Logo El Confidencial
REALEZA EUROPEA

De princesa a princesa: el consejo que le dio Grace Kelly a Lady Di sobre el matrimonio

En marzo de 1981 se produjo un encuentro entre dos estrellas de la realeza europea: una emergente y otra asentada. Entre ellas hubo un entendimiento inmediato

Foto: Grace Kelly y Lady Di. (Getty)
Grace Kelly y Lady Di. (Getty)

Hay parejas que están obligadas a entenderse. Hay matrimonios que están condenados al fracaso.

Cuando el príncipe Carlos se prometió a Diana Spencer, apenas habían tenido una docena de citas. Algo apresurado, pensarán algunos, pero es que el tiempo corría en contra del heredero a la Corona y la fama de mujeriego del hijo de la reina Isabel II tampoco remaba a favor. Era necesario frenar un poco, asentar la cabeza y desposar al futuro rey de Inglaterra. Además, Carlos ya tenía una edad…

Dicho y hecho, la pareja se casó, el mundo lo vio (millones de telespectadores en todo el mundo), la luna de miel dio comienzo y la monarquía británica subió en popularidad como la espuma. Pero no era oro todo lo que relucía…

Diana de Gales. (Reuters)
Diana de Gales. (Reuters)

Por debajo de esa alfombra de felicidad latían los corazones de dos enamorados que no se correspondían: el de Diana por Carlos y el de Carlos por Camilla. La ecuación no cuadraba. Aunque nosotros aún no lo sabíamos, la princesa de Gales se lo barruntaba y esa sospecha continua de que las ausencias de su esposo eran para encontrarse con la otra la carcomía. Antes incluso de casarse. Y entonces es cuando se produjo un encuentro galáctico: Lady Di, princesa de Gales, y Grace Kelly, princesa de Mónaco, se encontraban. Dos divas de la realeza, dos princesas rubias, dos mujeres que fallecieron en un accidente de tráfico. Demasiadas coincidencias para un único encuentro. Breve pero intenso en el que Grace le dio a Diana un consejo que por desgracia se convirtió en una profecía.

Nervios y confesiones

Estamos en marzo de 1981. En un acto en el Goldsmith Hall de Londres, las dos supernovas coinciden. Es el primero para Diana (aún soltera) y el enésimo de Grace. Después de su presencia en el evento, la dos princesas se volvieron a encontrar en una recepción en el palacio de Buckingham.

Según cuenta el periodista y escritor J. Randy Taraborelli, biógrafo de la princesa, Grace notó a Diana muy nerviosa y le pidió que la acompañara al baño. Es ahí donde la futura esposa de Carlos le confiesa a la exactriz que se siente incómoda, por un lado porque lleva un vestido demasiado atrevido y por otro porque le inquieta la idea de convertirse en objetivo de la prensa. Diana había tenido un desencuentro con su marido por el vestido que lucía, según su prometido, 'inadecuado'.

Grace Kelly con Carlos y Diana. (Getty)
Grace Kelly con Carlos y Diana. (Getty)

Anthony Holden, autor de la biografía del príncipe Carlos, 'Charles: Una biografía', describió el momento en su libro: “El príncipe protestó declarando que su escote no era adecuado para un miembro de la familia real. Negro, el color que Diana pensó que era el más elegante que podías lucir, era sinónimo de luto para Carlos”.

En esta tesitura se encontraba la pareja de princesas: la joven de 19 años expresando a la veterana de la realeza europea su preocupación por lo que le esperaba, por las ausencias de su prometido, por estar en el punto de mira. Y entonces Grace, tranquila y serena, le dijo: “No te preocupes. ¡Se pondrá mucho peor!".

Y sí, se puso peor, mucho peor. Ese encuentro galáctico no se volvería a repetir, entre otras cosas porque al año siguiente la princesa monegasca fallecía en un accidente de tráfico. Diana fue al funeral mientras su matrimonio seguía descomponiéndose poco a poco.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios