Logo El Confidencial
familia real española

Los vítores a la reina Sofía y Felipe VI en un acto junto a Mar Flores y Martínez-Bordiú

Este jueves se entregaron los premios de pintura BMW en un acto celebrado en el Teatro Real de Madrid

Foto: La reina Sofía en una imagen de archivo. (Gtres)
La reina Sofía en una imagen de archivo. (Gtres)

La reina Sofía volvió a ser protagonista en la entrega de los premios de pintura BMW que se celebró en el Teatro Real de Madrid y a los que se presentaron más de tres mil aspirantes de todas las edades. Unos galardones que se acompañan con un concierto benéfico que en esta ocasión corrió a cargo de la Orquesta Barroca de Sevilla, dirigida por Andrea Marcon, y con la intervención de la mezzosoprano Ann Hallenberg, Anna Fusek al flautín y Manuel Blanco a la trompeta. Una gala musical que entusiasmó a doña Sofía y a su hermana, la princesa Irene de Grecia. El motivo de la presencia de la tía de Felipe VI, que no suele ser habitual en acontecimientos sociales, era en su calidad de cabeza visible de la fundación Mundo en Armonía.

Este encuentro se organiza desde hace treinta y dos años y doña Sofía no ha fallado en ninguna de las ediciones, ni cuando era titular como consorte del jefe del Estado ni en su calidad de emérita. Ahora tiene menos atribuciones públicas y su presencia es menos visible que antes, aunque cada vez que acude a un acto los ciudadanos la recompensan con largos aplausos y gritos de "viva la reina", "viva Sofía", "guapa" y hasta de aclamaciones a su hijo, que fueron la nota diferencial con otras ediciones.

Jaume Anglada y Carolina Cerezuela. (Vanitatis)
Jaume Anglada y Carolina Cerezuela. (Vanitatis)

Y no solo en la calle, sino que el reconocimiento público se repitió dentro del Teatro Real. A su llegada, los cerca de mil invitados que ocupaban el patio de butacas y los palcos recibieron a doña Sofía de pie y con aplausos de medio minuto. Un homenaje espontáneo que agradeció después en el transcurso del cóctel que se sirvió a continuación en el tercer piso con la presencia de los directivos de la firma BMW y la responsable de comunicación y organización del acto, Pilar García de la Puebla.

A diferencia de otras ocasiones, donde las conversaciones con la Reina giraban en torno al nivel artístico de los premiados y de la actuación musical, esta vez también fue protagonista el rey Felipe VI. Tras el saludo inicial seguían las felicitaciones por el papel que había desempeñado el hijo ante el referéndum ilegal en Cataluña.

Doña Sofía, relajada y feliz, habló también de su papel de abuela y de lo mayores que estaban ya los nietos Marichalar y Urdangarin, a los que visita con frecuencia en Ginebra. A Froilán y Victoria los trata ahora menos porque prefieren salir con sus amigos a pasar las tardes en el palacio de la Zarzuela como hacían hace unos años. A las once de la noche doña Sofía abandonaba el Teatro Real despidiéndose con un "hasta el año que viene".

Paloma Segrelles, madre e hija. (Vanitatis)
Paloma Segrelles, madre e hija. (Vanitatis)

Mar Flores y Carmen Martínez-Bordiú, que acudió acompañada de su novio, el profesor de yoga Timothy, fueron dos de los personajes más llamativos de la noche. Mar espectacular con nueva imagen y corte de pelo y contenta con sus nuevos proyectos empresariales. Carmen, por su parte, contaba que al día siguiente viajaba a Sevilla para acudir a la cena previa de los premios SICAB y el sábado volvía a Madrid para participar en el programa 'Sábado Deluxe'. El novio, poco hablador, seguía a su dama por los salones del Teatro Real, siempre sonriente. Es lo que tienen los guapos, que no les hace falta dar conversación.

En los salones se quedaron hasta media noche el resto de invitados entre los que se encontraban Paloma Segrelles, madre e hija; los embajadores de Colombia, Alberto y Aida Furmansk; Miriam Ungría, Carolina Cerezuela y Jaume Anglada, que ya tienen más de treinta temas preparados para su próximo disco; Alejandro Bataller y su mujer, Rosana, que han hecho del Sha Wellness el retiro estacional de Naomi Campbell y la impresionante jequesa de Qatar, entre otras muchas celebridades internacionales; o Fernando Martínez de Irujo, que explicaba que el lunes próximo estaría en Sevilla junto a sus hermanos para asistir a una misa en recordatorio de la duquesa de Alba.

Los premiados en esta edición fueron Miguel Ángel Villarino, que se alzó con el primer premio, dotado con 25.000 euros; Blanca García Gallego, beca María Antolín de Ayuda a la Investigación Pictórica (800 €); Federico Miro Jurado; y en la categoría infantil Mario Fernández García, de once años.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios