Logo El Confidencial
NOTICIAS

Dragó se retracta: "Nadie se trajinó a nadie"

Tras la polémica suscitada en torno a unas declaraciones publicadas en su último libro, Vanitatis se ha puesto en contacto con Fernando Sánchez Dragó, que ha

Foto: Dragó se retracta: Nadie se trajinó a nadie
Dragó se retracta: "Nadie se trajinó a nadie"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Tras la polémica suscitada en torno a unas declaraciones publicadas en su último libro, Vanitatis se ha puesto en contacto con Fernando Sánchez Dragó, que ha explicado (curiosamente desde Japón) a qué se refería cuando escribió sobre su encuentro sexual, a finales de los años 60, con dos “lolitas japonesas” que “tendrían unos trece años”.

    El literato publicó en su obra ‘Dios los cría…’: "En Tokio, un día, me topé con unas lolitas, pero no eran unas lolitas cualesquiera, sino de esas que se visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda... Tendrían unos trece años. Subí con ellas y las muy putas se pusieron a turnarse. Mientras una se iba al váter, la otra se me trajinaba".

    Vanitatis: -¿Es real esta historia?
    Dragó: - Literaturizada, digamos. A partir de una anécdota trivial. Se remonta a 1967. Ya ha llovido: casi medio siglo. Fue un coqueteo sin importancia. Los jóvenes japoneses eran así. Estaban ellas, con sus amigos, a la salida del metro. Fuimos todos juntos a tomarnos un café al lado de la estación. Nadie se trajinó a nadie. Lo de los trece años era una forma de hablar. Las japonesas tienen un aspecto muy aniñado.
    V - ¿Por qué lo cuenta ahora?
    D: - Lo he contado siempre.
    V:- ¿Sabe que es un delito?
    D: - No lo es, puesto que no sucedió nada.
    V: - ¿No le importa que esto se conozca?
    D: - No.
    V: ¿Le dijeron algo al respecto desde la editorial Planeta?
    D: - No.
    V: - ¿Y desde su círculo más cercano?
    D: -No.
    V: ¿Y Albert Boadella (a quien se lo contaba en el libro)?
    D: Nada especial. Supongo que se rió.

    Dragó se encuentra en este momento en Japón, de donde es su mujer Naoko y donde él ha vivido durante nueve años. En dos días partirá rumbo a Estambul, por lo que su regreso a España todavía se hará esperar.

    El periodista Xabi Larrañaga 'denunció' la confesión

    Las polémicas declaraciones del escritor, publicadas en el libro de Planeta 'Dios los cría... y ellos hablan de sexo, drogas, España, corrupción...' , del que es coautor junto con el dramaturgo Albert Boadella, saltaron a la prensa esta sábado gracias a la denuncia del periodista Xabi Larrañaga en el diario Noticiasdenavarra.com, tras haber leído el último libro escrito por ambos.

    El artículo de Larrañaga dice así:

    “En su último libro Fernando Sánchez-Dragó le cuenta a Albert Boadella que se folló en Tokio a dos crías de 13 años, una detrás de otra, y que lo volvieron loco. El delito ha prescrito, comenta muy cachondo, y añade que en verdad le violaron ellas. Sólo le falta pagar una ronda de anís a la cuadrilla e imitar a Torrente: es que las visten como putas. Recuerdo ciertas palabras de Umbral, que hablaba de calzarse a ninfas como de comer sugus. Todo está inventado.

    Es la tendencia moderna. La izquierda se ha vuelto beatorra, casi inquisidora, y la derecha por provocar se ha echado al monte. Unos se escandalizan porque a un político se le escapa un "coño" en el mitin -¡sexista, machista!-; y otros, como Salvador Sostres, alaban la recia virilidad de nuestros bisabuelos, pues además de mujer tenían querida y encima se iban de fulanas. Qué machotes, aplaude el columnista de El Mundo. De modo que cuando el presidente endiosado afirma que prohibir el tabaco es de izquierdas, el presidente Dios responde que si le apetece conducir tras beberse una copa qué pasa, ¡hombre!, qué pasa. Ya lo dijo el profesor Neira al ser pillado en el control de alcoholemia: ¡vaya mierda de vida si uno no puede fumarse un puro, echarse un trago y pegarse un revolcón!

    Los papeles están cambiados. La izquierda se encierra en el convento y en sus complejos. Empezó liando porros y acaba cerrando el estanco. Y la derecha abandona la sacristía y se las da de destroyer libertaria. Lástima que por ver quién la tiene más grande le ocurre a veces como al broncas del pueblo, que de tanto hacer trompos un día atropella a un vecino. O sea, delinque.

    Y no pasa nada. Frèdèric Mitterrand confesó que se acostaba con chaperos en Tailandia, y se encendió en Francia un debate acerca del turismo sexual. Aquí nos limitamos a reír las gracias. Con niñas de 13 años, el Dragó. ¿Tiene usted hijas, hermanas, sobrinas de esa edad? Qué casta, el tío, ¿eh? Y qué silencio en los medios”.

    Dragó, casado con la japonesa Naoko, ha vivido en dicho país durante nueve años y es un gran conocedor y apasionado del mismo. Tanto se le relaciona con la tierra nipona que una conocida agencia de viajes española les ha encargado a él a su esposa enseñar a los viajeros muchos rincones de la infancia de ella y la vida adulta de él, en lo que es la primera propuesta para organizar 'viajes de autor'. Estos viajes, que se inician en Kioto, tienen una duración de nueve días y han sido diseñados completamente por el escritor.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    78 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios