Logo El Confidencial

Miguel Abellán paga 7.500 euros por una obra de Blanca Cuesta

Este jueves tuvo lugar una subasta benéfica en la que la nuera de la baronesa Thyssen colaboró con una escultura por la que pujó el torero. La propia Blanca no podía creerse la cifra que finalmente alcanzó

Foto: Blanca Cuesta y Miguel Abellán en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'
Blanca Cuesta y Miguel Abellán en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'

Poco a poco Blanca Cuesta se ha abierto camino en el mundo del arte. Cuando empezó a exponer hace unos años en muestras colectivas muy pocos apostaban por su trabajo. La coletilla era siempre la misma y achacaban la fama a ser la nuera de la baronesa Thyssen. Ahora su obra se cotiza y una escultura suya puede llegar a alcanzar 7.500 euros, como sucedió este jueves por la noche en una subasta solidaria bautizada como SmyCollectionBeauty Art, iniciativa cultural de Marisa Nufrio, dueña del centro Smylife

Todos los beneficios de la puja fueron íntegros para Mensajeros de la Paz, cuyo fundador, el padre Ángel, estuvo presente, además de otros personajes famosos como Belinda Washington, Joaquín Cortés, Natalia Álvarez, Jacqueline de la Vega, recién llegada de Bali y a punto de presentar una colección de botas que diseña; Esperanza Fernández-Modenes, dueña del centro de estética Orfila; además de artistas como Ángel de la Peña, Mikha-ez, Gabriel Moreno, Víctor Mejuto, Juan Gil Segovia, Clara Isabel Arribas, Juan Pedro Revuelta, Yoshihiro Nakashima y Cristina Iturrioz, que cedieron su obra, que permanecerá expuesta en la galería Odalys. No faltó Pedro Sandoval, maestro y guía artístico de Blanca Cuesta, cuya escultura alcanzo la cifra de 3.700 euros. Esta vez la alumna superó a su mentor. 

“La verdad, no me lo creo. Ha sido récord absoluto de la subasta y estoy encantada porque todo lo que se recaude va para la fundación del padre Ángel. Su labor es increíble. Creo que las personas que tenemos la suerte de haber nacido en un ambiente feliz y desahogado económicamente tenemos un compromiso con los que no lo tienen. No me gusta contar lo que hago porque somos muchísimos los que procuramos echar una mano”, indica Blanca en conversación con Vanitatis

"Hay que llevar la distancia lo mejor posible"

La esposa de Borja Thyssen fue la primera sorprendida con el precio que alcanzó su escultura. Cuando finalizó la subasta señaló a este medio que que no imaginaba que la escultura obtuviera ese precio. “La verdad es que no. Y además al principio estaba intranquila. ¿Y si a nadie le interesa? ¿Y si no dan un euro por ella? Después, cuando empezó a subir la puja me puse muy nerviosa, pero encantada cuando llegó a 7.500 euros. Tengo que agradecerle a Miguel Abellán ese gesto tan cariñoso y emocionante. Todo lo que se ha recaudado es para Mensajeros por la Paz”.

Al preguntarle que cómo tiene tiempo para el arte con cuatro niños y un bebé, Blanca contaba que era cuestión de organizarse, además de que tiene ayuda en casa. “Si no, sería imposible. Además, Borja es un padrazo y colabora en todo. Y mis padres también pasan tiempo con nosotros”, asegura. El hecho de que Borja tenga que pasar tiempo en Andorra, donde tiene el domicilio fiscal, no es por ahora ningún problema. “Así es, pero en cuanto puede vienen a Madrid o somos nosotros los que nos desplazamos. Hay que acoplarse a las nuevas situaciones de la vida y llevarlo lo mejor posible. Además, no estamos hablando de una distancia de 10 horas en avión. Digamos que era más complicado con el tema del colegio de los niños. Además siempre estamos a tiempo de cambiar”. 

Así fue la subasta que ganó Miguel Abellán:

No le gusta profundizar en temas familiares y menos con aquellos que tengan que ver con los desencuentros pasados con su suegra, la baronesa Thyssen. Su único comentario al respecto en la noche de su éxito artístico fue: “Después de la tormenta viene la calma”

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios