Logo El Confidencial
SU HERMANO CONSTANTINO SE MUDÓ AL PELOPONESO

La Reina Sofía cambia Londres por Grecia

Asidua a la capital británica, siempre ha realizado allí sus compras navideñas. El traslado de su familia a Grecia la 'obliga' a abandonar esta costumbre

Foto: La Reina Sofía, Irene de Grecia y el rey Constantino, en 2010 durante la celebración del 70 cumpleaños de su hermano. (I.C.)
La Reina Sofía, Irene de Grecia y el rey Constantino, en 2010 durante la celebración del 70 cumpleaños de su hermano. (I.C.)

Asidua a la capital británica desde hace años, la Reina siempre ha elegido esta ciudad para realizar sus compras navideñas. Sin embargo, éste no ha sido el único motivo por el que ha visitado frecuentemente Londres. A pesar de que en los últimos tiempos se extendió la leyenda urbana de que doña Sofía vivía en la ciudad del Támesis, lo cierto es que quienes ha residido allí son su hermano Constantino y su cuñada Ana María de Dinamarca, así como algunos de sus sobrinos, como Nicolás de Grecia y su esposa, la publicista venezolana Tatiana Blatnik, y Pablo de Grecia, duque de Esparta, casado con Marie Chantal Miller, que junto con Kyril de Bulgaria, londoner, príncipe y amigo de ambas familias, hacen pandilla.

Sin embargo, el cambio de residencia de su familia obligará a la Reina a trasladarse con mayor frecuencia a Grecia, país al que su hermano y su sobrino Nicolás han decidido regresar de forma permanente. El motivo de este traslado no es más que una manera de mostrar su solidaridad con el pueblo heleno, tal y como Nicolás y su esposa confesaron en la última gala de la revista Telva. “Qué mejor manera de hacerlo viviendo y conociendo de primera mano los problemas del país”.

Nicolás y tatiana blatnik. (i.c.)
Nicolás y tatiana blatnik. (i.c.)
Con la puesta en venta de su residencia en Londres el pasado mes de agosto por casi 12 millones de euros, el rey Constantino y su mujer fueron los primeros que pusieron rumbo a Grecia, donde han alquilado una casa en Porto Jéli, en el Peloponeso, la misma zona en la que los Reyes de Holanda tienen una casa. Su hijo, el príncipe Nicolás, ha fijado su residencia en Atenas para poder estar más cerca de la familia y continuar ejerciendo su trabajo como secretario de su padre. Lo más curioso en este sentido, y tal como ha publicado la prensa griega, es que el joven matrimonio ha alquilado un piso en un edificio propiedad de Sophia Papandreu, hija de Andreas Georgios Papandreu, el exministro socialista que nacionalizó todas las propiedades reales y les prohibió la entrada a Grecia antes de retirarles la nacionalidad en 1994, un año después de ganar sus últimas elecciones.

Sea o no su afán de ayudar a la sociedad griega en este duro trance, lo cierto es que se desconoce cuáles son los motivos reales de su traslado a un país en el que la monarquía sigue siendo mal vista y apenas considerada por sus ciudadanos. Aun así, el próximo año la Reina Sofía intensificará sus viajes a Grecia para estar más cerca de su familia.

Londres, la ciudad preferida de la Reina y su hermana Irene

Doña Sofía ha confiado en los últimos años en la capital británica para pasar unos días de vacaciones y llevar algún que otro regalo a sus nietos. La última vez que viajó junto a su inseparable hermana Irene fue en diciembre del año pasado, viaje que suscitó cierta polémica. Aprovechándose del cierto anonimato del que goza en Londres, doña Sofía acudió a los grandes almacenes Harrods como una turista más suscitando críticas por realizar parte de sus compras navideñas fuera de España. Sin embargo, y como la Reina no da puntada sin hilo, se aseguró, con tarjeta de crédito en mano, de que algunos de los obsequios fuesen made in Spain. De esta forma, y en tan solo 15 minutos, gastó 1.300 euros en la única tienda que Loewe tiene en Londres. Curiosamente, la firma de lujo española de la que Jaime de Marichalar, quien un día fue su yerno y exmarido de la infanta Elena, es miembro del consejo de administración.

La reina Sofía, junto a su hermana en una imagen de archivo. (I.C)
La reina Sofía, junto a su hermana en una imagen de archivo. (I.C)

Sin inconveniente alguno en hacer frente a esa cifra, la Reina decidió no pernoctar en el lujoso hotel de cinco estrellas Claridge’s en el que lo ha hecho durante años y confiar en un hotel más modesto, de la cadena española Meliá, cuyo precio por noche ronda los 380 euros, cifra que dista mucho de los 2.000 euros por noche que desembolsaba en años anteriores al no alojarse en la residencia londinense de su hermano Constantino.

En años anteriores, la Reina no ha dudado en escaparse a Inglaterra para ver a su familia, incluso en mitad de la vorágine suscitada por los viajes privados de la princesa Letizia o la breve imputación de su hija, la infanta Cristina, y la de su yerno.  

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios