Logo El Confidencial
UN ACUERDO EVITA QUE TESTIFIQUEN DE TESTIGOS

Nueve meses de prisión contra el estafador que utilizó a Pablo Alborán y Mario Casas

Un pacto ha evitado que los artistas declarasen en una denuncia por estafa contra Javier Vázquez Ansorena, que acepta la condena y 10.000 euros de multa

Foto: El actor Mario Casas en una imagen de archivo (Gtres)
El actor Mario Casas en una imagen de archivo (Gtres)

Finalmente Pablo Alborán y Mario Casas no han tenido que declarar ante el juez. Un acuerdo entre la acusación y la parte defensora ha evitado que los artistas prestasen testimonio en calidad de testigos en una denuncia por estafa contra Javier Vázquez Ansorena. Este pontevedrés se hizo pasar por representante del cantante y el actor para embolsarse un total de 5.000 euros con la gestión de bolos en la discoteca de Pontevedra Carabás, que finalmente no llegaron a celebrarse. Este martes, el Juzgado de lo Penal Número 2 ha dictado contra el acusado una pena de nueve meses de prisión.

El supuesto representante de los artistas, que más tarde aseguró tramitar dichas contrataciones en calidad de “amigo”, asume la condena de nueve meses de prisión y el pago de una multa de 10.000 euros a la empresa que gestionaba la citada discoteca, tal y como ha informado La voz de Galicia. Este pacto entre ambas partes ha evitado que tanto Alborán como Casas comparecieran ante el juez como testigos vía videoconferencia, como así habían solicitado para no tener que desplazarse hasta Pontevedra y continuar con sus respectivas agendas profesionales.

El cantante Pablo Alborán en una imagen de archivo (Gtres)
El cantante Pablo Alborán en una imagen de archivo (Gtres)

Los hechos se remontan a principios de 2012, cuando el local de fiestas Carabás, muy popular entre la juventud pontevedresa, anunció la asistencia en la sala del actor para el día 7 de abril y el cantante para el 18 y 19 de mayo. Sin embargo, ni Casas ni Alborán tenían previsto dejarse caer por la discoteca y su presencia en el citado local parecía no ser más que un reclamo para atraer al gran público que ambos personajes generan. Ahora, el acusado acepta la citada condena por ‘ensuciar’ la reputación de los artistas, así como el de la sala en la que supuestamente iban a asociar su imagen.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios