Logo El Confidencial
SALUD Y BELLEZA

¿Quemados por el sol? Agua y ‘aloe vera’ son la solución

Por mucho que lo intentemos, hay ocasiones en las que es imposible evitar quemarnos cuando estamos tomando el sol. ¿Quién no se ha quedado alguna vez

Foto: ¿Quemados por el sol? Agua y ‘aloe vera’ son la solución
¿Quemados por el sol? Agua y ‘aloe vera’ son la solución
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Por mucho que lo intentemos, hay ocasiones en las que es imposible evitar quemarnos cuando estamos tomando el sol. ¿Quién no se ha quedado alguna vez dormido en la playa después de comer, despertando dos horas más tarde con toda la piel (excepto donde teníamos el periódico) roja, seca y ardiente? A nadie le gusta esa sensación y para evitarla hay soluciones tan sencillas como aplicar una crema con factor de protección solar adecuado a nuestro tipo de piel o simplemente evitar la playa en las horas en las que el sol incide de un modo más directo, pero aunque lleguemos demasiado tarde para evitar las quemaduras, podemos aliviar la sensación de malestar en nuestra piel con algunos sencillos trucos.

    Para comenzar, y al igual que con todos los consejos relacionados con la belleza y el verano, hay una palabra que no debemos borrar de nuestras mentes en ningún momento: agua. Es necesario beber mucha, porque la piel sufre un rápido proceso de deshidratación cuando se quema, y beber agua es el método más efectivo para aportar a nuestro cuerpo el agua que ha desaparecido. Aunque no sirva para paliar de inmediato las incómodas molestias de las quemaduras, ayudará a nuestra piel a recuperarse mejor de esta agradable situación.

    Por supuesto, el agua no basta por sí sola para calmar los incómodos síntomas de las quemaduras. La naturaleza guarda interesantes secretos para aliviar la sensación de escozor y ardor en la piel. Uno de ellos es el aloe vera. Esta planta crasa originaria del norte de África que ya utilizaban los antiguos sumerios ha visto en los últimos años cómo su popularidad aumentaba entre las personas deseosas de encontrar remedios de belleza natural.

    Su fácil cuidado hace que la planta pueda sobrevivir en muchos lugares de España sin mayor problema, por lo que tener una en casa para ayudarnos en momentos como éste no resulta demasiado complicado. Para utilizarla sólo hay que tomar una parte de la hoja, abrirla y aplicar directamente la sustancia gelatinosa que sale de su interior sobre la parte quemada. Si no tenemos ‘mano verde’ y carecemos de plantas en nuestro balcón, en el mercado existen geles de aloe que pueden sustituirlas. Sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas nos harán sentir un alivio instantáneo.

    En el mercado existe además una gran variedad de productos cosméticos destinados ex profeso al alivio de la piel tras situaciones traumáticas como las quemaduras solares, siempre con rapidez y efectividad. Consulte en su farmacia o tienda habitual cuál es el más adecuado para su situación particular, aunque no olvide que el tratamiento de las quemaduras solares puede requerir asistencia médica en caso de que la exposición al sol haya sido demasiado elevada y surjan ampollas en la piel: toda precaución es poca.

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios