Llegó la temida hora de enseñar los pies
  1. Estilo
belleza

Llegó la temida hora de enseñar los pies

Las sandalias están a la vuelta de la esquina y, no nos engañemos, durante el invierno los pies son siempre los grandes olvidados. Es hora de ponerse manos a la obra para

Las sandalias están a la vuelta de la esquina y, no nos engañemos, durante el invierno los pies son siempre los grandes olvidados. Es hora de ponerse manos a la obra para librarse de durezas, callos, talones agrietados y uñas desastrosas, y que tengan buen aspecto cuando toque enseñarlos. Es aconsejable dejar la primera pedicura de la temporada en manos profesionales. Así, después bastará con seguir estos pasos para mantenerlos perfectos el resto del verano.

1. Retira el esmalte y pon los pies en agua caliente con sales o alguna loción no muy jabonosa durante diez minutos.

2. Corta las uñas siempre en recto. Si recortas los laterales, cambiaras su forma y el sentido del crecimiento. Respeta el largo de la yema porque una demasiado corta se puede encarnar.

3. Lima en una única dirección para evitar romper y rayar la superficie. Para suavizar las esquinas, usa la lima. Las uñas de los pies son más gruesas que las de las manos y requieres limas especiales de grano más grueso. Y es importante hacerse con un buen arsenal de herramientas de pedicura. ¿Los básicos? Cortaúñas, empuja-cutículas, corta-cutículas, limas y raspador. El mini kit de Tweezerman contiene los elementales y están fabricados en acero inoxidable.



4. Aplica una crema en las cutículas y dejarla actuar cinco minutos dentro del agua caliente. Pasado este tiempo, saca los pies y se empuja las cutículas con una herramienta específica. Si fuera necesario, se pueden cortar las pieles sobrantes. Limpia siempre debajo la uña.

5. Suavizar requiere frotar la zona de durezas con una lima especial o una piedra pómez. Estas se producen en zonas de presión; porque, para protegerse del roce constante, la piel se engrosa. Esta rutina se puede incorporar a diario en la ducha para mantener los pies suaves. Entre los útiles más modernos para esta labor, Micro-Pedi de Emjoi (49,95€) es un gadget de belleza son un rodillo micro-mineral que elimina durezas con bastante rapidez.

6. Usa una crema exfoliante para arrastrar todas las células muertas y aclara con abundante agua. Ahora hay sistemas de peeling muy cómodos que se pueden usar como mascarillas. Así son los calcetines exfoliantes de SalvePed (11,45 €), que s eplaica durnate veinte minutos y cuyo efecto dura hasta siete días.



7. Nutrir con crema hidratante para prevenir la sequedad es el siguiente paso. Repair Crema de Pies de Eucerin (6,90€) les aporta un efecto hidratación continuado.

8. Limpia bien la base de cada uña para que no queden restos de grasa de las cremas porque si no, se producirán burbujas al aplicar la laca de color.

9. Para esmaltar, se aplica primero una base fortalecedora y después el esmalte preferido en dos capas muy finas. Hay que dejar que pasen varios minutos entre una y otra. Se remata con un top coat para que el lacado dure y brille. Las uñas de los pies crecen más lentamente, asi que se puede invertir en un esmaltado profesional semi-permanente. Los resultados de Shellac (35 € aprox. el servicio de pedicura más esmaltado) aguantan bien durante casi un mes. Eso sí, tanto la aplicación como su retirada se debe hacer en un salón profesional.

10. Rodea cada uña con aceite hidratante de cutículas por la piel de alrededor (Solar Oil de CND es un clásico) y, cuando se haya secado la laca, aplica una capa fina de crema hidratante que no contenga nada de alcohol, porque reduce bastante el brillo.