Logo El Confidencial
NOTICIAS

Cayetano Rivera y Carlos Herrera, rivales pero sin embargo amigos

 La boda de la abogada Amparo Susino  Ramírez con el productor de televisión Antonio  Jiménez Cuadri, responsable del programa de Canal Sur  Se llama Copla, que

 La boda de la abogada Amparo Susino  Ramírez con el productor de televisión Antonio  Jiménez Cuadri, responsable del programa de Canal Sur  Se llama Copla, que presenta Eva González,  se convirtió para muchos de los invitados en su primer reencuentro  visual tras las vacaciones de verano y también en un encuentro inesperado entre Cayetano Rivera y Carlos Herrera. 

El mundo televisivo, empresarial, taurino y ganadero  se dieron cita en la iglesia sevillana del Señor San Jorge de la Caridad donde se celebró la liturgia religiosa,  para después trasladarse al Cortijo Torre de la  Reina, una antigua fortaleza mozárabe que también eligieron en su día Mar Flores y Javier Merino para celebra su matrimonio.

Mientras aquella se organizó a puerta cerrada para evitar a los paparazzi, en esta los invitados postineros  no tuvieron ningún reparo en posar  y saludar al vecindario que suele acudir a estos eventos sociales para vitorear a sus estrellas preferidas.  Para Cayetano Rivera, que acudió con su novia Eva González era su primera salida social tras el encuentro, en los juzgados, de su hermano  Francisco con Eugenia  por la custodia de su sobrina. Según parece, no está muy de acuerdo con la decisión legal,  que ha provocado un gran disgusto y tristeza en la duquesa de Alba, persona por la que Cayetano siente verdadero aprecio.

Carlos Herrera fue otro de los invitados y, aunque  mantiene rivalidad empresarial con Rivera porque ambos aspiran a gestionar el futuro espacio gourmet que se abrirá a orillas del Guadalquivir, los dos  mantienen  una excelente relación.  Aún  no se sabe cuál será  la opción elegida por el Ayuntamiento de Sevilla,  ya que las propuestas se encuentran en fase  de estudio. La creación de este territorio gastronómico tiene en vilo a la ciudad porque supone una inyección económica importantísima para el sector turístico, como comentaban muchos de los invitados al enlace.

La novia eligió para este día un diseño de Roberto Diz, el "costurero" preferido de miembros de  la sociedad sevillana como la duquesa de Alba, Mercedes Bohorquez o , las hijas de Peralta. Un traje de crepe de seda, cuello caja y manga larga bordado en el escote y la espalda con cordoncillo de seda. Se adornaban con una corona  dorada de hojas de acanto de la joyera Rocío Porres Domecq,  y un velo de tres metros.

Los novios, con la ayuda de Carlos Telmo y  Raúl Romero, primo de la novia encargado de parte de la esplendida decoración de las mesas con candelabros, velas y flores, cuidaron hasta el último detalle.  La cena, servida por Alfonso, uno de los mejores restauradores de Sevila, estuvo compuesta de foi, escalibada, lubina en salsa y el mismo postre que se sirvió en la boda se la infanta Elena. Después, baile y flamenco hasta la madrugada.

Lo más divertido fue  un fotomatón por el que pasaron todos los invitados,  entre los que se encontraban Ana Rosa Quintana y su marido Juan Muñoz, Jesús Quintero, Los del Rio, Ricardo Laguillo, Raul Romero, la cara eficaz de la firma Sacalper, Mercedes Morón, Teresa Baca, íntima de la novia,  Carmen  Martin de Romero, vestida con un impresionante kaftan borado en perlas y coral, y las madres respectivas de los contrayentes.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios