Logo El Confidencial
NOTICIAS

Sebastián Palomo Danko: "No tengo nada que ver con los negocios de Díaz-Ferrán"

Sebastián Palomo Danko, hijo del torero Sebastián Palomo Linares y la diseñadora de joyas colombiana Marina Danko, ha desayunado la mañana de este lunes con su

Foto: Sebastián Palomo Danko: No tengo nada que ver con los negocios de Díaz-Ferrán
Sebastián Palomo Danko: "No tengo nada que ver con los negocios de Díaz-Ferrán"

Sebastián Palomo Danko, hijo del torero Sebastián Palomo Linares y la diseñadora de joyas colombiana Marina Danko, ha desayunado la mañana de este lunes con su presunta implicación en los negocios oscuros de Gerardo Díaz-Ferrán y Ángel de Cabo, el liquidador de las empresas del que fuera presidente de CEOE, ambos en prisión. La revista Interviú ha manifestado que éste, famoso en el cuché por su relación con Olivia de Borbón y matador de toros de profesión, participó en la venta de la finca de caza ‘El Alamín’, propiedad de Díaz Ferrán. Un grupo de inversores venezolanos ganaron la subasta de estos predios de 1.600 hectáreas en Toledo, a través de una sociedad en la que se encontraba Lilia López, expareja de su padre, y en cuya operación, según la publicación, él también había participado.

“No tengo ni puñetera idea de lo que se ha escrito. No conozco de nada a estos señores. Tampoco a Lilia López. Estoy alucinado y muy cabreado, porque no tengo negocios. Me dedico a escribir, a tomar fotografías y a torear”, ha manifestado el diestro en conversación con Vanitatis. En las próximas horas, Sebastián enviará un comunicado desvinculándose por completo de la trama y desmintiendo las informaciones de la revista que le unen a De Cabo, encarcelado el 5 de diciembre pasado por orden del juez de la Audiencia Nacional, y al expresidente de la patronal, acusado de apropiación indebida, alzamiento de bienes y varios cargos más. De hecho, exigirá una rectificación a la revista.

En cambio, parece que se trata de una confusión. Tal y como publicó El Confidencial, el que sí aparecía en dicha transacción por la compra de El Alamín era Miguel Palomo, el hijo mediano de Sebastián Palomo Linares y Marina Danko, y no Sebastián. Al parecer, Miguel, mano derecha de su padre en los negocios familiares, intervino en la gestión directa de la inversión debido a su relación con Alfredo Betancourt, hijo de la empresaria Lilia López, con la que su padre comenzó a salir al poco tiempo de separarse de su madre, tras cerca de 35 años de unión. El noviazgo entre éstos terminó, pero no el contacto. De hecho, Miguel hace tan sólo unos meses decidió poner punto y final a su matrimonio con Marta González, hija del torero Dámaso González, y comenzó un noviazgo con Lilia Jimena Begoña, hija de Lilia López.

Vanitatis ha podido saber que la publicación de esta noticia ha molestado sobremanera a Sebastián y a su madre Marina, que se encuentra en Sevilla, donde ha tenido conocimiento de las informaciones publicadas. El contacto de Sebastián con su hermano Miguel y con su padre es nulo, ya que una vez se produjo el divorcio de sus padres cada uno de ellos se posicionó de una parte. No se hablan desde hace tiempo. De ahí que ahora con vinculaciones a dos presos de por medio, el asunto tome carices turbios. Sebastián Palomo se ha mostrado cauto en todo momento y no ha querido opinar sobre la relación comercial de su hermano con la jet venezolana que se ha que dado con la finca de Díez-Ferrán. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios