Logo El Confidencial
NOTICIAS

Las enfermeras del Niño Jesús 'acosan' a Matías Prats

Nervios en el pequeño teatro del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. A las 11:30 horas de este jueves, las enfermeras y otras féminas del equipo sanitario

Foto: Las enfermeras del Niño Jesús 'acosan' a Matías Prats
Las enfermeras del Niño Jesús 'acosan' a Matías Prats

Nervios en el pequeño teatro del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. A las 11:30 horas de este jueves, las enfermeras y otras féminas del equipo sanitario abarrotan el patio de butacas a la espera de conocer a Matías Prats, que en breves hará acto de presencia. A pesar de su demora, de unos veinte minutos, el presentador de los Informativos de Antena 3 se asoma por las puertas del habitáculo acompañado del expiloto Carlos Sainz y la diseñadora Carolina Adriana Herrera. Su llegada es recibida con gran revuelo y gestos silenciados de emoción, tan solo roto por un comentario por parte de una de una joven enfermera que logra despertar las risas de los allí presentes: “Por fin voy a conocer a mi amor platónico”.

Poco a poco las aguas vuelven a su cauce y la presentación oficial de la carrera del niño y los objetivos que el centro persigue con la misma son debidamente expuestos por el doctor José Casado. Tras unas palabras de Carolina Adriana Herrera acercando los beneficios de practicar deporte para los más pequeños de la casa, llegó el turno de palabra de Matías Prats. Con él, llegó de nuevo el barullo y el vaivén de las butacas.

Las primeras palabras del comunicador fueron acogidas por su público con expectación, a sabiendas que Prats incluiría algún que otro chascarrillo en su discurso. No defraudó y pronto llegaron alguno de sus ingeniosos comentarios. “Yo también corro. Con 2000 manifestaciones en Madrid es muy difícil que uno no tenga que correr de vez en cuando”, compartió en su labor de promoción de la vida sana y la práctica habitual del deporte con su característico rictus serio.

Al término de la rueda de prensa, una marea blanca inundó los aledaños del escenario. Decenas de mujeres, ataviadas con sendas batas blancas adornadas con graciosos broches infantiles, asediaron a Matías Prats y a Carlos Sanz. Estos accedían gustosamente a posar junto a ellas en lo que se convirtió en un improvisado photocall, mientras que la hija de la conocida diseñadora Carolina Herrera aprovechaba el ajetreo para perderse entre los pasillos del centro de salud, lleno de niños jugando despreocupados por sus vendas recién puestas.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios