No hay paz para Meghan Markle: de la reacción de la familia real a la polémica por su confesión
  1. Casas Reales
UN DURO TESTIMONIO

No hay paz para Meghan Markle: de la reacción de la familia real a la polémica por su confesión

El debate se centra sobre todo en si ha sido adecuado o no haber compartido su pérdida en un medio de comunicación, de los que la pareja suele renegar

Foto: Los duques de Sussex, en una imagen de archivo. (EFE)
Los duques de Sussex, en una imagen de archivo. (EFE)

Como todo lo que hace, dice o lleva Meghan Markle, su asombrosa confesión sobre el aborto que sufrió en julio no ha dejado a nadie indiferente. Primero, por la noticia en sí. Aunque los rumores de que podría estar esperando su segundo hijo la han acompañado desde que dejara el Reino Unido, siempre se quedaron en eso, rumores. Y el haber comunicado directamente cómo había perdido ese bebé ha impactado mucho. Segundo, porque para muchos, la forma de compartirlo, con un artículo de opinión en el 'New York Times', no ha sido demasiado coherente con la privacidad que lleva demandando desde hace tiempo. Tercero, porque tampoco la reacción de la Casa Real británica ha sido la que se esperaba.

El debate se centra sobre todo en el segundo punto, ya que nadie cuestiona el dolor que han podido sufrir por la pérdida de su bebé. Pero sí, como decíamos, por la forma de haberlo comunicado. Solo en Twitter, el artículo de 'New York Times' supera el millón de comentarios, divididos entre los que piden respeto para la pareja, los que le agradecen que haya compartido algo tan doloroso que puede ayudar a padres que han pasado por la misma situación y los que critican abiertamente a los duques de Sussex por esta iniciativa.

Para muchos, es incongruente esa privacidad que piden y han aplicado en muchos momentos que por tradición eran más públicos -por ejemplo, no revelando los nombres de los padrinos de bautismo de Archie- con que hayan compartido de forma tan abierta los detalles sobre la pérdida del que hubiera sido su segundo hijo. Otros defienden a la pareja alegando que pueden hacer uso de su privacidad como ellos deseen. Y no faltan aquellos que piensan que, lejos de hacerlo con la intención de ayudar a otros padres que hayan sufrido algo similar, es simplemente una maniobra publicitaria para mantener su relevancia informativa e interés mediático.

Meghan y Harry, en su última aparición pública. (Reuters)
Meghan y Harry, en su última aparición pública. (Reuters)

Pero también la reacción de la familia real ha sido motivo de debate. No hay una respuesta oficial, nada más que "no entran en asuntos tan profundamente personales". Pero sí ha habido varias fuentes de Buckingham que han apuntado que, por supuesto, los miembros de la familia más cercanos al príncipe Harry tenían conocimiento del aborto y que habían estado muy tristes. "El príncipe Carlos ha estado apoyando a Harry y Meghan durante su todo el proceso de dolor. Hay una gran tristeza en la familia real por ellos", ha recogido, por ejemplo, el 'US Weekly'. Pero ni este testimonio ni los diferentes que recogen otras cabeceras de diversas fuentes convencen del todo a los más críticos con la familia real. Alegan, por ejemplo, que si tanto los quisieran y los apoyaran, podrían haber puesto una corona en nombre del duque de Sussex durante el Día del Recuerdo, algo que él solicitó y la Casa Real le denegó.

Lo que aún no se ha sabido es si la familia política conocía la intención de Meghan Markle de hacer pública la pérdida de su bebé a través de un artículo de opinión. Una decisión, por cierto, para la que sí contó con el apoyo incondicional de su marido: "Decidieron que querían hablar de esto y que este era el momento adecuado para hacerlo”, dijo un amigo cercano a la pareja. Lo supieran o no, el debate no tiene pinta de bajar la intensidad. Como ven, hay opiniones críticas y comentarios para todos los gustos. Y eso seguro que no ha pillado por sorpresa a los Sussex, teniendo en cuenta no solo su interés mediático, sino también la importancia de lo que han compartido, nada menos que el dolor por la pérdida de un hijo que venía en camino.

Los duques de Sussex, en Marruecos cuando esperaban su primer hijo. (Reuters)
Los duques de Sussex, en Marruecos cuando esperaban su primer hijo. (Reuters)
Meghan Markle Príncipe Harry
El redactor recomienda