Tradiciones y restricciones: lo que esperamos del bautizo de Rosario Fitz-James
  1. Famosos
EL 11 DE OCTUBRE EN SEVILLA

Tradiciones y restricciones: lo que esperamos del bautizo de Rosario Fitz-James

Los padrinos, los invitados, las restricciones por el covid... Lo que esperamos del bautizo de la que algún día será una grande de España

Foto: Los duques de Huéscar presentan a su hija Rosario. (Getty)
Los duques de Huéscar presentan a su hija Rosario. (Getty)

En dos semanas, el domingo 11 de octubre, la familia Alba volverá a reunirse en el que será uno de los acontecimientos más importantes del otoño: el bautizo de la pequeña Rosario, que algún día se convertirá en la XXI duquesa de Alba y la mujer con más títulos de España.

Una ceremonia religiosa más íntima de lo habitual en estos fastos por culpa de las restricciones por el coronavirus que cumplirá con varias tradiciones a la vez, eso sí, con un número de invitados más que limitado (tan solo 10 contando a los duques de Huéscar) y una organización que ya ha sufrido algunos cambios.

[LEER MÁS: Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar, padres de su primera hija, Rosario]

Tradiciones

La primera, que será bautizada en la misma pila bautismal que su padre, que recibió este sacramento hace ahora 30 años (fue bautizado el 23 de octubre de 1990) en la parroquia de San Román, en Sevilla, perteneciente al palacio de las Dueñas.

Un lugar de recogimiento y oración que la difunta Cayetana de Alba llevó siempre en el corazón. Durante mucho tiempo acogió a la hermandad de los Gitanos, a la que estaba extraordinariamente vinculada y allí decidió junto a su hijo, ahora duque de Alba, que bautizaran a su nieto y heredero, igual que su hijo Carlos ha hecho ahora.

Por supuesto, otra tradición es el nombre que recibirá la niña, que entonces tendrá un mes y unos días de vida: María del Rosario Cayetana, nombre de su bisabuela, la gran Cayetana de Alba, y también de su bisabuela, María del Rosario de Silva y Gurtubay, duquesa consorte de Alba, marquesa de San Vicente el Barco, grande de España y dama de la reina doña Victoria Eugenia.

Padrinos royal

Como en todos los bautizos, habrá dos padrinos aunque aún no se ha filtrado quiénes ostentarán este honor ni si asistirán al bautizo. Desde luego, el covid no está poniendo nada fácil cuadrar la lista de invitados.

A día de hoy, la Junta de Andalucía tan solo permite reuniones familiares de hasta 10 personas con el objetivo de contener el brote que crece cada día en la comunidad autónoma donde tendrá lugar el bautizo de Rosario. Si fuera en Madrid, la situación aún sería peor: tan solo podrían asistir 6 personas.

Foto oficial de la boda del duque de Huéscar con Sofía Palazuelo. (EFE)
Foto oficial de la boda del duque de Huéscar con Sofía Palazuelo. (EFE)

Un número muy reducido que tan solo permitiría que acompañen a Fernando y Sofía el duque de Alba y su ex mujer, Matilde Solís; la otra abuela de la niña, Sofía Barroso, y los cuatro tíos de la criatura, los tres hermanos de Sofía y el conde de Osorno y segundo hijo del duque de Alba. En total, 9 personas a la que habría que sumarles el sacerdote (previsiblemente Sánchez Dalp) que oficie la ceremonia, lo que pone en el aire la elección de padrinos fuera del círculo más cercano de la familia.

Bien es cierto que todos los duques de Alba han contado con padrinos de la mismísima familia real. Reyes, reinas y jefes de la Casa han sido los encargados de asumir esta responsabilidad y no hay nada que nos haga pensar que en esta ocasión no vaya a ser así.

Sofía Palazuelo saluda a la reina Sofía a su llegada al altar. (EFE)
Sofía Palazuelo saluda a la reina Sofía a su llegada al altar. (EFE)

La reina Sofía guarda una extraordinaria relación con el matrimonio, incluso asistió a su boda en el palacio de Liria en 2018, por lo que podría ser la elegida para ser la madrina. Un encargo que también podrían asumir los reyes Felipe y Letizia siguiendo con la tradición.

El actual duque de Huéscar fue apadrinado por los condes de Barcelona (representados por Cayetana de Alba y Fernando Solís, abuelos del niño), y la duquesa de Alba, por los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, padrinos de bautismo de la duquesa de Alba. (Getty)
Los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, padrinos de bautismo de la duquesa de Alba. (Getty)

No obstante, las restricciones de aforo podrían no ser un problema. La asistencia de los padrinos no sería estrictamente necesaria ya que podrían ser representados por los abuelos del niño como ya se hizo hace 30 años en esta misma parroquia.

Nada de cóctel en Dueñas

Una celebración íntima, como decíamos, a más no poder, que no contará con el multitudinario cóctel ofrecido en los cuidados jardines del palacio de Dueñas por motivos más que evidentes. Los duques de Huéscar, en vista de las restricciones, han cambiado de planes y compartirán un almuerzo familiar con los invitados para celebrar este día tan importante para su pequeña.

El duque de Alba, junto a Fernando Fitz-James y Sofía Palazuelo. (Getty)
El duque de Alba, junto a Fernando Fitz-James y Sofía Palazuelo. (Getty)

No es el único motivo de celebración. Sin duda, también brindarán por su segundo aniversario de boda, que tendrá lugar apenas unos días antes, el 6 de octubre, último día que vimos a toda la familia reunida en el madrileño palacio de Liria, donde, por cierto, se celebró el bautizo del duque de Alba.

Sofía Palazuelo Palacio de Dueñas
El redactor recomienda