Logo El Confidencial
edición especial de solo 100 cajas de 3 botelLas

'Matsu y Amén', la transformación en vino de la última película de Paco León

Cuando se juntan un director revolucionario como Paco León y un elaborador moderno como Vintae, nacen proyectos únicos y como del que hoy hemos venido a hablar: MATSU Y AMÉN.

Foto: María León es 'La Pícara' en MATSU Y AMÉN.
María León es 'La Pícara' en MATSU Y AMÉN.

Cuando se juntan un director que está revolucionando la manera de entender la industria del cine como es Paco León, un elaborador moderno y provocador como como es Vintae, y además las ganas de realizar una buena acción, nacen proyectos únicos y, por qué no decirlo, bonitos, como del que hoy hemos venido a hablar: MATSU Y AMÉN.

MATSU es Matsu, los vinos Matsu de Toro, la aventura zamorana del grupo Vintae, ya consolidada, que se ha hecho un importante hueco en el mercado rompiendo tópicos: vinos modernos de Toro con una imagen y unos nombres que no dejan indiferentes a nadie (El Joven, El Pícaro y El Viejo). Y AMÉN es Carmina y Amén, película recién estrenada, dirigida y escrita por Paco León, protagonizada por su madre, Carmina Barrios, a quien además acompaña en el reparto María, hermana del director. 

Paco León, firmando las cajas de Matsu y Amén.
Paco León, firmando las cajas de Matsu y Amén.
La naturalidad y espontaneidad de los personajes de Carmina y Amén, ejemplificada a la perfección por sus tres protagonistas principales, guarda un extraordinario paralelismo, cada uno en su universo, el primero urbano, y el segundo rural, con el carácter de los personajes de la colección Matsu. Por eso nace MATSU Y AMÉN, donde los nombres de los vinos (La Pícara, La Recia y El Muerto, porque el personaje del actor Paco Casaus fallece en la película) son un guiño a esta curiosa analogía y respetan a los personajes originales (El Pícaro, El Recio y El Viejo).

El proyecto se inició cuando Paco Léon, que ya era un enamorado de esta bodega, propuso a estos elaboradores fusionar Matsu con el universo 'carminista'. Y así, la comunión de ambos, León y Vintae, tomó forma en MATSU Y AMÉN, una edición especial -limitada y con un objetivo solidario- de los tres vinos de Matsu.

La familia León, junto a la colección Matsu y Amén.
La familia León, junto a la colección Matsu y Amén.

Se han puesto a la venta solo 100 cajas (y solo online) y el importe de cada una (129,90€) será destinado íntegramente a la Fundación Pioneros, que desde 1968 trabaja en la prevención, rehabilitación e integración psico-socio-laboral de jóvenes en riesgo de exclusión o marginalidad. Tanto los elaboradores, como los fotógrafos, diseñadores, etc, que han colaborado en la realización de esta colección lo han hecho de forma altruista.

Los vinos son idénticos a la colección original. Los tres son 100% Tinta de Toro, procedente de viñedos de entre 80 y 100 años de edad, con crianza en barricas de roble francés, de tres meses en el caso de La Pícara, catorce meses para La Recia y dieciséis meses para El Muerto.

La Pícara 2012, es María León, encarna a la generación más joven de la familia León Barrios, y aúna las características del personaje al que representa, joven, fuerte y valiente. Vino con gran capa y de color amoratado, lo que denota su juventud. Es el joven de la colección. El más directo y desenfadado. Está elaborado en su totalidad con tinta de toro nacida de viñedos de entre 80 y 100 años de muy baja producción creando un vino valiente, conservando la potencia tradicional de esta D.O, pero suave a la vez. 

Matsu Y Amén.
Matsu Y Amén.

La Recia 2011, es Carmina Barrios, la madre de Paco y María León, protagonista absoluta de Carmina y Amén. La Recia aúna la potencia de la juventud y la experiencia, perseverancia y serenidad de su edad. Este es un vino corpulento, con una nariz intensa con notas de chocolate, frutas negras y vainilla. Al probarlo el sabor sorprende. Muy sedoso. Se trata de un vino con cuerpo, pero al mismo tiempo muy fácil de beber. Algo que no es fácil de conseguir.

El Muerto 2010, es Paco Casaus, marido de Carmina en la ficción, que fallece al comienzo de la película. Este vino es la culminación de la filosofía Matsu, un vino pleno, intenso, persistente y con un enorme potencial de envejecimiento. Es la sabiduría, la vejez, la experiencia. Y todo eso se muestra en la copa. Es un vino de alta gama. Sabroso, potente, muy jugoso. Se elabora con la uva obtenida de viñedos centenarios de muy baja producción. Un señor tinto.

Si quires más infomación sobre este proyecto o comprar esta edición especial puedes visitar Todovino: MATSU Y AMÉN.

Sigue a Todovino en Twitter.

Vinos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios