Logo El Confidencial
EL GOTHA MODERNO

Primos y con una hija de dos años: los protagonistas de la última boda real europea

Gabriella de Austria y Henri de Borbón-Parma se han casado este fin de semana en el país de Mozart, reuniendo a representantes de muchas casas reales y nobles de toda Europa

Foto: Gabriella de Austria y Henri de Borbón-Parma. (Instagram)
Gabriella de Austria y Henri de Borbón-Parma. (Instagram)

La archiduquesa Gabriella de Austria y el príncipe Henri de Borbón-Parma se convertían este fin de semana en marido y mujer. Dos nombres que, a priori, quizá no nos digan gran cosa. Pero si tenemos en cuenta el árbol genealógico de uno y otro -con muchos nombres en común, por cierto-, la cosa cambia. Y es que ambos son descencientes de dos casas reales históricas y muy antiguas. Pero lo más curioso de esta unión es que ambos son bisnietos de la princesa Carlota de Luxemburgo y el príncipe Félix de Borbón-Parma, por lo que son primos segundos.

Gabriella es hija de Astrid de Luxemburgo, sobrina, por tanto, del gran duque Enrique. Y lo curioso es que sus padres, Astrid y Carl Christian de Austria, son también primos segundos. El mismo lazo familiar que tienen Eric de Borbón-Parma y la condesa Lydia de Holstein-Ledreborg, los padres del novio, quienes también comparten bisabuelos.

La pareja se daba el 'sí, quiero' en el castillo de Tratzberg, en el Tirol austriaco. Reunían para este enlace a muchos miembros de su extensa familia, repartida por toda Europa: representantes de Luxemburgo, Liechtenstein, Habsburgo o Borbón-Parma, entre otras casas nobles y reales. Pero quizá la invitada más especial fue Victoria, la hija de casi tres años de los recién casados. Un enlace, por tanto, acorde con los tiempos modernos en los que ya no es un escándalo que los prometidos acudan al altar con descendencia. Precisamente, Gabriella y Henri se comprometieron una semana antes de que naciera su primera hija, en octubre de 2017, cuando estaban centrados en sus estudios y trabajos y viviendo aún con sus respectivas familias.

Como descendiente de la familia ducal de Luxemburgo, tenía derecho a lucir una de las tiaras del joyero real para su gran día. Así que escogió la tiara de la Gran Duquesa Adelaida, una de las favoritas de la familia y más valiosas. Fue creada para la gran duquesa Adelaida -tararabuela del actual gran duque- hacia 1870, pasando después a las siguientes generaciones. De hecho, no solo la ha usado mucho la propia María Teresa de Luxemburgo, sino también sus nueras, Claire, Tessy y, especialmente, Stephanie, futura gran duquesa.

La joya en cuestión está formada por hojas y bayas de diamantes, con un gran zafiro central, su pieza más característica, y ha servido como colofón al atuendo nupcial de la novia: un vestido sencillo de tejido satinado, con cuerpo de encaje cubriendo escote y hombros y un largo velo, que se convertía, junto con la tiara, en el gran protagonista del look nupcial.

Los recién casados. (Instagram)
Los recién casados. (Instagram)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios