Logo El Confidencial
socio de la tenada de valduero

Palomo Spain: "Desde que tengo uso de razón recuerdo querer ser diseñador de moda"

Yolanda García Valduero, propietaria de Bodegas Valduero, nos ha acercado un poco más el talento de Palomo Spain gracias a este directo de Instagram

Foto:
Autor
Tiempo de lectura9 min

Instagram nos ha dejado muy buenos momentos durante el confinamiento, ya que no solo nos ha permitido acercarnos a los nuestros sino que hemos podido descubrir una cara menos conocida (y muy amable) de muchos personajes relevantes y admirados del mundo de la cultura, la música o la moda. Por ejemplo, Alejandro Gómez Palomo, más conocido por Palomo Spain, uno de los diseñadores españoles más jóvenes y prometedores de nuestras pasarelas. Además, una de las pasiones de Alejandro es el buen vino y gracias a Yolanda García Valduero, propietaria de Bodegas Valduero, hemos conocido un poco más sobre este talento nacional.

YOLANDA. Alejandro, ¿qué tal estás?

ALEJANDRO. Estamos bien, dentro de lo que cabe. El confinamiento al final se agradece, hemos tenido la suerte de que nos pilló en el pueblo, una zona natural, por lo menos hemos tenido contacto con el campo y hemos podido tener un poco más de libertad. Afectados estamos todos de alguna manera.

Y. El problema es mundial y nuestro particularmente.

A. Yo me intento mantener optimista y pensar que esto nos va a servir para aprender. Esperemos que el futuro sea un poquito mejor, que hayamos aprendido algo.

Y. ¿Estás bebiendo vino?

A. Estoy con el Reserva 6 años 2011 y lo estoy disfrutando muchísimo. ¡Es un vinazo!.

Y. Nosotros tenemos aquí la viña preciosa. Me encantaría que lo vieras, que lo vieran todos. Está brotada entera, tenemos todas las yemas fuera. Creo que viene una muy buena cosecha. Listos para una Valduero 12 años y un Valduero Lantigua.

A. Tengo muchísimas ganas de volver a la viña. Todavía está pendiente hacer allí alguna historia bonita.

Carolina y Yolanda García Valduero con Palomo Spain.
Carolina y Yolanda García Valduero con Palomo Spain.

Y. ¡Totalmente! Vamos a hacer un desfile en la bodega. Algo absolutamente fuera de órbita, algo que corresponde a tu valía y a la nuestra.

A. Tú sabes que desde que os conocí ya somos amigos de por vida, así que yo estaré encantado. Tengo unas ganas tremendas de hacer algo allí porque me parece un sitio precioso.

Y. Para que nuestros seguidores te conozcan más aún, ¿de qué manera te diste cuenta de que te querías dedicar a esto?

A. De una manera muy natural. Desde muy pequeño, mis vecinas eran las que cuidaban un poco de mí. Eran unas chicas un poco más mayores, su madre cosía y lo hacía en el piso, hacía disfraces y ropa a las hijas. Ellas jugaban a las Barbies y a mí me encantaban por el saco de ropa que tenían, dibujábamos los vestidos hasta el momento en que mis padres me dijeron, "entonces tendrás que ser diseñador de moda". Yo eso no sabía lo que era.

Y. ¡Qué visión la de tus padres!

A. Sí, sí, ya te digo que desde pequeño ha sido algo vocacional. Desde que tengo uso de razón recuerdo querer ser diseñador de moda.

"Hay que ser rompedor, hay que llegar con ideas que no te esperas e incluso que te choquen un poco"

Y. En tu recorrido, que indudablemente has hecho un intenso recorrido en no demasiado tiempo, ¿qué consideras más importante, la pasión, la ilusión ó el esfuerzo?

A. Creo que tiene que ir todo unido. El esfuerzo, lo primero. Lo que pasa es que a veces, por mucho que te esfuerzas, no tienen por qué salir las cosas. Creo que hay que tener fe y creer mucho en lo que estás haciendo, tiene que haber pasión, ilusión y casi obsesión. El mundo de la moda es un modo de vida.

Y. ¿Te acuerdas cuando estuvimos aquí en la bodega juntos? La verdad es que fue un día entrañable. Lo pasamos tan bien, fue una gozada. Creo que todos tenemos un camino, pero cuando coincidimos todos en él realmente es un regalo de la vida y esto lo fue. No sé si recuerdas que probamos un Valduero 6 años que es el vino que estamos bebiendo ahora y recuerdo que, explicando un poco el vino, dije que era rompedor. Hay que ser rompedores, ¿no?

A. ¡Absolutamente! Hay que ser rompedor, hay que llegar con ideas que no te esperas e incluso que te choquen un poco. Siempre lo digo cuando hacemos una colección. Muchas veces empezamos por un concepto feo, que no me guste, una tela que no hubiera usado en la vida, un color con el que no me sienta cómodo, en contraste con algo que a mí me encante. Al final la magia sale de lo que no te esperas. Estoy haciendo una colección pequeñita para presentar en julio, en un vídeo. Imagínate que empezamos con una idea, pero empezó el virus y esa idea ya no tenía sentido. Volvimos a otra, tenía que ser algo que no fuera frívolo con la situación que estábamos pasando.

Y. Cuando viniste a la bodega nos contaste que admirabas muchísimo a Christian Lacroix, ¿por qué?

A. Es uno de los diseñadores con los que comparto mucho: su visión. Esa visión de grandeza de la moda, de lo que es la fantasía, de lo que es una silueta. Lacroix tiene una conexión muy grande con España que imagino que por esto también conectamos de una forma especial.

