Fournier y Vardinoyannis cierran con un acuerdo amistoso su polémico divorcio
  1. Noticias
ÉL ES DESCENDIENTE DEL CREADOR DE LOS NAIPES

Fournier y Vardinoyannis cierran con un acuerdo amistoso su polémico divorcio

La millonaria griega y el prestigioso empresario español presentaron ante el juez un pacto amistoso por lo que la vista se suspendió. Ahora esperan que el magistrado valore la idoneidad del convenio

placeholder Foto: Antonio Fournier y Ioanna Vardinoyannis (Gtres)
Antonio Fournier y Ioanna Vardinoyannis (Gtres)

Prometía ser un divorcio muy conflictivo, pero no. El presidente del consejo asesor de Llorente y Cuenca, Antonio Fournier, y su mujer, la multimillonaria griega Ioanna Vardinoyannis, han llegado finalmente a un acuerdo amistoso. Así lo confirman fuentes judiciales a Vanitatis, aunque los protagonistas prefieren guardar silencio hasta que el proceso esté cerrado por completo.

Ambos se vieron las caras el pasado miércoles en los Juzgados de Familia de Madrid. A pesar de que la contestación de Vardinoyannis a la demanda de divorcio de Fournier estaba repleta de graves acusaciones contra el que todavía es su marido, finalmente la sangre no ha llegado al río. Los dos presentaron ante el juez un acuerdo de divorcio por lo que la vista se suspendió, a la espera de que el magistrado valore la idoneidad del convenio.

Casados desde hace 16 años, Fournier y Vardinoyannis han residido en Madrid todo este tiempo junto a su hija. Precisamente el bienestar de la menor es lo que ha primado a la hora de llevar esta separación de la manera más civilizada posible. Aunque, como en todos los divorcios, ha habido tensiones. Pero el dinero no ha sido el problema. Tal y como ya publicó este medio, el saldo de este divorcio será cero. El acuerdo propone la custodia compartida y no habrá pensiones compensatorias de ningún tipo.

Casados en régimen de separación de bienes

Vardinoyannis pertenece a una de las familias más importantes de Grecia. De hecho, sus negocios tienen presencia en Reino Unido, Suiza, Estados Unidos y el país heleno. Ocupan un lugar destacado en el área del petróleo y el transporte marítimo controlando uno de los operadores de refinería griega. Por su parte, Fournier desarrolla su labor profesional en la empresa de consultoría de comunicación de asuntos públicos en Llorente y Cuenca. Es descendiente del creador de la famosa marca de naipes que lleva su apellido. La diferencia de patrimonio de la ya expareja fue lo que motivó que se casaran en régimen de separación de bienes.

Durante el litigio de su divorcio, Vardinoyannis ha contratado los servicios de Cristina Peña. Ella fue la representante legal de Eugenia Martínez de Irujo en la pelea que mantuvo con Francisco Rivera por la custodia de su hija Cayetana. Por su parte, Fournier se ha dejado asesorar por la abogada Elena Zarraluqui.

Aunque, de momento, el matrimonio sigue compartiendo el domicilio conyugal de 1.000 metros cuadrados que poseen en el madrileño barrio de Salamanca, tienen intención de dividirlo. No hay que olvidar que Fournier compró la vivienda antes de contraer matrimonio con Vardinoyannis. Tras su boda, adquirieron dos apartamentos para convertir el piso en un triplex.

El pasado 21 de julio, Fournier, ante la rumorología surgida con motivo de su separación, no dudó en aclarar a este medio las causas que lo habían motivado: “No voy a negarlo. Estoy en un proceso de divorcio que no es de mutuo acuerdo”. Las cosas, finalmente, se han arreglado por las buenas.

Patrimonio Divorcio
El redactor recomienda