Anna Gamazo: “Juan y yo nunca nos hemos obsesionado con la compra de un cuadro”
  1. Noticias
en el palacio de cibeles

Anna Gamazo: “Juan y yo nunca nos hemos obsesionado con la compra de un cuadro”

El empresario Juan Abelló y su mujer han inaugurado con un exclusivo y reducido encuentro la exposición en la que muestran buena parte de su colección privada

placeholder Foto: Anna Gamazo y Juan Abelló en una imagen de archivo (Gtres)
Anna Gamazo y Juan Abelló en una imagen de archivo (Gtres)

La cita era a las ocho de la tarde en el palacio de Cibeles, el impresionante edificio del Ayuntamiento de Madrid. Allí, el matrimonio Abelló Gamazo recibía a sus amistades y conocidos del mundo empresarial y social en un encuentro exclusivo. Este jueves se inaugura una exposición en la que se muestra buena parte de la colección privada de Juan Abelló y Anna Gamazo, una de las más importantes del mundo. Pero la noche anterior celebraron una inauguración en la que sólo estuvieron amigos. Era una manera de hacer partícipes y de paso facilitar la visión a su círculo personal de una de las colecciones privadas más importantes del mundo.

El empresario y su mujer forman parte de ese selecto club internacional de los 200 coleccionistas de arte más significativos del planeta. “Para nosotros es muy importante poder ofrecer esta muestra. Es el resultado de un año de trabajo de selección, de elegir lo que nos parecía más interesante, de ofrecer un recorrido por varios siglos. Ha sido difícil, pero creo que el resultado es magnífico”, explicaba Anna Gamazo a sus invitados destacando la labor del comisario de la muestra y el equipo de colaboradores.

Ausencia total de clase política, salvo la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que por razones obvias debía estar presente, ya que la exposición ocupa varias salas de la sede del ayuntamiento de la capital. Además, la idea de la muestra tiene su origen en una cena compartida entre los matrimonio Abelló Gamazo y Aznar Botella hace dos veranos. “Fue una petición de Ana Botella a Juan durante una cena en casa. Quería fomentar el mecenazgo a través de las exposiciones privadas y, ante mi sorpresa, Juan dijo que sí. Así que nos pusimos manos a la obra. Estamos muy orgullosos del resultado”, explica Gamazo a Vanitatis.

Tanto Juan como Anna tienen su propio cuadro preferido. “El mío es Desnudo sentado, de Picasso, y el de Juan es Lectora apoyada en la mesa, de Matisse”, revela Gamazo, asegurando que esa predilección no tiene relación con el valor económico de la pintura. “Es más una cuestión sentimental, que tiene que ver con lo que a veces cuesta conseguir la obra que queremos. En el caso del Matisse era complicado porque estábamos en un barco y la conversación se interrumpía”, explica la empresaria. Eso sí, asegura que las negociaciones no siempre salen adelante. “Nosotros nunca hemos pagado más del precio de lo que consideramos que vale la tela. Es malo obsesionarse y si no se llega a un acuerdo pues a otra cosa y que se lo quede quien quiera pujar. De todas formas, y como curiosidad, diré que casi siempre el cuadro que nos ha interesado ha vuelto y por el precio inicial. El destino ha jugado a nuestro favor”, indica Anna, que apunta que ambos “formamos un buen tándem” a la hora de de adquirir una cuadro: “Juan es el experto, es un estudioso del arte y sabe lo que quiere. Yo soy más intuitiva”.

Una exposición única

“Impresionante, extraordinario, sublime, soberbio”. Estos eran algunos de los adjetivos que los invitados dedicaban a la exposición. Y no era para menos. Como decía el premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa, que acudió con su mujer, Patricia, “no es habitual que coleccionistas privados enseñen su obra. Este paseo por el arte es un regalo. Es de una gran generosidad”. El escritor destacó varias de las obras que más le habían gustado: “Me han impactado los dos Goyas que hay en la primera sala. Aunque es difícil destacar un cuadro, porque todo es magnífico”. Se refería a los retratos del matrimonio Galarza de Goicoechea, suegros de Goya, que una vez que finalice la exposición volverán a su lugar de origen, una de las paredes del domicilio del matrimonio Abelló.

Mario Vargas Llosa, Jaime de Marichalar, Manuel Manrique, Fernando Fernández Tapias, Nuria González, Santiago Ybarra y su mujer, MercedesBaptista, José Manuel Entrecanales, Tita Torrabadella, Soledad Lorenzo –una de las galeristas más importantes de España y a través de quien Abelló adquiere muchos de sus cuadros–, Gonzalo Ortiz, Ana María Calvo Sotelo, María del Pino, Amalio Marichalar, Alfonso Cortina, Cary y Miryam Lapique, Juana Aizpuru, Rafael González de Calderón, los duques de Alburquerque y varios dueños de galerías y destacados representantes del mundo del arte internacional no quisieron perderse este exclusivo encuentro. La mayoría de los profesionales destacaban la calidad de la exposición, así como los marcos de los cuadros. “Hemos cuidado siempre tanto el contenido como el continente. Se encuentran los marcos originales y en la obra nueva hemos tenido mucho cuidado en atender también ese aspecto porque uno malo puede rebajar la calidad visual”.

A diferencia de otros coleccionistas, que mantienen en cámaras de seguridad o alejadas de la vista ajena sus tesoros, el matrimonio Abelló disfruta a diario de su colección, ya que la tiene repartida entre su casa, las sede de su empresa y otras posesiones de Madrid, Toledo, Marbella y otras fincas andaluzas. “La obras de arte son para disfrutarlas y que las disfruten los amigos y en este caso todas las personas que acudan a la exposición”, decía Anna Gamazo muy agradecida por las muestras de cariño. Toda la familia se ha involucrado en la exposición y lo llamativo es que el matrimonio Abelló Gamazo no forma parte del patronato del museo del Prado. “Nunca nos lo han pedido”, indica Anna.

La exposición estará abierta al público hasta el 1 de marzo de 2015 en el Palacio de Cibeles (Madrid). En ella se hace un recorrido por quinientos años de historia de la pintura, desde el siglo XV hasta mediados del XX. Se trata de una selección de 164 telas de entre las aproximadamente 500 que tiene el matrimonio. Se pueden ver obras firmadas por artistas como Picasso, Goya, Zurbarán, Ribera, Murillo, Canaletto, Sorolla, Modigliani o Bacon, entre otros.

Pintura Matrimonio Política
El redactor recomienda