Logo El Confidencial
NOTICIAS

El exadministrador de Sara Montiel: "Sus hijos van a tener líos con la herencia"

Tras la muerte de Sara Montiel quedan muchas incógnitas por desvelar: la verdadera relación con sus hijos, su herencia, dónde y quién se ha quedado con

Autor
Tiempo de lectura4 min

Tras la muerte de Sara Montiel quedan muchas incógnitas por desvelar: la verdadera relación con sus hijos, su herencia, dónde y quién se ha quedado con los objetos que faltan de su casa y que pasará con el pleito que mantenía la actriz con Francisco Fernández, su exadministrador durante casi 30 años, al que demandó por apropiarse supuestamente de 300.000 euros. “No sé absolutamente nada, ni puedo decir nada acerca de la demanda que me interpuso porque lleva casi cuarenta meses en proceso de instrucción. Lo que si está visto para sentencia es el juicio que yo abrí contra ella por intromisión al honor tras esa demanda. No me apetece hablar, porque no ha pasado mucho tiempo desde que se ha conocido la noticia y han sido bastantes años los que he vivido al lado de Sara Montiel. El día que conocí la noticia de su muerte me quedé muy mal, como casi todo el mundo en teste país. Sara era una estrella y una persona a la que tenía cariño al margen de nuestros problemas”, afirma Francisco Fernández en conversación con Vanitatis.

Su exadministrador fue nombrado albacea en el testamento que la actriz redactó en el año 2008. Según el entorno más cercano de la manchega, todo apuntaba a que los únicos beneficiaros de su herencia eran sus hijos. Pero, ¿estaban incluidos todos los bienes de la artista en su legado? Francisco Fernández es tajante: “Todas las herencias son muy complicadas. Puede que haya algunas propiedades de Sara que estén a nombre de terceras personas y que sus hijos no lo sepan. Hay que estar muy atentos, porque algunos familiares y amigos cercanos de alguien tan importante y tan emblemático como Sara Montiel van a dar mucho que hablar a partir de ahora. Al fin y al cabo, yo les tengo mucho cariño a los niños porque les conozco desde que les adoptaron. Estoy dispuesto a ayudarles y a desenredar el lío con el que creo que se van a encontrar, porque conozco todos los intríngulis económicos y financieros de su madre hasta el último momento”.       

Lo cierto es que Sara Montiel no estaba arruinada como dicen. Joyas, cuadros de incalculable valor y tres propiedades millonarias son algunas de las cosas que heredaran Thais y Zeus. Eso sin contar con el contenido de las cajas fuertes que Sara Montiel tenía en su lujoso ático madrileño y una cuenta corriente que compartía con su hija. Según ha podido saber Vanitatis, la artista cambió su testamento a raíz de sus problemas con su exadministrador. Éste dejaba de ser albacea y sus hijos seguirían siendo herederos universales según el entorno más cercano de la artista. “Sara Montiel no estaba arruinada y tenía patrimonio. Desconozco si en estos dos o tres últimos años se ha desprendido de varias de sus propiedades. Ahora se enterarán sus hijos. Cuando yo me fui no había vendido nada. Es verdad que en los últimos años no ganaba mucho dinero. Hay que respetarla a ella, a su familia y a sus hijos sobretodo porque son los que lo están pasando mal y no es el momento para decir nada. Todos están hablando demasiado sin saber prácticamente nada. El único que verdaderamente sabe de su vida familiar, artística y económica soy yo, que he estado a su lado muchísimos años. He sido su confidente en lo bueno y en lo malo. Nadie creía las malas relaciones que yo decía que tenía con sus hijos y ahora resulta que todos me están dando la razón”, subraya Francisco Fernández.  

Pero esto no es todo. Otra de las incógnitas que quedan por resolver es quiénes eran los verdaderos amigos de la diva manchega y qué ha pasado con algunos objetos de su casa. Según ha podido saber este portal, Sara Montiel dejó tres cuadros valiosos a una amiga para que los guardara. Sin embargo, ni los cuadros han aparecido ni la artista ha cobrado una gala que hizo hace algún tiempo gestionada por la misma persona a la que le dejó estos objetos de valor. “No voy a entrar en si Sara estaba bien o mal rodeada por sus amigos, porque es un tema personal. Ella sabía perfectamente quiénes eran sus amigos. Yo sé lo que yo sé, así que no puedo hablar por terceras personas. Todos hablan demasiado sin saber nada. Si es verdad que se han llevado cosas de su casa es una pena. Me gustaría hablar con sus hijos y darles el pésame personalmente a pesar de que ya lo hice a través de un telegrama. Me he puesto a su disposición por si necesitaban cualquier cosa, porque es lo mínimo que puedo hacer. Por mucho que haya tenido un problema con su madre no voy a dejar de apreciarles”, concluye Francisco Fernández.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios