Logo El Confidencial
de raquel del rosario a julia roberts

La catástrofe de Malibú: el paraíso de los famosos, arrasado por las llamas

Mansiones al borde del mar o ranchos en las colinas por valor de decenas de millones de dólares son pasto de la llamas en un incendio que ya ha consumido 30 mil hectáreas

“Tenemos todo lo que necesitamos, el regalo de estar vivos”. Así definía Raquel del Rosario su sensación tras ser evacuada del incendio que está arrasando Malibú y Los Ángeles desde el pasado fin de semana, y que ha obligado a la cantante y a su marido, Pedro Castro, a ser evacuados de su casa, afectada por las llamas. No es la única celebrity que ha vivido una experiencia así estos días. Personajes como Tracey Bird, bastante conocidos en la ciudad de las estrellas, han lanzado a la red fotos descorazonadoras. "Reconstruiremos. Mi familia está segura"; dice la actriz y productora.

Miley Cyrus encontró su lugar en el mundo en 2016 junto a su pareja, Liam Hemsworth, en una casa de 2,5 millones de dólares en las inmediaciones del parque estatal de Malibú Creek, en el Ramírez Canyon. Una casa relativamente 'modesta', con cuatro dormitorios y dos pisos, construida en los años 50. Al azul del Pacífico y de las tardes sin nubes de este tramo de costa californiana dedicó su single 'Malibú', en su sexto álbum, 'Younger Now', lanzado en 2017. El cielo es ahora negro en Malibú y Cyrus y Hemsworth son parte de las decenas de celebrities cuya mansión ha sido devorada por las llamas. Aunque tiene otras dos casas en Los Ángeles donde pasar el mal trago. Ella está de viaje fuera de la ciudad y sus mascotas han sido rescatadas sin un rasguño.

Si eres famoso y compraste una casa con vistas en las colinas de Malibú, estas están siendo horas de angustia. Evacuados junto con el resto de los 170.000 residentes de los municipios de Malibú, en la costa, y Agoura Hills, Topanga y Calabasas, hacia el interior, decenas de celebrities pueden seguir la misma suerte que Raquel del Rosario, Miley Cyrus, Gerard Butler o Neil Young. Este último había comprado su actual casa, una cabaña rústica y ecológica en las montañas frente al Pacífico, a su mujer, Daryl Hannah, en 2016, por 3,6 millones de dólares. El cantante, que ya había perdido una casa anterior en otro incendio, ha publicado en su página web: "Ya perdí una casa en un incendio en California, ahora otra. Espero que podamos luchar unidos contra el cambio climático. Tenemos las herramientas necesarias para hacerlo si lo intentamos". Butler ha publicado él mismo una foto en Twitter delante de las ruinas de su casa, en las mismas colinas frente al Pacífico.

Hasta el momento han muerto dos personas y han ardido han ardido 370 edificios. Entre ellos, el rancho con vistas de 360 grados del músico y productor Robin Thicke. Comprado en 2015 por 2,4 millones de dólares, el complejo incluía establos y paddoks. El rancho Paramount, donde se han grabado parte de las dos primeras temporadas de 'WestWorld', y la mansión donde se ruedan los reality shows 'The Bachelor' y 'The Bachelorette' también se han calcinado. El último incendio en la zona fue conocido como 'incendio de corral', en 2007, que destruyó 95 edificios.

Ver esta publicación en Instagram

“Westworld” set burns down in California wildfire... #westworld #hbo

Una publicación compartida de Westworld (@westworldnotofficial) el

El incendio de Woolsey comenzó el jueves por la tarde en otra ciudad contigua, Thousand Oaks, y no ha parado de avanzar hacia el sur y el oeste arrasando a su paso ranchos y mansiones en estas colinas hasta ahora privilegiadas al borde del Pacífico. El fuego ha alcanzado, en su extremo oeste, las inmediaciones del parque estatal del cabo Mugu. Entre ese cabo y el de Point Dume, unos kilómetros al sur, la costa está jalonada de grandes y pequeñas mansiones. Por ejemplo, el palazzo italiano de 20 millones del cantante Robbie Williams, el resort de lujo de la modelo Cindy Crawford por valor de 50 millones de dólares y la mansión balinesa de 5 millones de dólares con 12 baños del actor Pierce Brosnan. Los tres viven al borde del mar y la autopista 1, que corre paralela a la costa, ha protegido sus mansiones del fuego. De momento. Pero están en el límite. Lo mismo ha ocurrido con las casas de Danny DeVito y de Dustin Hoffman, vecinos en la avenida Broad Beach, también al borde del mar. En cambio, la casa de Leonardo DiCaprio, valorada en 17 millones y en primera línea de la playa conocida como Playa de los Billonarios (con B) permanece bastante alejada del perímetro del incendio, más al sur.

