Logo El Confidencial
Realiza pruebas de extrema dureza

Rafa Medina, deportista extremo de día y noble de noche

Rafa Medina es una caja de sorpresas. Conocida es su exitosa trayectoria empresarial y la sangre noble que recorre por sus venas –es el actual duque

Foto: Rafael Medina, junto a un grupo de amigos en el Tourmalet (Twitter)
Rafael Medina, junto a un grupo de amigos en el Tourmalet (Twitter)

Rafa Medina es una caja de sorpresas. Es conocida su exitosa trayectoria empresarial y su papel de noble de España –es el actual duque de Feria y marqués de Villalba–. También es conocido por algunos capítulos de su vida sentimental. Pero lo que menos se conocía de él es su condición de gran deportista, especialmente subido a la bici. No nos referimos a que el domingo por la mañana se una con unos amigos a pedalear unos kilómetros, que también; Medina participa en algunas de las pruebas más duras del mundo, que están al alcance de muy pocos. 

Recientemente, el primogénito de Naty Abascal ha compartido con sus seguidores de Twitter una instantánea junto al punto final del Tourmalet, tras haber pasado por la estación de Luz-Ardiden, dos de los picos de la etapa reina de cualquier edición del Tour de Francia. “Épico día el de hoy”, comentaba Rafa como acompañamiento a la curiosa imagen.

Entre algunas de estas pruebas extremas está la Titan Desert, que la corrió el año pasado. Esta competición se realiza por el desierto del Sahara a lo largo de seis días. Está considerada como una de las competiciones de ciclismo de montaña más duras del mundo. De igual manera, participará en la próxima edición de la Cape Epic, una competición a la que sólo se puede acudir si es invitado por la organización, para lo cual debes acreditar unos registros de ‘superhombres’. Es la prueba ciclista más extrema del planeta, pensada para locos que están dispuestos a llevar su cuerpo al límite. Se corre en el Cabo Occidental de Sudáfrica durante una semana. El recorrido cubre cada año aproximadamente unos 700 kilómetros con un desnivel de 15.000 metros. Lo dicho, exclusivo para superhombres.

Para ello, Rafa Medina entrena a diario. Es fácil verle por la sierra de Madrid a lomos de su bicicleta, haciendo etapas de 2 ó 3 puertos.

Pero además de la bicicleta, el duque de Feria también se dedica a eso del running y la natación. Participa en triatlones (natación, ciclismo y correr) y ya ha corrido un media ironman, un triatlón extremo (1.900 metros de natación, 90 kilómetros de bicicleta y 21 kilómetros corriendo). También se le ha podido ver en el maratón de Nueva York, entre otros.

Su hermano, Luis, también sigue sus pasos, aunque no alcanza su nivel. Rafa ha conseguido que su hermano sintiese el gusanillo por practicar el ciclismo y ahora se ha convertido en uno de sus fieles compañeros de carretera o incluso montaña. Prueba de ello son las numerosas instantáneas que los vástagos de Naty Abascal cuelgan periódicamente en sus espacios personales de Twitter para compartir sus aventuras.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios