Logo El Confidencial
NOTICIAS

Las ‘lolitas japonesas’ dejan a Sánchez Dragó sin la calle que tenía en Estepona

Las “Lolitas japonesas” que sedujeron a Fernando Sánchez Dragó, según las propias palabras del escritor, no saben la ruina que le han causado al “luchador de

Foto: Las ‘lolitas japonesas’ dejan a Sánchez Dragó sin la calle que tenía en Estepona
Las ‘lolitas japonesas’ dejan a Sánchez Dragó sin la calle que tenía en Estepona

Las “Lolitas japonesas” que sedujeron a Fernando Sánchez Dragó, según las propias palabras del escritor, no saben la ruina que le han causado al “luchador de sumo de las letras hispanas”. Por culpa de ir contando estas cosas en sus libros, Dragó se ha quedado sin la plaza que tenía en Estepona. Cuando el escritor estaba ya encantado con la idea de contarles a sus nietos que habían puesto su nombre a una placita con arbolitos y fuentes, aparece la concejala de la Mujer, Rosa Díaz, la misma que tuvo trabajando para ella a la esposa de Francisco Correa,  principal imputado de la trama Gürtel, con una propuesta para se retiren sus siglas del municipio.

Y así ha sido. El pleno del Ayuntamiento de Estepona elaboró ayer nuevos cambios en el callejero municipal. A partir de ahora, la confluencia de las calles Damas y Augusto Suárez de Figueroa dejará de llamarse plaza Fernando Sánchez Dragó. Y se incorpora el nombre del recientemente fallecido Marcelino Camacho a la cola de personajes que están a la espera de conseguir una placa en algún rincón de la localidad. La última calle se le puso al fallecido actor Paul Naschy.

Que se retiren también sus libros…

Según Rosa Díaz, el escritor Sánchez Dragó no se merece “ni la plaza ni que en las librerías estén  a la venta todos los libros de este señor, porque incitan a la pornografía infantil”. Estepona está plagada de calles dedicadas a personajes de la farándula. Cuando el hijo mayor de Jesús Gil era alcalde de Estepona, se desató la fiebre de ponerles calles a los famosos. Especialmente a los más conocidos, aunque no hubieran pisado nunca el pueblo, una callecita como publicidad no les venía mal. Iban, se hacían la foto tirando de la cortinilla de la placa y no volvían a pisar el asfalto esteponero. Véase el caso de Raphael, Rocío Jurado, Victorio y Luchino y muchos más.

A Dragó es al único  que se le han quitado. La polémica en relación al nuevo libro sigue siendo noticia. Nadie quiere aceptar que haya mantenido una presunta relación con dos menores japonesas de 13 años durante una estancia en el país asiático. Las mujeres dedicadas a la política municipal no dan crédito a estas declaraciones. La delegada de la Mujer aseguró sentirse “estupefacta” y reprochó que este afamado escritor utilice su pluma para incitar a prácticas pedófilas. En los mismos términos se manifestó la abogada de esa delegación, María Jesús Illescas, que calificó estas líneas del autor de “aberrantes” y de pertenecer a un siglo que no es el que estamos viviendo en la actualidad.

No lo quieren de pregonero en Ronda

Los malagueños se han tomado muy a pecho las lindeces de Sánchez Dragó y en Ronda tampoco lo quieren como emblema de su ciudad. Su alcalde, Antonio Marín, descartó la posibilidad de que el escritor sea el pregonero de la feria de Pedro Romero de 2011, tal y como se había anunciado. En una nota de prensa, el edil puntualizó que, “ante los comentarios surgidos a través de diversos medios”, la opción de que el escritor fuera el pregonero de la feria de Pedro Romero el próximo año ha quedado descartada y se ha propuesto que lo haga una rondeña.

Total, que las frasecita "a mí me gustan las de 15. No hay nada como tener la piel tersa, los pechitos como capullos...” le está trayendo más de un quebradero de cabeza al escritor. Un colectivo de mujeres del mundo artístico  reclaman "el secuestro cautelar" del libro de Sánchez Dragó para evitar que se dé pábulo a frases como: "Las muy putas debían de tener 13 años como mucho".

Parece ser que el mundo de las geishas sólo lo entienden algunos en Estepona y, en este caso, ha sido un ex gilista, imputado en el caso Astapa e íntimo amigo del hijo de Jesús Gil, el concejal del Partido Estepona  José Ignacio Crespo, quien se posicionó en contra de que le quitaran la calle a Fernando Sánchez Dragó y se abstuvo en la votación, alegando que se estaba produciendo un linchamiento moral hacia una persona a la que se le arrasa la presunción de inocencia".

Enlaces relacionados

Viajes Barceló despide a Sánchez Dragó y algunas librerías retiran su obra

Dragó se retracta: "Nadie se trajinó a nadie"

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios