La puesta en escena de la dimisión de Esperanza Aguirre, en siete claves estéticas
  1. Estilo
su estilismo, al detalle

La puesta en escena de la dimisión de Esperanza Aguirre, en siete claves estéticas

Colores y prendas sobrios; para no distraer la atención de su mensaje. Vanitatis analiza el estilismo escogido por la expresidenta del PP madrileño en su comparecencia ante los medios

Foto: Esperanza Aguirre durante su comparecencia donde ha anunciado su dimisión (Efe)
Esperanza Aguirre durante su comparecencia donde ha anunciado su dimisión (Efe)

Apenas rozaban las 14.15 horas cuando la, hasta este domingo, presidenta del Partido Popular (PP) de Madrid, Esperanza Aguirre (Madrid, 1952), anunciaba que dimitía de su cargo. Lo ha hecho “por responsabilidad política”, tal y como ha declarado en rueda de prensa, en una semana en la que han surgido nuevas revelaciones sobre la trama Púnica.

La expresidenta del PP madrileño ha convocado a los medios 45 minutos antes de subirse al atril de la sede de su partido, situado en la capitalina calle de Génova. Allí, y como de costumbre, Aguirre ha comparecido ante los periodistas para explicar las razones que la han llevado a abandonar el cargo pero, ¿cómo ha sido la puesta en escena? Vanitatis analiza la marcha de una de las mujeres más poderosas de España, en siete claves.

1. Apariencia ‘working woman’. Salvo excepciones, si a nuestros políticos les toca acudir a su puesto de trabajo un domingo, los hay que optan por estilismos más relajados que de costumbre. A Esperanza Aguirre no le quedaba más que remangarse ante la prensa para explicar los motivos de su marcha. Por ello, nada como optar por un conjunto compuesto por un suéter y un pantalón. Dos piezas básicas dentro del armario de la política.

2. Sobriedad en los patrones y en los colores. De azul oscuro; casi negro. Así se ha presentado ante los periodistas la expresidenta del PP madrileño. La tonalidades oscuras de las prendas elegidas jugaban a su favor: que el mensaje fuera su discurso y no la estética que la envolvía.

3. Juego inapreciable de formas. El punto del jersey escogido por la expresidenta, de manga francesa y con dos aberturas laterales, hacía un pequeño juego que imita a los panales de abeja. Un detalle insignificante pero que aporta cierta ‘estructura’ a un ‘look’ excesivamente sobrio.

4. Un complemento como gran protagonista. En concreto un pañuelo de rayas asimétricas de Missoni. Una de sus marcas fetiche. Que la elección de la presidenta tenga que ver con el azar es un dato curioso ya que, a través de él (su precio oscila entre los 130 y los 260 euros) ha dado con los colores corporativos de su agrupación política y que se mezclaban a la perfección con el escenario que la rodeaba.

5. El poder de la plata. Si algo caracteriza a Esperanza Aguirre es que no suele abusar de las joyas. Todos los aderezos que utiliza –mención especial requiere la muñeca de su brazo derecho llena de pulseras de corte ‘boho chic’– son discretos y con personalidad. En esta ocasión, ha elegido unos pendientes y un colgante elaborados en plata envejecida. Muy del gusto de la exlideresa.

6. Maquillaje discreto. Aguirre no abusa de los grandes colores a la hora de maquillarse. En esta ocasión, se ha mantenido fiel a sus gustos: ligero ahumado en los párpados, una base muy ligera y algo de brillo en los labios. Nada más.

7. Tan solo dos notas de color. En las gafas rosas, que le han servido como 'bastón dialéctico' –no las ha utilizado en toda su comparecencia– y en un reloj blanco de caucho. También muy del gusto de Aguirre.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Esperanza Aguirre Operación Púnica
El redactor recomienda