Logo El Confidencial
Restaurantes de playa

Trocadero Sotogrande, la cocina mediterránea de un gran ‘beach club’

Trocadero Sotogrande, un 'beach club' de estilo colonial africano, piscinas redondas, jardines y palmeras, y una cocina mediterránea de buenos pescados y arroces con las mejores vistas al mar

Foto: Trocadero Sotogrande
Trocadero Sotogrande

Sotogrande es un destino exclusivo gracias a su clima cálido y suave a la vez, a unas magníficas playas, a su atractivo y singular puerto, y a una gastronomía que ofrece desde frituras y pescados de cocina más popular a otras más elaboradas y sofisticadas. Uno de los establecimientos que combinan un estilo y una atmósfera elegante, espacios muy confortables y cómodos, y vistas inmejorables junto a una cocina muy correcta de la que puede disfrutar todo el mundo, es Trocadero, un beach club para descansar y comer bien.

Trocadero
Trocadero

A mediados del 1800 y hasta el primer tercio del siglo XX, la Inglaterra victoriana extendió su imperio colonial por la India y buena parte del continente africano, desde el Cabo de Buena Esperanza en el sur hasta las pirámides de Egipto en el norte, adentrándose además en un África central explorada por Livingstone y Stanley. Las ricas haciendas coloniales de romántico y evocador estilo arquitectónico con imitaciones de pieles de animales, muebles victorianos, objetos tribales y ventiladores de aspas bajo el techo de madera en el interior inspiran la decoración elegante y atractiva de un gran club de playa. Piscinas circulares rodeadas de un césped muy cuidado y palmeras, sombrillas de paja, hamacas, jaimas y tumbonas completan el exterior con una gran palapa de estilo africano donde tomar cócteles, copas y tragos largos.

Trocadero
Trocadero

El estilo de Trocadero es evocador, acogedor y sofisticado, tal vez el mejor marco posible al que la gente de Sotogrande acude a comer y cenar a partir de una carta que ofrece buena cocina mediterránea que se sustenta principalmente en la calidad de sus pescados, unos arroces muy bien hechos, en su punto y sabrosos, y buenas carnes, mientras disfruta de las vistas a pie de mar.

Entrantes a base de ibéricos de Jabugo: lomo, jamón y salchichón, además de una muy buena mojama de atún. Quesos con distintos grados de curación procedentes de Pirineos como el Serrat Gros o el Emersenda y quesos del valle del Oso en Asturias. Una rica ensaladilla rusa bien cubierta de mayonesa de profundo sabor a aceite de oliva; croquetas de txangurro y un salmorejo cremoso, perfecto de densidad y muy buen sabor.

Trocadero. Bacalao negro (Foto: Capriles)
Trocadero. Bacalao negro (Foto: Capriles)

Los pescados salvajes son excelentes, todos se adquieren y provienen de las principales lonjas de nuestras costas, desde Ondarroa, Vigo y La Coruña en el norte a Málaga, Cádiz y Barbate en el sur. De entre ellas resaltar dos piezas que por su calidad me parecieron especiales: el bacalao negro que traen del mar del Norte y el atún de almadraba de capturas que realizan los barcos que faenan en el Estrecho utilizando el mismo arte de pesca desde tiempo inmemorial. Probamos el taco de atún, un corte excepcional que sale apenas sellado para presentar un color rojo intenso y fresco su interior, y la ventresca, extraordinaria porque aporta sobre el taco un punto más de grasa, lógicamente más sabor y textura más sedosa. ¡Es un imprescindible!

Atún (Foto: Capriles)
Atún (Foto: Capriles)

Para acabar bajo la gran palapa africana, un whisky, Royal Salute 21 años, muy apreciado en Sotogrande, sobre todo entre la gente aficionada al polo, un deporte desconocido para la gran mayoría (entradas a 10 € a pie de cancha), pero duro, vibrante y emocionante donde las alternativas en el marcador se suceden vertiginosamente.

Trocadero Sotogrande
Trocadero Sotogrande

 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios