Demi Moore, según los médicos estéticos... ¿Es realmente una bichectomía? ¿Qué se ha hecho?
  1. Estilo
  2. Belleza
El veredicto

Demi Moore, según los médicos estéticos... ¿Es realmente una bichectomía? ¿Qué se ha hecho?

Mucho se ha hablado del nuevo aspecto de la actriz. A sus retoques del pasado se le suman unos dudosos aderezos que, más que darle alegría a la salsa, la han arruinado

placeholder Foto: Demi Moore, en el desfile de Fendi. (Cortesía)
Demi Moore, en el desfile de Fendi. (Cortesía)

Casi sin quererlo, toda la atención de la Semana de la Alta Costura se la llevó Demi Moore con su inesperada aparición sobre la pasarela. Sin embargo, el centro de todas las miradas no fue a parar a su incursión en el mundo de la moda sino a su nuevo rostro. La última vez que habíamos recapacitado sobre su uso de la medicina estética, descubrimos que la actriz había pasado en más de una ocasión por quirófano y que conocía al dedillo todos los rellenos y toxinas del mercado estético, convirtiéndose para muchos expertos en una alumna aventajada del buen uso de la medicina antiedad.

Pero su estado actual lo ha cambiado todo. Parece que la última puesta a punto antes del desfile se ha convertido en un pequeño desastre. Hablamos con dos médicos estéticos con dos puntos de vista distintos para desenmarañar qué se ha hecho Demi y por qué tiene esa cara que la acerca al Joker de Heath Ledger.

placeholder Demi Moore, antes y después. (Getty/Fendi)
Demi Moore, antes y después. (Getty/Fendi)


No es una bichectomía

Mientras todas las cabeceras señalaban una bichectomía como culpable del destrozo, nuestro médico estético de referencia, Leo Cerrud, se desmarca por completo y apunta que no ve en la retirada de las bolas de Bichat la causa. “Le han hecho una intervención de hilos tensores espiculados o incluso hilos con conos, que son los que se anclan en la dermis (ambos con el fin de producir un efecto lifting, generando nuevo colágeno y tensando desde la dermis) y traccionan la cara de esa manera tan sumamente antinatural y en contra de toda anatomía mínimamente lógica”, detalla el experto.

El resultado antinatural, según el doctor, estaría en una incorrecta intervención: “Este tipo de hilos, si se colocan en su sitio, producen un ligero desplazamiento de tejidos que, ayudado de rellenos, toxinas, etc, pueden quedar perfectamente sutiles y naturales, pero no es el caso”. Al haber recurrido a los hilos tensores, Leo nos explica que ese gesto abandonará el rostro de Demi Moore mucho antes de lo que pudiéramos esperar y que en unos 4 o 5 meses volverá a su estado anterior.

... pero ¿y si lo fuera?

En la otra versión de los hechos, la sombra de la bichectomía planea con insistencia. La intervención a través de la cual se retira la bola de grasa que se encuentra entre las mejillas y la mandíbula, las llamadas bolas de Bichat, explicaría esa prominente hondonada en el rostro de Demi Moore, y así lo desarrolla la doctora Elena Moreno, médico estético de la Clínica FEMM: “La forma afilada del rostro apunta a una bichectomía porque lo tiene muy hundido, pero además ha debido rellenar el pómulo. Cuando quitas las bolas de Bichat, efectivamente, el rostro se estiliza y el pómulo se resalta, pero en este caso el aspecto del pómulo es muy exagerado, porque creo que también se ha podido poner un relleno”.

Pero todo parece indicar que una sola intervención quirúrgica no ha sido la única culpable del gesto casi caricaturesco de la actriz de 'Ghost'. En la lista de retoques, la doctora de la Clínica FEMM también apunta a un compendio de hilos tensores en el cuello para lograr ese efecto lifting y ácido hialurónico en los labios, además del alisamiento del código de barras.

En el resto del rostro, la doctora también llama la atención sobre el tercio superior, donde la total ausencia de líneas de expresión se explicaría con toxina botulínica en frente, entrecejo y patas de gallo, de ahí que su mirada parezca paralizada. Para la doctora Moreno también podría contemplarse un cambio muy sutil en su nariz: “Con la edad, la punta suele bajar, se acorta la distancia entre la nariz y el labio; en su caso, la punta está elevada, subida y recta, y la parte inferior de la nariz está más afinada, como se aprecia en la parte de las aletas”.

Tanto para un doctor como para otro, de lo que no queda ningún tipo de duda es que este último retoque estético ha inclinado la balanza hacia el error estético. En unos meses veremos cuál es el verdadero rostro de Demi Moore.

Demi Moore Cirugía estética
El redactor recomienda