NOTICIAS

Famosos por España: Marbella, en busca del 'glamour' perdido

Durante años nadie se atrevía a poner siquiera en duda el reinado de la Costa del Sol como principal destino de ricos y famosos. Este punto

Durante años nadie se atrevía a poner siquiera en duda el reinado de la Costa del Sol como principal destino de ricos y famosos. Este punto neurálgico ha sido siempre uno de los que más personajes públicos por metro cuadrado congregaba cada año, hasta que los escándalos y la masificación la sumieron en un letargo que ha durado hasta hace bien poco. De hecho, hasta la presentadora María Teresa ha llegado a criticar que en la ciudad existía “demasiado chusmerío”.

En estos momentos, Marbella, que está intentando resurgir cual Ave Fénix de sus cenizas, ha de compartir ese liderazgo con otro lugar emblemático: Ibiza, la isla por excelencia y con Mallorca, que Vanitatis hablará en los próximos días.
La ciudad siempre estuvo ligada a Alfonso de Hohenlohe y Gunilla Von Bismark. No puede hablarse de Marbella sin hacerlo de estos dos veteranos, encargados de mantener el glamour de la ciudad en cotas lo suficientemente elevadas como para congregar a lo más granado y exclusivo de la jet set veterana y con elevado poder adquisitivo. Todos ellos marcan en rojo en su calendario los eventos de una ciudad que ha despertado para brillar al estilo de otras épocas doradas, gracias en parte a la visita de Michelle Obama el pasado año, y la ayuda de celebrities como Eva Longoria y Antonio Banderas, al que han llegado a calificar del nuevo Alfonso de Hohenlohe.
Familias de larga tradición
Algunos de los famosos que descansan en Marbella lo hacen por tradición. Tal es su fidelidad que esta zona de la Costa del Sol ha llegado a formar parte de los momentos más importantes de su vida. Es el caso del clan Goyanes Lapique. Salvo excepciones –la boda de Caritina en Ibiza o las vacaciones de ese mismo año-, Cari y los suyos han veraneado en la ciudad malagueña, en una casa propiedad de la familia. De hecho, aquí fue donde se casó con Carlos Goyanes y donde también lo hizo, este mismo verano, su hija Carla.
La tradición manda y otra de las que la siguen a rajatabla es Anna Gamazo Hohenlohe. Fiel a la costumbre familiares de veranear en Marbella, tanto ella como su marido, el empresario Juan Abelló, siempre disfrutan de unos días de asueto en la casa que posee la empresaria en la ciudad, y que tantos quebraderos de cabeza le supuso a raíz de las mediciones de sus parcelas con las de la baronesa Thyssen, su vecina, hace ahora cuatro años.
Una jet-set veterana y fiel a la Costa del Sol
Comparable a la larga tradición marbellí de los Hohenlohe y a la de los Rothschild es la de los Ortiz-Bismark. Gunilla y Luis han sido, durante años, la imagen más representativa de Marbella. El nombre de la ciudad estaba ineludiblemente ligado a ellos y no había evento aquí que no contara con su presencia. Su hijo, Francisco Ortiz, continúa con la tradición familiar que, aún hoy, siguen respetando sus padres.
Julio Iglesias es otro de los fieles a la Costa del Sol. De hecho, aquí fue donde se casó con Miranda Rijnsburguer el otoño pasado y aquí posee varias propiedades, como muchos otros artistas veteranos del panorama nacional. En su caso, dispone de una finca que le compró en su día a Curro Romero.
El sureño Antonio Banderas es un incondicional de su tierra y también en esta época –además de en Semana Santa- se deja caer por ella junto a su esposa Melanie Griffith y el resto de la familia. Aquí tiene una finca que compró hace 14 años a los herederos de la periodista Encarna Sánchez y de la que disfruta con mayor tranquilidad desde que el año pasado consiguiera evitar el derribo de una parte de la vivienda.
Isabel Pantoja es otra  asidua a Marbella, aunque visitaba con mayor frecuencia la ciudad durante su relación con el exalcalde Julián Muñoz. Es precisamente en la Costa del Sol donde tiene su finca Mi Gitana, situada en la urbanización La Pera.
En la lista de fieles a Marbella no podía faltar una reina del glamour, como Carmen Lomana, quien también dispone de residencia propia en la Costa del Sol. En su caso, la que fuera directora de Las joyas de la corona, que veranea en la ciudad desde hace casi una década, posee un ático con impresionantes vistas.
Pero Lomana no es la única televisiva que se decanta por Marbella para su descanso estival. También elige esta costa Ana Obregón, encargada de inaugurar el verano con su posado –no en vano este año eligió las playas de Estepona, muy próximas a Marbella- y una de las incondicionales del Hotel Puente Romano de la ciudad.
Aristócratas
La aristocracia también es fiel a la Costa del sol. Desde la familia real saudí, cuyos yates atracados en Puerto Banús ya forman parte de la imagen de Marbella –y cuyas descendientes del rey Fahd protagonizaron una multitudinaria y lujosa despedida de soltera a finales de julio-, a la duquesa de Alba –aquí tiene propiedades y reparte sus vacacionse entre San Sebastián, Ibiza y Marbella- pasando por la baronesa Thyssen, que este año ha preferido acercarse, aunque sólo sea físicamente, a su hijo Borja y ha optado por veranear en Ibiza.
Los jóvenes toman el relevo
Carmen Martínez-Bordiú e Isabel Preysler han dejado paso a nuevas generaciones que luchan para que Marbella recupere todo su esplendor. Entre ellos se encuentran Eva Longoriay Eduardo Cruz, la modelo María José Suárez –que ha cambiado Ibiza por Marbella-, Beatriz Mira, Álvaro Fuster, Maribel Verdú, Aitana Sánchez Gijón, familias de toreros como las de Manuel Díaz El Cordobés y Fran Rivera, Alejandro Agag y Ana Aznar.

Enlaces relacionados

María Teresa Campos se harta de cierto 'chusmerío' de Marbella

La aristocracia marbellí se arranca por rancheras al son de Jalisco

La aristocracia vuelve a las fiestas de Marbella

Eva Longoria y Eduardo Cruz eligen su nuevo destino de vacaciones: Marbella

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios