Logo El Confidencial

Vuelve la logomanía ¿Te apuntas otra vez a la 'marquitis'?

En plena crisis, surge una tendencia insospechada: la ostentación del logo. Una de las firmas que se apuesta por esta tendencia ha sido Alexander Wang.

Foto: Rita Ora lleva camiseta con logos de DKNY.
Rita Ora lleva camiseta con logos de DKNY.

En plena crisis, surge una tendencia insospechada: la ostentación del logo. Una de las firmas que se ha convertido en el trampolín de esta tendencia ha sido Alexander Wang, que apuesta por el nombre de la marca como estampado principal de su colección primavera/verano 2014. "Crecí en los 90, cuando las prendas eran pura publicidad. Quise tomar esta idea y llevarla a la colección”, aclara el diseñador.

La logomanía sufrió su punto álgido en los 90, respondiendo a la necesidad de exaltar la pertenencia a un restringido y lujoso grupo social. Los bolsos se llenaban de logos y las firmas apostaban por convertir al comprador en una valla publicitaria andante. Entonces, de repente, el lujo sutil ganó posiciones. Quizás fue el empeño de marcas como Uniqlo o American Apparel de apostar por productos ajenos a logos. Quizás, el comienzo de la crisis. Pero lo que sí quedó claro es que el desfile otoño/invierno 2011 de Louis Vuitton destacó no solo por la aparición de Kate Moss fumando, sino por la ausencia de logos. Bernard Arnault, propietario de LVMH, aclaró que el grupo quería centrarse en una estrategia que redujera la visibilidad de los logos. François-Henri Pinault también había anunciado que prefería un lujo más discreto en el que los logos tuvieran un papel secundario.

Los compradores preferían prendas y accesorios en los que los detalles fueran los que los hicieran reconocibles. Únicamente los entendidos o los pertenecientes a los restringidos grupos que tienen acceso a ese tipo de productos los identificarían. Por ejemplo, el acolchado del 2.55 de Chanel se convirtió en un hit, al igual que el bolso Cabat, de Bottega Veneta, cuyo único signo identificativo es su artesanal trenzado.

En este panorama, las firmas comenzaron a ironizar con los logos, con marcas como Brian Lichtenberg como uno de sus mayores exponentes. 

Humberto Leon, director creativo de Opening Ceremony, habla sobre este boom: “Hace 4 o 5 años, tuvimos esta conversación. Decidimos que era el momento de traer de vuelta a los logos”. Ahora, al frente de Kenzo, enfatiza la idea: “Es un momento muy interesante para abrazar los logos”. Junto a Carol Lim, presenta sudaderas de la firma en las que KENZO aparece como elemento principal.

El boom por la moda 'gangsta', promovida por celebrities como Rita Ora, ha sido otro de los responsables del furor por presumir de marca. Precisamente es Rita Ora la imagen de DKNY, una de las firmas que más ha apostado por la logomanía y que desde su nacimiento, en 1989, hizo de sus letras un símbolo que representaba un mundo aspiracional más asequible que el resto. El furor por el hip hop también ha contribuido al amor por los logos.

¿Te apuntas a la moda noventera de presumir de marca?

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios