Eugenia y Alejandra Fraile: de la representación al comercio justo
  1. Noticias
DE BUENA FAMILIA

Eugenia y Alejandra Fraile: de la representación al comercio justo

Hijas de Alfredo Fraile, quien fuera mánager de Julio Iglesias y asesor de hombres tan importantes como Adolfo Suárez, Berlusconi o Hassan II de Marruecos, saben lo que es emprender desde jóvenes

Foto:

Son hijas de Alfredo Fraile, quien fuera mánager de Julio Iglesias y asesor de Adolfo Suárez o Silvio Berlusconi. Sobrinas del popular periodista José María García y primas, por lo tanto, del decorador Luis García Fraile. Pero si por algo se caracterizan las hermanas Fraile es por su discreción y su capacidad emprendedora.

Comenzaron muy jóvenes fundando junto a Cari Goyanes, su amiga de toda la vida, el catering Six-Sens. Más tarde, Eugenia, la mayor, se decantó por la repostería, creando su propia empresa, Eat Me Cakes. Desde entonces, elabora exquisitos dulces y tartas temáticas para eventos particulares y corporativos. Alejandra, por su parte, tras dedicarse unos años exitosamente al sector hotelero, cambió el rumbo de su vida formándose para ser health coach, actividad que compagina con su blog de estilo de vida y bienestar basado en la gastronomía,Yomemimo.

Pero la actividad frenética de estas dos hermanas no acaba aquí, juntas crearon hace dos años Zaachila, marca mediante la cual venden vestidos bordados a mano artesanalmente en México, bolsos Wayuu y mantas peruanas de alpaca 'baby'; colaborando de esta manera con el comercio justo.

Pregunta: Zaachila nace en 2013, cuando juntas decidís empezar a vender en España productos que descubríais en vuestros viajes por Latinoamérica. ¿Cómo se os ocurrió la idea?

Respuesta: Alejandra estaba trabajando en México en los hoteles, hicimos un viaje juntas con nuestra otra hermana por la zona de Oaxaca y ¡nos volvimos locas comprando vestidos porque nos encantaron! Pasamos ese verano en Miami, que es donde viven nuestros padres, y como siempre llevábamos puesto uno y son tan vistosos, la gente nos empezó a preguntar de dónde eran, dónde los podían comprar… Así surgió la idea de venderlos nosotras y crear Zaachila.

P: Vuestros vestidos son versátiles, sirven a cualquier mujer sin importar su talla, incluso a embarazadas. Son frescos, cómodos y coloridos. Supongo que la acogida en España ha sido excepcional.

R: Buenísima, estamos encantadas. Vendemos todos los que traemos, lo que ocurre es que al estar hechos a mano por artesanas mexicanas la producción es muy limitada. Pero respetamos sus tiempos y la manera que tienen de trabajar. En un primer momento pensábamos que les podríamos encargar determinadas combinaciones de colores, hicimos un Excel con colores superpensados (reconocen entre risas) pero ellas prefieren ser libres en las combinaciones de colores y ¡aciertan siempre! Actualmente estamos creciendo y hemos pasado de trabajar con una familia de artesanas a tres, y aún así nos sigue faltando stock. Llevaremos vendidos más de 800 vestidos desde que empezamos hace dos años. ¡Es una satisfacción!

P: ¿Los vestidos que vendéis son los tradicionales mexicanos?

R: Sí, pero nosotras hemos modificado el tejido, ya que el algodón original era muy grueso. En principio solo tejían con hilo mate, nosotras hemos introducido el hilo dorado o plateado por ejemplo. Ahora estamos desarrollando nuevos diseños, con cuello de pico o los de manga larga. También vendemos en invierno mantas de alpaca 'baby’ de Perú, que son una pasada, y bolsos Wayuude Colombia.

P: ¿Cómo se tomó vuestra familia el hecho de que emprendierais desde tan jóvenes?

R: Empezamos creando el catering con Cari Goyanes, fue nuestra primera aventura empresarial. [Luego Eugenia pasó a las tartas y cupcakes; y un tiempo después Alejandra al mundo del health coach]. Nuestra familia la verdad que siempre ha fomentado que emprendiésemos. Ahora están encantados, mi madre nos ayuda todo lo que puede cuando está en España, desde atendiendo pedidos a cosiendo etiquetas.

P: Eugenia, Zaachila lo compaginas con tu empresa de tartas y cupcakes. ¿Qué es lo más bonito de tu trabajo al frente de Eat Me Cakes?

R: Realizo la mayor parte de los postres del catering Six Sens, fiestas infantiles, bodas… Pero lo más especial son las tartas personalizadas, cuando las entregó a un niño y veo esa cara de auténtica felicidad.

P: Alejandra, empezaste colgando fotos en una cuenta de Instagram y has terminado creando uno de los blogs de referencia en comida sana y bienestar…

R: Empecé en Instagram, pero como la gente me preguntaba muchas dudas y yo solo hablaba desde mi experiencia personal, decidí que lo mejor era formarme como health coach. Estudiar me ha parecido interesantísimo para poder aconsejar mejor a personas que lo necesiten, y personalmente para aplicarlo a mi vida. Además, trabajo de coach, lo cual no puede ser más gratificante. Inspirar a la gente para que se sienta mejor consigo misma y apoyarles durante todo el proceso es precioso. No creo en las dietas, a pesar de haberme pasado a dieta media vida, sino en un cambio de hábitos; en incorporar cosas más sanas a nuestras vidas y a la vez ¡en no privarnos de lo que nos apetezca sin sentirnos culpables por ello!

P: Acabas de ser madre junto a tu prometido, Fernando Chávarri, ¿qué tal la experiencia?

R: ¡Maravillosa! Explica entusiasmada. Aprendo día a día. Además, gracias a haber cuidado mi alimentación he tenido la suerte de estar fenomenal hasta el final del embarazo. Ahora alterno los cuidados de mi niña, continúo con el blog y en septiembre me reincorporaré como coach.

P: ¿Qué tal lleváis el hecho de ser hermanas y socias a la vez? ¿Muchas discusiones?

R: Hemos sido socias desde muy jóvenes y no hemos tenido ningún problema. Es perfecto porque al tener personalidades diferentes nos complementamos. [Eugenia es más relaciones públicas y Alejandra, de llevar al día la página web o las cuentas]

P: En vuestra familia hay varios rostros conocidos. Teníais un abuelo, Alfredo Fraile, director de cine, vuestro padre fue mánager de Julio Iglesias y asesor de importantes políticos como Adolfo Suárez o Berlusconi. Vuestro tío es el periodista José María García;vuestro primo, el decorador Luis García Fraile;otro primo, José María Fraile, es el novio de Ariadne Artiles…

R: Cierto, pero somos una familia muy discreta, que no nos gusta figurar en absoluto. Fíjate lo discreto que ha sido nuestro padre siempre, que cuando escribió sus memorias el año pasado nos dijo: “Ahora es cuando vais a saber cómo fue mi trabajo con Julio Iglesias”. Él nunca contaba nada.

P: Volviendo a vuestra empresa, ¿cómo resumiríais la filosofía de Zaachila?

R: Las artesanas que elaboran los vestidos provienen de familias humildes, pero muy felices. Allí se las respeta mucho y todo el dinero que ganan cosiendo es para ellas, no se las explota como en otros países. Por lo que uno de los valores de nuestra empresa es el comercio justo. También la exclusividad, atendemos mediante venta privada para poder dar a nuestras clientas un trato cercano y personal. Aunque también se pueden adquirir nuestros artículos por Internet.

P: ¿Qué tipo de clientas tenéis?

R: De todo tipo y todas las edades que imagines. Nos hace especial ilusión la gente que viene desde fuera de Madrid a probarse los vestidos, todas ellas comparten un gusto muy definido.

P: Vuestros vestidos están en los armarios de multitud de rostros conocidos…

R: La familia Goyanes al completo: Cari Lapique, Carla y Cari Goyanes, y Mini Cari, la hija pequeña de Cari, que además es nuestra modelo infantil. Gala González, Ariadne Artiles, Blanca Miróo María Chávarri también son clientas.

P: ¿A qué personaje conocido o político os gustaría ver lucir un vestido mexicano o un bolso Wayuu?

R: Nos encantan las hermanas Olsen, seguro que lo llevarían ideal. La futura mujer de Pierre Cashiragi, Beatriz Borromeo… ¡Y Tatiana Santo Domingo por su estilazo!

P: ¿Qué retos tenéis en el futuro al frente de Zaachila?

R: Queremos empezar a introducir más productos. Alguno destinado al hombre, también decoración y cosas de casa. Y abrirnos a Asia y otros mercados. ¡No parar de crecer!

De buena familia Adolfo Suárez Valores Verdad Verano Tatiana Santo Domingo Vida Trabajo
El redactor recomienda