Y. ¿Qué vino nuestro te tomarías con ellos?

A. Cualquiera. A mí me encanta también el 1 Cepa, me apasiona. Yo los llevaría a la bodega directamente.

Y. ¿Verdad que sí? Cuéntame, ¿qué diseñador has conocido que te haya impresionado como persona?

A. Precisamente he podido conocer a Lacroix. Empezamos a conectar por Instagram, empezamos a escribirnos, empezó a ponerme comentarios de las fotos y me enviaba fotos de trabajos que había hecho. Me decía, "¡fíjate esto qué Palomo!". Y yo decía, "en todo caso lo de Palomo será Lacroix". Después lo conocí en un desfile en París.

Y. ¿Crees que podemos maridar un vino nuestro con un modelo tuyo? ¿Con qué maridarías por ejemplo el 1 Cepa? ¿Con qué tipo de prenda?

A. Con alguna camisa alegre de esas que hago con volantes, que te veas fresco, de color amarillo, que te sientas tranquilo en una terraza.

Y. Si nos vamos a un Valduero Lantigua que estamos hablando del 89, ¿con qué prenda lo maridarías?

A. Con Moire de seda y plumas de avestruz. Algo mucho más espectacular, algo con más empaque. Ahí iríamos a 'piezón' de desfile.

Y. ¿Cómo te ves tú en los tres próximos años?

A. Trabajando muchísimo en Palomo. Espero que nos vaya muy bien incluso mejor que ahora porque simplemente todos los años que llevamos han sido de preparación, de muscular bien la empresa, muscular la página web. En este parón nos ha dado tiempo para mirar de nuevo todo lo que estamos haciendo, replantear el futuro.

Y. Hay muchas personas que están conectadas y que te conocen, ¿tu marca es una marca para los hombres?

A. Para los hombres y para las mujeres. Lo que yo hago es darle una oportunidad al hombre de vestirse de una forma que históricamente se le ha negado. Mi mensaje es que el hombre y la mujer puedan disfrutar del mismo tipo de elegancia.

Y. ¿Has decidido que vas a hacer algo para nosotras de verdad?

A. Sí, ahora de verdad.

Y. Carolina y yo estuvimos es un espectáculo de ópera en Praga y ella llevó un conjunto tuyo absolutamente maravilloso. Era como una especie de falda pantalón larga de un tono crema hasta tal punto que hubo una señora que le dijo que le encantaba su modelo. Para que veas.

A. Me alegro de que me cuentes esto porque es verdad que mucha gente tiene esa buena experiencia.

Y. Te quería preguntar. La verdad, que yo tengo bastante miedo a que llegue la vendimia y no encontrar a gente para trabajar. En este sentido, ¿cómo lo ves?

A. Un poco igual. Nosotros también vivimos de la agricultura por aquí y la verdad que en este tiempo esta gente es la única que no se ha parado.

"Cuando vine de Londres me di cuenta de que los españoles realmente no poníamos toda la carne en el asador"

Y. En el momento en que vosotros habéis estado en plena producción, ¿cuántas personas tenías trabajando en tu taller?

A. En el taller, en un momento fuerte, que puede ser un desfile o algo así estaríamos alrededor de 18 personas. Yo tengo un equipo fijo de unos 12 y no solo gente que cose sino gente que lleva los pedidos, la publicidad…

Y. Hasta los 25 años estuve en Madrid estudiando y me siento muy madrileña. Después me vine para acá a iniciar este proyecto. Yo creo que se pueden hacer cosas en el medio rural muy interesantes. Quiero brindar contigo por una España en la cual nos demos cuenta de que para crear riqueza tenemos que trabajar todos. Tenemos que unirnos para sacar esto adelante, unir nuestras manos, nuestro esfuerzo, nuestras voluntades. ¿Qué opinas?

A. Siempre he dicho lo mismo. Cuando vine de Londres, me di cuenta de que a los españoles nos gustaba quejarnos mucho y estar muy reivindicativos, pero que realmente no poníamos toda la carne en el asador. Vamos a brindar que no hemos brindado, Yolanda.

Y. Venga, vamos a brindar. No hemos contado a todos los que nos están escuchando, que tú eres nuestro invitado, eres parte de la bodega y que para nosotros es un orgullo de verdad, es un honor tenerte. No tardando mucho, nos tenemos que reunir aquí. La gente no sabe que cuando os venís para acá nos corremos una juerga sensacional. Eres socio del Club 'Membresía la Tenada' en el cual tenemos personas tan relevantes como tú, Ken Follet, Vargas Llosa, Marck Knopfler, Loquillo, Berasategui... Lo más importante es que hemos hecho una grandísima amistad.

A. Eso es lo que dura con los años.

Y. Yo llevo una camiseta de Palomo. Todos lo que nos estáis viendo sois sus fans. Por cierto, me hace falta un Palomo por aquí. Alejandro, desde aquí, desde Valduero os esperamos. Da un abrazo a todos. ¡Te queremos mucho! Recuerda que Valduero es tu casa.

A. Igualmente, recuerdos a tu hermana. Valduero también es mi vino favorito,

Y. Ahora que nos vas a hacer ropa expresamente para nosotras, creo que lo voy a poner en nuestra web directamente. ¡Que te vaya bien! Un beso.

A. Muchísimas gracias. Me lo he pasado genial.

Vinos