach, han devuelto a la actualidad a la familia Aga Khan, que siempre ha preferido mantener un discreto lugar de cara a los focos. En las fotos, la maniquí aparece sonriente con unos shorts vaqueros y una camiseta de tirantes fucsia, mientras sostiene una colorida sombrilla sobre los hombros y hace gala de su mejor sonrisa.

Natural de Seattle, la modelo estadounidense siempre mostró su pasión por el mundo de la moda. Un sueño que comparte con muchas jóvenes, como puede ser el de conquistar el corazón de un príncipe y protagonizar así un cuento de hadas. Ella logró ambos objetivos.

Recién estrenada la mayoría de edad, Kendra Spears desfiló para algunas de las firmas más reputadas a nivel internacional, como Dolce & Gabbana, Chanel, Versace, Louis Vuitton, Valentino, Prada, Armani o Gucci. Pronto se la comenzó a denominar en el sector como la ‘joven Cindy Crawford’, pero su carrera quedó aparcada cuando el príncipe Rahim Aga Khan, considerado descendiente directo del profeta Mahoma, entró en su vida. Para convertirse en princesa debía renunciar a ser modelo. Decisión que no dudó en tomar cuando el 31 de agosto del pasado año pronunció el ‘sí, quiero’ en una íntima ceremonia bajo el rito musulmán en el castillo de Bellevire, a orillas del lago suizo Ginebra.

Imagen de su boda cedida a los medios
Imagen de su boda cedida a los medios
No era la primera vez que una modelo entraba a formar parte de la familia real ismaelita. Su marido, el príncipe Rahim, es hijo de una modelo conocida como Sarah Croker-Poole, que también renunció a su profesión para convertirse en la princesa Salimah Aga Khan. Pero la predilección de los varones del clan por las reinas de la belleza no terminó aquí, ya que el pequeño de la familia, el príncipe Hussain, también contrajo matrimonio con una maniquí estadounidense, Kristin White, más tarde conocida como princesa Khaliya. Esta última dejó de formar parte de la familia tan sólo una semana después de la llegada de Kendra Spears, ya que días más tarde de celebrarse el enlace se dio a conocer su divorcio

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios