La tragedia de la familia Bruni, al cine
  1. Celebrities
LA MADRE DE CARLA PROTAGONIZA LA PELÍCULA

La tragedia de la familia Bruni, al cine

El dolor de las Bruni sale a luz en una película dirigida por una de las protagonistas, Valeria Bruni Tedeschi, hermana de Carla y que se estrena ahora

Foto: Carla Bruni junto a su hermana Valeria y su madre en una fotografía de archivo. (I.C.)
Carla Bruni junto a su hermana Valeria y su madre en una fotografía de archivo. (I.C.)

Poco queda de aquella Carla Bruni que conquistaba las pasarelas en los años 90. Desde que diera a luz en octubre de 2011 aún no ha recuperado la figura y apenas sale de su residencia desde que dejara El Elíseo. Calificada por su círculo más íntimo como una persona altiva, insegura y devorahombres, además de “sensual y sexual”, según aseguraron los más cercanos a Sarkozy a la versión francesa de la revista Grazia el pasado mes de abril, Carla Bruni tiene una complicada vida a sus espaldas que muy pocos conocen.

La mujer más deseada y odiada de Franciaa partes igualestras sus polémicas declaraciones contra el feminismo en Vogue el año pasado no sólo es una niña bien que fue educada en los mejores internados de Suiza. Musa de diseñadores como Karl Lagerfeldllegó a las pasarelas con 19 años cuando ya era rica. Detrás de esa elegancia de antaño y de la guitarra con la que se sube a los escenarios se esconde un auténtico drama familiar.

La muerte de Virginio, su hermano pequeño, de sida marca a las tres mujeres de la familia Bruni Tedeschi

La tragedia de la familia Bruni sale a luz en una película dirigida por una de las protagonistas, Valeria Bruni Tedeschi, hermana de Carla y que se estrena ahora tras ser presentada en mayo en el Festival de Cannes. En Un château en Italie se dibuja hasta el más mínimo detalle la historia de las Bruni -Carla, Veleria y su madre, Marisa Borini-. Rodada en el antiguo castillo propiedad de la familia, lugar en el que las dos hermanas han pasado parte de su infancia y adolescencia, este film intenta explicar el lado más desconocido y desgarrador de la familia.

La historia comienza con la venta de esta residencia para cubrir las dificultades económicas que tiene la familia. Sin embargo, y aunque esto supuso un drama para Carla y Valeria, ya que allí desarrollaron esa faceta artística que explotan en la madurez junto a personajes como María Callas o Luchino Visconti, sus vida dieron un giro quince años después tras la muerte de Virginio, el hermano pequeño de la familia, víctima del sida. Desde aquel momento, las tres mujeres han estado muy vinculadas a la lucha contra esta enfermedad.

Para Marisa Borini esta película ha sido una cura no sólo como madre, también como protagonista de Un Château en Italie,un trabajo muy complicado sentimentalmente y por el que tuvo que aislarse. “Si me hubiera dejado llevar por la emoción en cada escena hubiese sido imposible. Cuando se pierde a un hijo, ese drama te acompaña toda la vida. Ese sueño es mi pan de cada día”, confiesa a Le Monde.

A pesar de que Carla Bruni no ha participado en la película, sí ha apoyado públicamente a su hermana en una entrevista a la revista ELLE. En ella, Carla aseguraba que mientras fue primera dama de Francia estaba “obligada a jugar un cierto papel de apoyo exacerbado por la posición de su marido". Esta situación preocupó sobremanera a Veleria, que temía que Carla abandonara el mundo de la música. “Durante todos esos años estuve un poco angustiada por Carla. Me gustan sus canciones, me gusta su música.Y necesitaba decírselo. Temía que por su vida de primera dama enterrase su carrera”.

Centrada en sus conciertos y mientrassu madre y su hermana presentan la película por el país, Carla sabe que tiene unas raíces comunes que desmitifican a esa figura que, en algún momento de su carrera, parecía un ángel caído del cielo.