Cinco restaurantes de rentrée que no te puedes perder
  1. Estilo
FOODIES

Cinco restaurantes de rentrée que no te puedes perder

Estos bares se han propuesto conquistarnos por el estómago y reconquistarnos por los ojos. El que no ha abierto sus puertas este mismo año, llega redecorado.

placeholder Foto: El restaurante Bacira, que abrió este verano en Madrid
El restaurante Bacira, que abrió este verano en Madrid

Estos restaurantes se han propuesto conquistarnos por el estómago y reconquistarnos por los ojos. Como si supieran que estamos más que dispuestos a engordar nuestro placer mientras adelgazan nuestras ganas. El que no ha abierto sus puertas este mismo año, llega al otoño redecorado. Vamos a entrar a mirar y a ver qué tenemos para comer. Si eres un gastrónomo de verdad tendrás que pasarte por aquí

LA TASQUITA DE ENFRENTE, EN MADRID

El parón y cuenta nueva son ahora gastronómicos. Un restaurante con 50 años de fogones a sus espaldas que cerró en julio para abrir en septiembre y hacerlo como lo ha hecho: con la cara lavada y recién peinado. Dice Juanjo López, el comandante al frente de la tradición familiar, que para "reconquistar la memoria del paladar de todos sus incondicionales"y para seguir siendo la casa de comidas que siempre fue, sin excentricidades. La historia de La Tasquita de Enfrentese puede contar en los cuadros y fotografías que adornan las paredes y que siguen ahí, en el Madrid más castizo (C/Ballesta, 6). ¿El protagonista? El producto de temporada. La carta siempre está abierta y endulzada con los postres de Abraham Maciñeiras.

No te pierdas: clásicos como los callos, la carrillera de ibérico o de buey, la hamburguesa de solomillo, trufa y foie, o la raya a la mantequilla negra (homenaje a la Gastroteca), cada uno con su vino.

ECLÈCTIC, EN BARCELONA

Viene precedido por su nombre, que habla ya de lo que es este local (C/Sagués, 16),que habitó antes La Mifanera (especializado en arroz). Su propuesta gastronómicaune lo clásico con lo moderno y lo cercano con lo exótico; lo que se dice ecléctica. Eclèctic es pura mezcla: lo mejor de cada casa. No valen los prejuicios ni los dogmas y nada de etiquetas. Es cocina sin límites ni complejos, que parte de la tradición para llegar no se sabe dónde. Habrá que probarla.

No te pierdas: su ensalada de atún en texturas (tataki, ventresca, mousse y loma de atún con tomate confitado y vinagreta de ñoras)de primero, y su confit de pato de elaboración propia con toques de salsa hoisin y wok de verduritas de segundo. De postre, su Red Velvet: bizcocho rojo, mousse de lichis y perlas de limón. Tienen también menú de degustación.

O BALADO, EN LA CORUÑA

Este restaurante no tiene nada que ver con los otros. Nos vamos de la ciudad a un rincón muy escondido en el campo. Hasta una casa labrega en Boqueixón (La Coruña), la Galicia profunda. En un viaje que también es culinario. El que proponen Marta y Roberto, veinte años en el mundo de la hostelería, que sí es mucho. O Balado es una finca de 7000 metros cuadrados para declarar su amor a la cocina tradicional que se vuelve vanguardista y donde cabe una huerta ecológica con 800 plantas, que llenan su despensa, y donde crían a la joya de su corona, la ‘galiña de Mos’, por supuesto en libertad. A esto se suma el cordero lechal de la zona y su tentador horno de leña. Ellos lo llaman "cocina con alma, que anhela reencontrarse con los orígenes y donde la materia prima es la protagonista principal".

No te pierdas: el cordero lechal, la gallina con arroz, la tempura de verduriñas, anguilas y langostinos o el bonito a la plancha.

BACIRA, EN MADRID

Abrió en pleno verano y en pleno barrio de Chamberí (C/Castillo, 16), y lo que ofrece es una experiencia gastronómica en la que el Mediterráneo y Asia se dan la mano. Eso es lo que sus promotores querían desde el principio: juntar el atún, el bacalao o las mollejas con las algas, el jengibre o el lemon grass. Esto y que los platos y las técnicas dancen al ritmo de las estaciones y el mercado. En Bacira, esta fusión gastronómica se advierte en la decoración, luminosa y un tanto ecléctica.

No te pierdas: el tartar de atún picante con aguacate, alga wakame y pomelo rosa, la espuma de bacalao con pimientos rojos asados y aceitunas negras, el huevo a 65º con sus migas, patatas y chorizo.

PONTEAREAS, EN MADRID

Otro clásico que se ha sometido a algunos retoques a sus 30 años. El restaurante Ponteareas, en el corazón del barrio de Salamanca (Claudio Coello 96), abrió sus puertas como nuevo hace ahora nueve meses. El resultado, en manos del decorador Agustín Granell, es un espacio elegante, a la medida de la zona,con celosías de madera, colores cálidos, amplios ventanales con vistas al jardín y una zona de mesas altas para la comida informal: esas tapas y raciones que son tan nuestras. La cocina, de vanguardia.

No te pierdas: el caldito reconstituyente con berza, las zamburiñas o navajas a la plancha, el huevo 'dos cocciones' con foie, la cazuelita de morro y pata. De postre, tarta de queso, yogur con frutas del bosque o filloa de crema.

Barcelona Galicia Restaurantes