Keith Richards no lleva calzoncillos y pasa del calentamiento global
  1. Estilo
MODA

Keith Richards no lleva calzoncillos y pasa del calentamiento global

Cuando a Keith Richards le ofrecieron participar en la campaña institucional de Louis Vuitton que en años anteriores habían protagonizado el ex presidente de la URSS

Foto: Keith Richards no lleva calzoncillos y pasa del calentamiento global
Keith Richards no lleva calzoncillos y pasa del calentamiento global

Cuando a Keith Richards le ofrecieron participar en la campaña institucional de Louis Vuitton que en años anteriores habían protagonizado el ex presidente de la URSS Mijail Gorbachov o la actriz Catherine Deneuve lo tuvo claro: iba a recibir a cambio una funda de guitarra de Louis Vuitton y no se podía rechazar tal ofrecimiento. Lo de que su sueldo fuera destinado a la ONG del ex vicepresidente estadounidense Al Gore es lo de menos: “No puedo decir que me preocupe el destino del planeta”, ha asegurado esta semana el miembro de los Rolling Stones al diario The Times.

En conversación con la periodista Lisa Armstrong, Richards da a conocer su particular visión sobre la moda y la belleza (“las calaveras nos recuerdan que, después de todo, somos iguales. La belleza tiene la profundidad de la piel”) y desvela algún detalle que viniendo de una de ‘sus satánicas majestades’ no puede ser calificado de sorpresa: “No llevo ropa interior y no lavo la ropa. ¿Cómo sé si mi ropa apesta? Me deshago de ella”.

Richards sabe que ha sido “inventado por los medios de comunicación”. “Soy un simple trovador”, asegura a la vez que explica que él no quería ser una estrella del rock, “sólo quería hacer música”. Claro que para poder vivir de eso comprendió que “tienes que ser famoso”. Lo demás ha venido por añadidura.

La estéril y eterna polémica entre los Rolling Stones y The Beatles también tuvo su versión en la moda. “Los Stones no eran competitivos con la ropa”, afirma. Recuerda que el primer manager de la banda, Andrew Oldham, les quiso poner unos uniformes como los que llevaban los de Liverpool, pero “los tiramos en una semana”. Mick Jagger ya había hablado sobre la afición de Oldham por la ropa hace cinco años con el diario australiano The Age: “Le encantaba la ropa, y es eso lo que hacían los managers entonces, vestir a los muchachos”. Oldham consiguió crear una imagen opuesta a The Beatles haciendo de los Rolling unos ‘chicos malos’.

Sobre sus compañeros, Richards lo tiene claro: el dandy del grupo es Bill Wyman (aunque ya no está en la formación), “pero Charlie Watts es el miembro más estiloso”. Al parecer pasa horas y horas en tratamientos de belleza y arreglando sus trajes. “Ahí lo tienes a él, en Savile Row, ¿y soy yo el icono de la moda?”

El relato de Richards sobre su vestimenta en la infancia no tiene desperdicio y tampoco se diferencia demasiado de la de cualquier hijo de vecina: “Llevaba lo que mi madre quisiera ponerme: shorts aburridos y camisetas pequeñitas, uniformes del colegio... Odiaba los zapatos marrones”. Definitivamente, como reconoce el músico, “la moda piensa más en mi de lo que yo pienso en ella”.