Logo El Confidencial
HOTEL

Una habitación a cien mil leguas de viaje submarino

Los ricos emigran a Dubai. Este emirato, uno de los siete que componen desde 1971 los Emiratos Árabes Unidos, goza del privilegio de tener la renta

Foto: Una habitación a cien mil leguas de viaje submarino
Una habitación a cien mil leguas de viaje submarino
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Los ricos emigran a Dubai. Este emirato, uno de los siete que componen desde 1971 los Emiratos Árabes Unidos, goza del privilegio de tener la renta per cápita más alta del mundo y hacer frente a la crisis mundial con una sonrisa y algún que otro capricho para los más adinerados. Tal vez por esa razón, los empresarios del ocio y la restauración también están poniendo su empeño en crear en el emirato instalaciones de lujo que no están al alcance de cualquier bolsillo.

     

    Ese es el caso del hotel Atlantis The Palm. Un resort de lujo situado en el archipiélago artificial de Jumeirah cuya mayor atracción son las Chambers Suites, unos alojamientos bajo el nivel de mar con vistas subacuáticas a la laguna del Embajador. Quizá estas habitaciones sumergidas con vistas similares a las del mítico Nautilus, hayan sido la inspiración para dos nuevos hoteles planificados para ser construidos totalmente bajo el agua, el Poseidon Resorts, en las islas Fidji y el proyecto Hydropolis, también en Dubai (Ver noticia).

     

    Donald Trump tampoco quiere faltar en Dubai, tanto es así que ya ha comenzado la construcción de su próximo hotel, del que incluso ha puesto en venta los lujosos apartamentos de la parte superior de la edificación en el pequeño emirato, que se han convertido en los más caros de la zona. El establecimiento del magnate se situará también en Jumeirah, frente a las costas de la ciudad y contará también con una sede del famoso Cirque Du Soleil.

     

    Pero hasta que estos proyectos lleguen a su fin, The Palm sigue siendo un lugar único para hacer una inmersión en seco en las aguas del Golfo Pérsico, aunque eso sí, para evitar riesgos, en una laguna artificial. Para ello, el huésped puede elegir entre la Suite Neptuno y la suite Poseidón para relajarse mientras observa el agua y las más de 65.000 especies marinas que habitan la zona nadando frente a su ventana.

     

    Aunque las suites subacuáticas sean quizá lo más llamativo de la oferta de este Resort, al resto de habitaciones -divididas en habitaciones deluxe y suites ejecutivas, reales y presidenciales- tampoco les falta ningún detalle para que el huésped disfrute de su estancia y de las vistas al archipiélago y al Golfo.

     

    Destaca también su oferta gastronómica con chefs de renombrado prestigio internacional. Así, al frente del Nobu se encuentra Nobu Matsuhisa que ofrece su especial mezcla de sabores conjugando las notas de la cocina japonesa más tradicional con ingredientes novedosos. El italiano Giorgio Locatelli también hace gala de su dominio de la cocina de su país de origen entre las paredes del Ronda Locatelli, como Michel Rostang, un cocinero francés con dos estrellas de la guía Michelín en su haber que hace lo propio con la tradición gastronómica gala.

     

    También encontramos en Dubai, en el restaurante Ossiano, a Santi Santamaría. El chef, poseedor de tres estrellas Michelín, más conocido en España por su desaprobación de los métodos utilizados por Ferrán Adriá, presenta ante los comensales del resort de Dubai sus especialidades en pescados y mariscos y en cocina catalana con platos inspirados en las profundidades marinas.

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios