Logo El Confidencial
JOYAS

Carrera y Carrera vuelve a la naturaleza para crear Aqua

Corría el año 1885 cuando un local comercial de la calle Santa Isabel de Madrid se convertía en la sede de la primera joyería de Carrera

Foto: Carrera y Carrera vuelve a la naturaleza para crear Aqua
Carrera y Carrera vuelve a la naturaleza para crear Aqua
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Corría el año 1885 cuando un local comercial de la calle Santa Isabel de Madrid se convertía en la sede de la primera joyería de Carrera y Carrera. Desde entonces ha pasado más de un siglo y su forma de entender el mundo de las gemas y los metales preciosos se ha expandido por todo el planeta. Hoy en día, la firma cuenta con diecinueve boutiques propias y 250 puntos de venta en 26 países diferentes, aunque su principal mercado está en Rusia y Japón.

     

    La firma Carrera y Carrera presenta su nueva colección que une una serie de piezas bajo el nombre ‘Aqua’. La elección del nombre no es casual, ya que estas joyas siguen la estela de una sortija que la firma ya realizó en 2005 y que se ha convertido en una de las insignias de la casa de joyas. Se trataba de una pieza realizada totalmente en oro combinando el acabado mate con el brillo y sobre el que los orfebres han trabajado para lograr un grabado que refleje la alegría de un patio sevillano.

     

    Esa pieza ha inspirado ahora toda una colección en la que pendientes, colgantes y anillos participan de ese espíritu festivo con el que la firma española ha querido dotar a una colección que, según cuentan desde la casa de joyas, simboliza el misterio de la luna llena y de los ríos caprichosos jugando con ella. Con esta alegoría han creado joyas que están llamadas a convertirse en un must de la casa madrileña, que pertenece desde 2006 al grupo Lladró. Su simbolismo no hace más que reflejar la opción de la joya, que combina un aire fresco con el toque elegante que tienen siempre las piezas de la firma, lo que hace que sean aptas tanto para el día como para acompañar a un traje de alta costura en la noche.

     

    La nueva colección parte de la ya conocida esfera de oro para imprimirle nuevos grabados inspirados en el agua y en su juego con el resto de la naturaleza, eterna inspiradora de las colecciones de Carrera y Carrera. La clave de sus nuevas piezas está de nuevo en ese estilo barroco depurado que es el santo y seña de la casa de joyas.

     

    Los colgantes y pendientes de ‘Aqua’ adoptan formas redondeadas y sinuosas y los colgantes se reinventan en grandes tamaños, de acuerdo con las nuevas tendencias para adaptarse a estilos más urbanos, pero al mismo tiempo en estrecha relación con lo chic y lo distinguido que se ha mantenido en anteriores colecciones.

     

    Colecciones en las que han confiado clientes en todo el mundo. Incluso las familias reales, que han apoyado a la firma casi desde sus comienzos. No en vano, la tiara que lució la tan querida reina Fabiola de Bélgica en su boda con el rey Balduino llevaba el sello de la joyería de la calle Santa Isabel. También la princesa de Asturias posee otra tiara de Carrera y Carrera, y Miriam Ungría, princesa del Tirnovo es una de las incondicionales de la firma.

     

    También las celebrities han optado por esta casa de joyas a lo largo de su historia. Claudia Schiffer, Melanie Griffith o Meryl Streep son solo algunos de los nombres que eligen las joyas de una firma que no envejece a pesar de haber cumplido ya los 123 años de edad.

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios