5 años sin Pedro Zerolo: su viudo y sus hermanas, unidos para mantener su legado
  1. Famosos
GRAN LUCHADOR

5 años sin Pedro Zerolo: su viudo y sus hermanas, unidos para mantener su legado

El 9 de junio de 2015, el activista y político falleció víctima de un cáncer de páncreas. Ahora la fundación que lleva su nombre cobra impulso para continuar con su labor

Foto: Pedro Zerolo y su marido, Jesús. (Reuters)
Pedro Zerolo y su marido, Jesús. (Reuters)

Hay dos fechas muy marcadas en el calendario de todos los que quisieron a Pedro Zerolo: el 20 de julio de 1960, cuando nació, y el 9 de junio de 2015, cuando falleció al pie del cañón tras luchar contra un cáncer de páncreas que hizo público en los medios de comunicación en enero de 2014. Ambas también marcan los distintos reconocimientos públicos que ha recibido desde entonces y también la agenda de la fundación que lleva su nombre.

Al frente de la misma, como presidente, se encuentra su viudo, Jesús Santos Esteban, con quien se había casado el 1 de octubre de 2005, solo un día después de que el Partido Popular presentara un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley del matrimonio igualitario por la que tantos años había peleado, primero como activista y finalmente como político. De hecho, hasta el momento de su muerte fue responsable de la Secretaría de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG.

La simbólica ceremonia, no solo en términos personales sino políticos, fue oficiada por Trinidad Jiménez, de cuya mano entró en la política madrileña en 2003, y una de sus máximas aliadas no solo en política sino en su vida, y no faltaron algunos de sus mejores amigos, muchos de ellos anónimos y otros con enorme relevancia pública como Jesús Vázquez, Cayetana Guillén Cuervo o José Blanco, en aquel entonces secretario de Organización del PSOE.

Apartado del foco mediático

Jesús, su marido, ha llevado en estos cinco años una vida muy discreta y alejada de los focos, aunque ha hecho alguna que otra excepción como cuando presentó la mencionada fundación en julio 2018 y puso de manifiesto cuál era el propósito fundamental de la misma: "Hay que seguir trabajando para la no discriminación, por la identidad trans y contra las agresiones que siguen existiendo en el colectivo", manifestaba el hombre que compartió más de veinte años con él, diez de ellos antes de casarse.

Jesús felicita a Pedro en la recogida del Premio Carmen Cerdeira a los Derechos Civiles, en 2014. (EFE)
Jesús felicita a Pedro en la recogida del Premio Carmen Cerdeira a los Derechos Civiles, en 2014. (EFE)

Aunque se presentó a los medios el día que Zerolo hubiera cumplido 58 años, la fundación no pudo echar a andar en términos reales hasta febrero del año pasado, como nos recuerda Miguel A. Fernández García, director ejecutivo de la misma: "Hasta entonces no terminaron los trámites administrativos con la consecución del rango de personalidad jurídica". A partir de ese momento comenzaron las actividades, la reuniones y las iniciativas que quieren promover, pero la pandemia del coronavirus ha impedido que se pongan numerosos planes que tenían en marcha.

"Queríamos haber entregado el primer Premio Pedro Zerolo coincidiendo con su 60 cumpleaños, pero por el covid-19 lo hemos tenido que posponer hasta el año que viene. Nuestra intención era realizar numerosas actividades desde ese 20 de julio hasta el 20 de julio de 2021 con motivo de este aniversario, pero el premio tendrá que esperar hasta el año que viene. Estábamos preparando una exposición que íbamos a inaugurar en septiembre sobre su legado en Tenerife, a través del cabildo, porque, como todo el mundo sabe, aunque nació en Caracas, sus padres eran de allí, y fue en la isla donde pasó su infancia y su adolescencia. Le tenía un inmenso apego, siempre se sintió de allí, y por eso había sido reconocido como hijo ilustre. Iba a ser una exposición itinerante, que íbamos a llevar después a numerosas ciudades como Madrid, Sevilla, A Coruña, Valencia... pero también tendrá que esperar", nos comenta Fernández García.

En junio del año pasado, el viudo y la hermana de Zerolo, recogiendo el reconocimiento de hijo ilustre de Tenerife. (EFE)
En junio del año pasado, el viudo y la hermana de Zerolo, recogiendo el reconocimiento de hijo ilustre de Tenerife. (EFE)

La Fundación Pedro Zerolo nace con el propósito de mantener vivos su memoria y su legado, algo en lo que están muy implicados no solo su viudo, sino también sus hermanas, María Concepción (su familia y su entorno la llaman cariñosamente Conchi), de quien se dice en la web que es "madre, feminista, laica, socialista, lucha por una sociedad más justa y libre, defensora de la educación y todos los servicios sociales públicos", y María Cristina, a quien se define en términos similares: "Feminista y laica con el alma y corazón socialista, defensora de la igualdad y la libertad". Ambas ocupan sendas vicepresidencias, junto al activista Antonio Poveda Martínez.

"Nos reunimos mínimo una vez al mes. Aunque llevamos muy poco tiempo, nos llegan muchas peticiones, solicitudes, proyectos de actividades... Tenemos, además, mucho trabajo, pues hay un fondo documental excepcional, que tenemos que ordenar, archivar, documentar... Disponemos de más de 20.000 fotografías y de mucha documentación que generó en su papel de activista, de abogado, de su paso por la política... No hemos accedido a ningún tipo de subvención, así que funcionamos con microdonaciones de más de cien personas", nos explica el director ejecutivo de la fundación.

Jesús, su viudo, aseguraba a 'El Español', cuando aún no se había puesto en marcha la fundación, que "no concedo entrevistas y mucho menos para hablar de mi vida privada", y Trinidad Jiménez subrayaba que "Jesús siempre se ha mantenido en el anonimato porque no ha querido que nadie piense que ha aprovechado su relación con él para darse importancia". Y así ha sido todos estos años, en los que ha compaginado su labor en la fundacion con su faceta como docente, ya que se graduó en procesos gráficos y comunicación. El activismo es algo que lleva en el ADN, al igual que su marido, a quien conoció en COGAM, el Colectivo de Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid, en 1994 y a cuyo lado estuvo hasta el final.

Trinidad Iglesias y Pedro Sánchez, en la capilla ardiente de Pedro Zerolo. (EFE)
Trinidad Iglesias y Pedro Sánchez, en la capilla ardiente de Pedro Zerolo. (EFE)

Se trata de la misma época en que Pedro Zerolo conoció a Miguel, director ejecutivo de su fundación, y sus caminos se unieron primero en el campo del activismo y después cuando ocupó el cargo de coordinador de la secretaria del Movimientos Sociales del PSOE durante todos sus mandatos y hasta su muerte: "Era un encantador de serpientes, porque tenía una inmensa capacidad de ilusionar, de convencer, de hacerte partícipe de su lucha y de sus convicciones", recuerda.

Ahora toda la familia está unida con la misma finalidad, reivindicando y continuando con la labor de Zerolo: "Es importante que la gente sepa de dónde vienen las cosas y cómo se produjeron. Durante este tiempo de confinamiento, mientras no pueda ser de otra manera, haremos numerosas actividades virtuales, y en este quinto aniversario de su muerte haremos una ofrenda floral en la plaza que lleva su nombre en Madrid. Además, seguimos con la inauguración de espacios públicos que llevan su nombre. El último de ellos, a principios de este año en Molina de Segura, en Murcia".

Una buena ocasión para ver a los seres queridos de Pedro Zerolo será el año que viene, cuando se entregue el premio que este año se ha tenido que posponer, y que recaerá en alguien que esté especialmente vinculado a la lucha por la igualdad y los derechos civiles. Estaba prevista ya incluso una ceremonia y una cena en el madrileño Círculo de Bellas Artes de Madrid, que podría ser el escenario elegido para el año que viene.

Allí podríamos ver a dos de las personas de máxima confianza de Zerolo durante muchos años, Rosa María Laviña y Luisa Estévez, secretaria y vicepresidenta de la fundación, respectivamente. La primera fue su secretaria durante más de trece años, y la segunda, abogada y compañera de despacho durante quince. Tenían además una gran amistad. También a los distintos miembros del patronato, entre los que se encuentran el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, Carla Antonelli, diputada de la Asamblea de Madrid, el exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar y el periodista y escritor Juan Cruz, gran amigo también de la familia.

Pedro Zerolo