En el interior de Malibú, el fuego está siendo más destructivo. La casa de Caitlyn Jenner con vistas de 360 grados ha sobrevivido milagrosamente a las llamas. La matriarca del clan Kardashian aparecía en un vídeo en Instagram el lunes por la mañana. De vuelta en su mansión, en lo alto de una montaña, y con su pareja Sophia Hutchins, Caitlyn se mostraba aliviada de que la casa se mantuviera en pie pero mostrando las colinas alrededor completamente arrasadas.

El incendio se extiende a lo largo de 22 de los 34 km de costa que abarca el municipio de Malibú. En el interior, a lo largo de los cañones y colinas de las montañas de Santa Mónica, avanza más allá de los límites de Malibú en los municipios de Topanga, Agoura Hills, Woodland Hills, y Calabasas, zonas todas ellas también con una alta concentración de casas millonarias y preferidas por actores y millonarios del entretenimiento como Justin Bieber, las hermanas Kardashian, Jennifer Lopez o Dwayne Johson. Más de 30 mil hectáreas han ardido. El incendio permanece activo y el tiempo seco y ventoso no hace fácil la tarea de controlarlo.

En su extremo sureste, las llamas están a unos 5 kilómetros de la mansión rústica de Mel Gibson, de 600 metros cuadrados y 11,5 millones dólares, en lo alto del cañón de Carbon. Más cerca del peligro está la gigantesca casa de Cher a orillas del Pacífico, y sus famosas palmeras, esa que Beyonce quería comprar por 40 millones de dólares y que parece un palacete veneciano: tienen el frente sur del incendio al otro lado del parque natural de Corral Canyon, apenas a 1 km y medio.

Ver esta publicación en Instagram

😔

Una publicación compartida de Julia Roberts (@juliaroberts) el

En el cabo de Point Dume, uno de los más exclusivos enclaves de Malibú, y hogar de celebrities como Julia Roberts, Gwyneth Paltrow y el cantante Kenny G, las llamas avanzan hacia la costa alcanzando las mansiones al borde del acantilado. Como la que Julia Roberts compró en 2003 por 6,5 millones de dólares, con descenso privado a la paradisiaca cala de Little Dume. Otro de los vecinos de este enclave megaexclusivo de Point Dume son Martin Sheen, Bob Dylan o el actor británico Anthony Hopkins. Unos kilómetros al norte por la autopista de la costa, sobre la inmensa playa de Zuma, está la casa que Lady Gaga compró en 2014 por 22 millones y medio de dólares. Cuando ella tuvo que salir, las llamas no la habían alcanzado, y ahora la megaestrella comparte en Instagram su angustia mientras espera a saber qué ha sido de ella.

En el interior Malibú, por las carreteras pintorescas y tortuosas que avanzan hacia Calabasas, la mansión de 2.000 metros cuadrados y 13 dormitorios de Jada y Will Smith, en el Cañón de Cold, se encuentra a tan solo 2 km del incendio. Barbra Streisand podría haber tenido peor suerte: su mansión en lo alto del acantilado sobre la cala de Paradise, aparece en el mapa de los servicios de emergencia como alcanzada de lleno por las llamas. Aunque la cantante no ha confirmado todavía la situación real de su vivienda y es probable que no se sepa con certeza hasta que el fuego sea controlado y se pueda volver a las zonas ahora evacuadas.

Malibú es una de las zonas preferidas por las celebrities precisamente por su inaccesibilidad, aún mayor que las zonas más exclusivas de Bel Air o Beverly Hills. "Las propiedades de las colinas pueden ser más caras que las de Beverly Hills", explica Tucker Simmons, cofundador de la web Velvet Ropes (velvetropes.com), que ofrece tours de casas de famosos en internet. "En general el perfil del famoso que se compra una casa en Malibú es el de alguien que se quiere alejar del mogollón de Hollywood, vivir cerca de la naturaleza, en un entorno más aislado y más relajado". Aunque puede resultar chocante utilizar el término 'bohemio' para hablar del residente de una mansión de millones de dólares, en Malibú prima la vida sana al margen del postureo. No abundan los restaurantes ni las boutiques de lujo. "Sin duda que todas estas celebrities se pondrán manos a la obra e intentarán reconstruir lo más pronto posible", augura Simmons. Es de esperar que tengan también buenas pólizas de seguros.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios