Logo El Confidencial
EXCLUSIVA

Cartas, gimnasia y pelo rapado: descubrimos cómo y dónde pasa la cuarentena Froilán

Lo último que supimos de él es que se encontraba en Londres, justo antes de que empezara el confinamiento. Tampoco constaba que estuviera con su madre o su padre

Foto: Froilán, en una imagen de archivo. (EFE)
Froilán, en una imagen de archivo. (EFE)

La familia real y sus colaterales directos están cumpliendo la cuarentena cada uno a su manera. El rey Felipe, trabajando con reuniones y entrevistas (telemáticas o presenciales) con representantes políticos y empresariales. La reina Letizia aparece de vez en cuando en esas charlas virtuales, mientras sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, permanecen invisibles.

Don Juan Carlos y doña Sofía están pasando el confinamiento en el palacio de la Zarzuela, cada uno a lo suyo. Los dos forman parte del grupo de riesgo y, más aún, el Rey jubilado. No hay visitas externas y, por lo tanto, es buen momento para el reencuentro del matrimonio.

La infanta Cristina y su prole están en Ginebra, donde las condiciones de confinamiento son menos estrictas. El Gobierno suizo recomienda no salir a la calle, pero no está prohibido. Su hermana, la infanta Elena, es la única que ha tenido visibilidad en estos días: saca al perro de sus hijos y sale al balcón a las ocho de la noche para aplaudir. Lo ha hecho en solitario.

La infanta Elena y sus hijos, Victoria Federica y Froilán, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Elena y sus hijos, Victoria Federica y Froilán, en una imagen de archivo. (EFE)

Froilán y Victoria no están con ella y tampoco con su padre, Jaime de Marichalar. Decidieron pasar la cuarentena por su cuenta. A Victoria se la vio en un comercio de un pueblo de Cáceres con su novio días antes del decreto del Gobierno. Se da por bueno que se encuentra con Jorge Bárcenas viviendo en una de las fincas de padres de amigos que hay en esa zona. Lo único que ha publicado la joven en su Instagram es una imagen de la serie 'La casa de papel', a la que es muy aficionada.

De vuelta a España

De quien no se sabía nada desde que el periódico 'La Razón' publicó que se encontraba en Londres, era de Froilán. En enero, el nieto preferido de don Juan Carlos se encontraba realizando unas prácticas en la capital del Reino Unido. El chico estudia Administración de Empresas en la universidad norteamericana The College For International Studies con sede en Madrid. Ya habían anunciado que era posible que las clases se suprimieran también en Londres, y por lo tanto no tenía mucho sentido quedarse aislado y solo. Unos días antes del decreto de confinamiento en España, Froilán viajó a Madrid.

Felipe Juan Froilán, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Felipe Juan Froilán, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

En la tesitura de tener que elegir quedarse en los pisos familiares de su padre o de su madre, el sobrino del rey Felipe no se inclinó por ninguno de los dos, y decidió que lo mejor era poner rumbo a Marbella, que fue lo que hizo finalmente. La única condición que le pusieron la Infanta y, sobre todo, el abuelo rey fue que tuviera mucho cuidado para no dar ningún escándalo ya que el ambiente estaba lo suficientemente caldeado como para echar más leña al fuego.

Froilán ha cumplido con el pacto y se encuentra en la casa de un amigo en los alrededores de Marbella: un chalet donde solo entran proveedores y las relaciones con el mundo exterior se realizan a través de FaceTime o plataformas similares. Hace gimnasia, juega a las cartas y, por el momento, no se le ha visto por los alrededores de la urbanización. Cuentan a Vanitatis que una de las cosas que ha hecho ha sido raparse la cabeza, una práctica que se ha puesto de moda entre los jóvenes confinados.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios