Corulla se refugia con su novio en Cerdeña tras el caso Malaya
  1. Noticias
NOTICIAS

Corulla se refugia con su novio en Cerdeña tras el caso Malaya

La abogada Monsterrat Corulla ha regresado al ojo del huracán esta última semana. El juicio por el caso Malaya volvió a ponerla contra las cuerdas, ya que

Foto: Corulla se refugia con su novio en Cerdeña tras el caso Malaya
Corulla se refugia con su novio en Cerdeña tras el caso Malaya

La abogada Monsterrat Corulla ha regresado al ojo del huracán esta última semana. El juicio por el caso Malaya volvió a ponerla contra las cuerdas, ya que está acusada de ser una de las testaferros de Juan Antonio Roca, el cerebro de la trama. Tanta es la presión que parece sobrellevar que incluso sufrió un ataque de ansiedad el pasado 3 de julio justo cuando estaba exponiendo la primera defensa, provocando que se tuviese que interrumpir la vista.

Pero el agotamiento que demuestra cada vez que aparece en la Ciudad de la Justicia de Málaga no se corresponde con los contínuos viajes que realiza Corulla. Entre comparecencia y comparecencia, la abogada se escapa a Cerdeña. Allí le espera su pareja, el empresario Marcos Fernández Fermoselle, exdueño de la inmobiliaria Parquesol, instalado en uno de los varios navíos que el empresario posee en el puerto.

La pareja, que continúa conmocionando al círculo cercano del vallisoletano por su insólita relación, se encuentra buscando casa de verano para pasar en la isla italiana las vacaciones estivales. Mientras tanto, Corulla va y viene de Marbella, donde se defiende de las acusaciones por blanqueo de capitales.

No es la primera vez que Corulla cobra protagonismo fuera del caso Malaya. En plena campaña a las elecciones municipales de 2007 para el Ayuntamiento de Madrid, Miguel Sebastián, rival socialista de Alberto Ruiz Gallardón, levantó una portada en la que aparecía la abogada con la intención de que el hoy ministro de Justicia explicara cuál era su relación con Corulla, entonces implicada en la Operación Guateque

Por su parte, Fernández Fermoselle, que consiguió amasar una fortuna de cerca de 200 millones de euros tras la venta de Parquesol, también se encuentra pendiente de un juicio después de su divorcio millonario con Patricia Martínez, con la que llevaba casado más de dos décadas. Sin embargo, la expareja ya pasó por los tribunales el pasado mes de febrero debido a varias querellas que Martínez le había interpuesto al empresario por no cumplir ni con el régimen de visitas ni con la manutención de sus tres hijas que el juez había determinado.