Logo El Confidencial
horas de sueño y alimentación, las claves

Consejos para que los niños vuelvan a la rutina de los horarios

Es importante que la adaptación sea progresiva y que se realice una semana antes de comenzar las clases. La implicación de los padres es fundamental

Foto:

Si a ti te cuesta volver a la rutina tras varias semanas de vacaciones -levantarte pronto, concentrarte en el trabajo…-, tus hijos no se quedan atrás. Llevan más de dos meses sin un horario marcado y ahora es difícil que, al menos, se vayan a al cama pronto. ¿Cómo podemos conseguirlo?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda adelantar esa adaptación a horarios de sueño y comida y no dejarlo para última hora. "El reloj biológico de los niños puede tardar en ajustarse varios días, e incluso una semana, provocando alteraciones en la vigilia del sueño, desorden del apetito, irritabilidad, problemas de atención o pequeñas alteraciones del ritmo cardiovascular", ha explicado el portavoz de la asociación, Gonzalo Pin.

La recomendación de los expertos es que adelantemos progresivamente la hora de irse a la cama, en intervalos de 10-15 minutos, durante una semana o diez días, incluyendo los fines de semana. Puedes implicarles en esta tarea con un reloj divertido en su habitación, enseñándoles la hora a la que deben irse a dormir y que sean ellos mismos los tomen la responsabilidad. Otras pautas son propiciar la entrada de luz natural antes de despertarse o ir andando al colegio para estimularlos.

Un buen desayuno en una habitación iluminada les ayudará a despertarse y a rendir en el colegio

Para conciliar bien el sueño hay que eliminar, además, cualquier pantalla -móvil, tablet, televisión- al menos una hora antes de acostarse. Es la ocasión ideal para establecer una rutina de unos 30 minutos, que puede incluir el baño o la lectura de su libro favorito antes de meterse en la cama.

La alimentación también juega un papel importante a la hora de volver a la rutina. Un buen desayuno en una habitación iluminada les ayudará a despertarse y a rendir en el colegio. Evita que cenen justo antes de irse a dormir, ya que el sueño no será tan reparador como debería.

El Departamento de Orientación Psicopedagógica de los Colegios CEU recomienda también hacer partícipe a los niños en la compra de material escolar, el forrado de libros, la preparación de la mochila, que apunten en la agenda cuando empieza el colegio o la actividad extraescolar que les gusta. Esto les motivará durante la semana y les ilusionará la vuelta a la rutina. Además, ayudará a disipar posibles tensiones, nervios o apatía que pueda generar la vuelta a las clases.

Incluso ordenar la habitación puede ser otra forma de introducirles en la rutina, guardando los juguetes y colocando el material escolar y los libros que va a utilizar durante el año a la vista, mientras repasáis los nombres de sus compañeros de clase.

Juega con ellos y, mientras, háblales sobre la vuelta al cole, subrayando los aspectos positivos e intenta no quejarte de tu vuelta al trabajo. "Hay que adaptar el lenguaje utilizado para que lo entienda el menor, buscar el momento anímico idóneo, mantener una escucha activa y atender a sus ruegos, dudas o petición de aclaraciones", aconsejan desde el Departamento de Orientación Psicopedagógica.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios